Vacunas a los 11-12 años

Niños de 11 a 12 años.
info circle icon

Los CDC recomiendan la vacunación contra el COVID-19 para todas las personas de 12 años y mayores con el fin de ayudar a proteger contra esta enfermedad.

¿Qué vacunas le pondrán a mi hijo?

Entre los 11 y los 12 años, su hijo preadolescente debería aplicarse las vacunas que se recomiendan de manera rutinaria para protegerlo contra las siguientes enfermedades:

A los 12 años, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) recomiendan la vacunación contra el COVID-19 para ayudar a proteger contra esta enfermedad (dos dosis de la vacuna). La vacuna contra el COVID-19 y otras vacunas pueden administrarse al niño el mismo día.

¿Por qué necesita mi hijo vacunarse ahora?

  • Para protegerse contra infecciones que pueden enfermar a los adolescentes, lo cual incluye la protección contra infecciones donde el riesgo de exposición aumenta a medida que los adolescentes van creciendo
  • Para extender la protección contra las enfermedades de la niñez, ya que la protección de las vacunas de la infancia se va debilitando

¿Cuándo debería vacunar a mi hijo?

Un buen momento para que le pongan las vacunas de rutina es durante el chequeo médico anual.

También se las pueden poner durante un chequeo físico requerido para hacer deportes, ir a la escuela o ir a un campamento. Pregúntele al médico o al personal de enfermería si hay alguna vacuna que su hijo podría necesitar.

Los niños de 12 años y mayores deben vacunarse contra el COVID-19. Si a su hijo todavía no le han puesto la vacuna, hable con su médico sobre vacunarlo lo antes posible.

alert icon

Alergias: es muy importante que le diga al médico o al personal de enfermería si su hijo tiene alguna alergia grave, como las alergias a la levadura, al látex o a los huevos de gallina, antes de que le pongan alguna vacuna.

Después de la vacunación

Después de la vacunación, su hijo preadolescente podría presentar…

  • Enrojecimiento y dolor: use una compresa fría y húmeda para ayudar a reducir el enrojecimiento, el dolor o la inflamación en el sitio de la inyección.
  • Desmayos después de recibir una vacuna inyectable: aunque es raro, desmayarse después de una vacuna es más común entre los adolescentes. Para ayudar a prevenir los desmayos, puede permanecer sentado o acostado mientras le ponen la inyección y luego durante otros 15 minutos después de que se la pongan.

Los efectos secundarios graves son raros. Para saber más sobre los posibles efectos secundarios, lea las hojas informativas sobre las vacunas.

Siga el calendario de vacunación

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, la Academia Estadounidense de Médicos de Familia y la Academia Estadounidense de Pediatría recomiendan enfáticamente que los niños reciban todas las vacunas de acuerdo con el calendario de vacunación recomendado.

Esta página fue revisada: el 9 de julio del 2021