Salte directo a la búsqueda Salte directo al listado de A-Z Salte directo a la navegación Salte directo al contenido Salte directo a las opciones de la página
Página principal

El tabaquismo y el VIH

El panorama para las personas que tienen el VIH

El tabaquismo es una amenaza seria para la salud de todo el mundo, pero es especialmente peligroso para las personas que tienen el VIH. Fumar aumenta su riesgo de sufrir enfermedades cardiacas, cáncer, enfermedades e infecciones pulmonares graves—como la neumonía—y otras enfermedades. Las personas con el VIH tienen más probabilidades de presentar estas dañinas consecuencias del tabaquismo que aquellas que no tienen el virus.1,2

Dejar de fumar puede ayudar a las personas con el VIH a tener una mejor calidad de vida y menos síntomas relacionados con el virus. Cuando usted deja de fumar, disminuye el riesgo de presentar muchas enfermedades graves, entre las que se encuentran los ataques al corazón y la neumonía.1,3

Inicio de la página

¿Qué es el VIH?

La sigla VIH significa “virus de la inmunodeficiencia humana”. Si la persona que tiene el VIH no recibe un tratamiento adecuado, puede que presente el síndrome de inmunodeficiencia adquirida o SIDA.4 En los Estados Unidos, el VIH se propaga principalmente al tener relaciones sexuales sin protección o al compartir agujas u otros artículos para inyectarse drogas (parafernalia) con alguien que tenga el virus.5

Una vez que la persona contrae el VIH, lo tendrá toda la vida. Su cuerpo no puede deshacerse del VIH.4

El VIH daña a los luchadores que tiene el cuerpo para combatir las infecciones: las células del sistema inmunitario llamadas células CD4 o células T. Con el tiempo, el VIH puede destruir muchas de estas células lo que hace que el cuerpo ya no pueda combatir las infecciones ni enfermedades. Cuando esto sucede, el VIH causa el SIDA.4

Inicio de la página

¿Cómo se relaciona el tabaquismo con el VIH?

El tabaquismo causa 1 de cada 5 muertes en los Estados Unidos al año.6 Cerca de 1 de cada 5 personas en este país fuma cigarrillos.6

Si usted tiene el VIH y fuma, tiene más probabilidades de contraer infecciones relacionadas con este virus como las siguientes:1

  • Candidosis (una infección en la boca también llamada candidiasis oral).
  • Leucoplasia vellosa (úlceras blancas en la boca).
  • Neumonía bacteriana.
  • Neumonía por Pneumocystis, una infección pulmonar peligrosa.

Las personas que tienen el VIH y fuman también tienen más probabilidades de contraer otras enfermedades graves que las que tienen el virus, pero no fuman. Estas enfermedades pueden hacer que se sienta demasiado enfermo para trabajar (discapacitado) o incluso pueden causar la muerte prematura. Entre estas se encuentran las siguientes:1

  • Epoc (enfermedad pulmonar obstructiva crónica, una enfermedad pulmonar grave que causa serios problemas para respirar, y que incluye enfisema y bronquitis crónica).
  • Enfermedades cardiacas y accidentes cerebrovasculares.
  • Cáncer de pulmón, de cabeza y cuello, cáncer de cuello uterino y del ano.

Inicio de la página

¿Cómo se puede prevenir el VIH?

Actualmente, no existe una vacuna para prevenir la infección por el VIH y tampoco hay cura para esta infección.7 Usted puede disminuir su riesgo de contraer la infección o de transmitir el virus a otras personas si toma las siguientes medidas:

  • Hágase la prueba del VIH con regularidad.4,7
  • Practique la abstinencia (es decir, no tener relaciones sexuales).7,8
  • Permanezca fiel a su esposo(a) o pareja.7,8
  • Use de manera constante los condones masculinos de látex o los condones femeninos de poliuretano.7,8
  • No comparta agujas ni otros artículos para inyectarse drogas (parafernalia).7,8
  • Limite el consumo de alcohol y no use drogas que afecten su discernimiento.8

Inicio de la página

¿Cómo se trata el VIH?

El VIH se trata con una combinación de medicamentos llamada terapia antirretroviral (TARV). Usted tiene que tomar estos medicamentos todos los días para evitar que el virus se reproduzca y destruya a los luchadores que tiene el cuerpo para combatir las infecciones (las células CD4). Esto, a su vez, ayuda a protegerlo contra enfermedades que ponen en riesgo la vida, tales como la neumonía y el cáncer.9

La TARV no puede curar el VIH, pero ayuda a que las personas con el virus tengan vidas más largas y saludables.10

Es muy importante que tome los medicamentos contra el VIH exactamente como se lo indique el médico. Si no lo hace, puede disminuir el conteo de las células CD4 y aumentar su carga viral. Si no toma los medicamentos según las instrucciones médicas, el virus puede hacerse resistente, lo que significa que los medicamentos ya no podrán ayudarlo. El tabaquismo puede limitar la eficacia de los medicamentos para combatir el VIH.1

Dígale a su médico si los medicamentos lo hacen sentirse mal. Él puede ayudarlo a controlar los efectos secundarios y a sentirse mejor. No deje de tomar sus medicamentos.11

Inicio de la página

Los beneficios de dejar de fumar

Si fuma, deje de hacerlo. Dejar de fumar tiene beneficios grandes e inmediatos para la salud de todos los consumidores de tabaco, en especial para aquellos que tienen el VIH. Dejar de fumar reduce las probabilidades de que usted presente una enfermedad, lo ayuda a sentirse mejor y mejora su calidad de vida.1

Además, manténgase alejado del humo de segunda mano, es decir, el que hay en el aire cuando otras personas fuman. El humo de segunda mano tiene efectos nocivos inmediatos en su sangre y en los vasos sanguíneos, lo cual puede aumentar el riesgo de sufrir un ataque al corazón. Las personas que ya padecen enfermedades cardiacas corren un riesgo aún más alto de tener un ataque al corazón. El humo de segunda mano también puede causar un accidente cerebrovascular o cáncer de pulmón.12

Hable con su proveedor de atención médica acerca de los programas y productos que pueden ayudarlo a dejar de fumar.

Inicio de la página

Referencias

  1. U.S. Department of Health and Human Services. AIDS.gov: HIV and Smoking [last revised 2013 Jul 5; accessed 2014 Apr 17].
  2. Helleberg M, Afzal S, Kronborg G, Larsen CS, Pedersen G, Pedersen C, Gerstoft J, Nordestgaard BG, Obel N. Mortality Attributable to Smoking Among HIV-1-Infected Individuals: A Nationwide, Population-Based Cohort Study. Clinical Infectious Diseases 2013;56(5):727–34 [accessed Apr 17].
  3. Petoumenos K, Worm S, Reiss P, de Wit S, d'Arminio Monforte A, Sabin C, Friis-Møller N, Weber R, Mercie P, Pradier C, El-Sadr W, Kirk O, Lundgren J, Law M; D:A:D Study Group. Rates of Cardiovascular Disease Following Smoking Cessation in Patients With HIV Infection: Results From the D:A:D Study. HIV Medicine. 2011;12(7):412–21 [accessed Apr 17].
  4. Centers for Disease Control and Prevention. About HIV: What Is HIV? [last updated 2014 Feb 12; accessed 2014 Apr 17].
  5. Centers for Disease Control and Prevention. HIV Transmission [last updated 2014 Feb 12; accessed 2014 Apr 17].
  6. Centers for Disease Control and Prevention. Adult Cigarette Smoking in the United States: Current Estimates [last updated 2014 Feb 14; accessed 2014 Apr 17].
  7. National Institute of Allergy and Infectious Diseases. HIV/AIDS: Prevention [last updated 2009 Apr 28; accessed 2014 Apr 17].
  8. Centers for Disease Control and Prevention. HIV Prevention [last updated 2014 Mar 4; accessed 2014 Apr 17].
  9. National Institutes of Health. HIV Treatment: The Basics [last updated 2013 Sept 29; accessed 2014 Apr 17].
  10. National Institutes of Health. HIV/AIDS: The Basics [last reviewed 2013 Sept 27; accessed 2014 Apr 17].
  11. Centers for Disease Control and Prevention. Act Against AIDS: Living with HIV [last updated 2013 Nov 20; accessed 2014 Apr 17].
  12. Centers for Disease Control and Prevention. Health Effects of Secondhand Smoke [last updated 2014 Mar 5; accessed 2014 Apr 17].



Brian

Brian superó graves problemas de salud relacionados con el VIH, pero casi perdió la vida por fumar cigarrillos.

"Fumar es algo que puedes controlar. Puedes dejar de hacerlo. Y por tu vida vale la pena dejar de fumar", dice Brian.


Ícono de enlaces externosLos enlaces a organizaciones no federales se ofrecen solamente como un servicio a nuestros usuarios. Estos enlaces no constituyen un respaldo de los CDC ni del gobierno federal a estas organizaciones o a sus programas, ni debe inferirse respaldo alguno. Los CDC no se hacen responsables por el contenido de las páginas web de organizaciones individuales que pueda encontrar en estos enlaces.


¡Estoy listo para dejar de fumar! Recursos gratuitos.
Contáctenos:
  • Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades,
    Oficina de Tabaquismo y Salud
    4770 Buford Highway
    MS F-79
    Atlanta, Georgia 30341-3717
  • 800-CDC-INFO
    (800-232-4636)
    Línea TTY: (888) 232-6348
  • tobaccomediacampaign
    @cdc.gov
  • Esta página fue revisada el 30 de junio del 2014
  • Esta página fue modificada el 30 de junio del 2014
  • Versión en español aprobada por CDC Multilingual Services - Order #247071
  • Fuente del contenido: Oficina de Tabaquismo y Salud, Centro Nacional para la Prevención de Enfermedades Crónicas y Promoción de la Salud, Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades
GobiernoUSA.gov, el portal oficial del Gobierno de los EE.UU. en españolDepartamento de Salud y Servicios Humanos
Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades   1600 Clifton Rd. Atlanta, GA 30333, USA
800-CDC-INFO (800-232-4636) Línea TTY: (888) 232-6348 Comuníquese con CDC–INFO
Índice A-Z
  1. A
  2. B
  3. C
  4. D
  5. E
  6. F
  7. G
  8. H
  9. I
  10. J
  11. K
  12. L
  13. M
  14. N
  15. Ñ
  16. O
  17. P
  18. Q
  19. R
  20. S
  21. T
  22. U
  23. V
  24. W
  25. X
  26. Y
  27. Z