Mensajes de seguridad para mujeres embarazadas, en etapa de posparto y las que están amamantando durante desastres naturales y tiempo severo

Los desastres naturales como los huracanes, los tornados, las inundaciones, y los incendios forestales pueden causar miedo y ser estresantes, especialmente si usted está embarazada o tiene un bebé. Aprenda a prepararse usando esta lista de cosas que puede hacer antes, durante y después de un desastre natural para protegerse y proteger a sus seres queridos.

Cómo prepararse para un desastre
Los suministros de emergencia en un desastre
  • Si está embarazada, hable con su proveedor de atención médica sobre cómo conseguir atención médica si hay un desastre natural. Su médico puede ayudarla a hacer un plan que diga adónde puede ir para recibir atención prenatal si el consultorio de su médico tiene que cerrar, y adónde puede ir para dar a luz de manera segura si no puede llegar a un hospital. Es importante saber cuáles son los signos, incluso los del trabajo de parto prematuro.
  • Si tuviera que irse de su casa, sepa dónde refugiarse. Busque los refugios cerca de usted que estén abiertos enviando un mensaje de texto que diga SHELTER y su código POSTAL al 43362. Ejemplo: Refugio 01234.
    • Esté preparada para salir rápidamente y tenga listo un kit con artículos importantes. Empaque artículos y suministros esenciales, como sus medicamentos recetados y no recetados, vitaminas prenatales y una copia de sus registros médicos, e información del seguro.
  • Tenga un suministro de medicamentos recetados para un mínimo de 14 días. Pregúntele a su proveedor de atención médica si puede obtener un surtido de emergencia de medicamentos recetados para 30 días (o más). Algunos estados permiten la cobertura de surtidos de medicamentos recetados adicionales durante una emergencia, pero las leyes varían según el estado. Infórmese más sobre las leyes sobre medicamentos recetados durante emergencias en su estado.
  • Si tiene un bebé, planifique con suficiente tiempo para ayudarlo a dormir de manera segura si tienen que irse de su casa. Su bebé está más seguro cuando duerme boca arriba en su propio espacio para dormir (p. ej., una cuna portátil o un moisés), sin almohadas, mantas o juguetes. Obtenga más información sobre lo que puede hacer para ayudar a los bebés a dormir de manera segura.
  • Abastézcase de refrigerios saludables bajos en sodio y de agua embotellada para satisfacer sus necesidades nutricionales y mantenerse hidratada.
  • Cuide su salud emocional y ponga en práctica un manejo saludable del estrés. El estrés puede causar problemas, como tener el bebé antes de lo previsto o que el bebé tenga bajo peso al nacer. Hacer actividad física, descansar lo suficiente y beber suficiente agua puede ayudar a reducir el estrés. Pida ayuda si se siente abrumada o está estresada.

Infórmese más sobre la planificación en casos de desastre para las mujeres embarazadas, en etapa de posparto y las que están amamantando.

Durante y después de un desastre natural

Durante y después de un desastre, usted podría tener emociones fuertes. Comunicarse con su familia, sus amigos y otras personas de su comunidad puede ayudarla a sobrellevar un desastre natural. Cuídese a sí misma y mutuamente con los demás. Sepa cuándo y cómo obtener ayuda.

Mujeres embarazadas
La mujer embarazada en un huracán
  • Durante un desastre natural, tal vez tenga que quedarse en un refugio o en una vivienda temporal. Si va a un refugio, dígale al personal que está embarazada para que puedan ayudarla.
  • Es importante que reciba atención médica de inmediato si tiene signos de trabajo de parto. Llame a su médico o al 911, o vaya al hospital inmediatamente si es seguro salir. Si está en un refugio, informe al personal acerca de sus síntomas lo antes posible.
  • Cuando sea seguro hacerlo, haga una cita para continuar la atención prenatal, aun cuando no sea con su médico habitual.
    • Póngase sus vacunas, como la vacuna contra la influenza. La vacunación ayuda a proteger a las mujeres durante el embarazo y protege al bebé por varios meses después de su nacimiento. Los CDC recomiendan ponerse las vacunas contra la tosferina y la influenza durante el embarazo para protegerla a usted y a su bebé en gestación de enfermedades graves.
  • Si se enferma, comuníquese con un proveedor de atención médica de inmediato.
    • Explíquele que está embarazada o que cree que puede estarlo.
    • Algunas infecciones podrían afectar al bebé que está en gestación. Mientras más rápido consiga la atención que necesita, mejor será.
    • Mientras esté enferma, beba mucha agua limpia y siga las recomendaciones de su proveedor de atención médica.
  • Antes de comenzar a tomar cualquier medicamento nuevo, incluso los medicamentos que se pueden comprar en la tienda, hable con un proveedor de atención médica.
    • Asegúrese de decirle al médico o enfermera que está embarazada o que podría estarlo.
    • Algunos medicamentos no son buenos para las mujeres que están embarazadas, mientras que otros no presentan problemas.
    • Continúe tomando su suplemento multivitamínico con 400 microgramos de ácido fólico todos los días ya que la ayudarán a usted y a su bebé en gestación a mantener la buena salud.
    • Si ya está tomando otro medicamento, hable con el proveedor de atención médica antes de dejar de tomarlo o de tomar uno nuevo.
  • Tome estas medidas para prevenir las picaduras de mosquitos a fin de reducir el riesgo de contraer enfermedades transmitidas por estos insectos.
    • Cúbrase con camisas de manga larga y pantalones largos.
    • Permanezca y duerma en lugares que tengan aire acondicionado o una malla o tela metálica en las puertas y las ventanas.
    • Use repelentes de insectos registrados en la Agencia de Protección Ambiental (EPA) con alguno de los siguientes ingredientes activos escrito en la etiqueta: DEET; picaridina; IR3535; aceite de eucalipto de limón, para-mentano-diol, o 2-undecanona.
    • Una vez por semana, vacíe y restriegue, deles vuelta, cubra o bote los objetos que contengan agua, como botes de basura, llantas, baldes, juguetes, maceteros, macetas, fuentes de aves o piscinas.
Madres de recién nacidos y mujeres en etapa de posparto
Madre llorando mientras sostiene a un niño
  • Después de dar a luz y mientras esté amamantando, preste atención especial al cuidado de su cuerpo: beba mucha agua limpia y descanse con la mayor frecuencia posible.
  • Hágase un chequeo de posparto dentro de las 6 semanas de haber dado a luz, incluso si no es con su médico habitual.
  • Póngase las vacunas correspondientes, como la vacuna contra la influenza, si no la recibió durante la actual temporada de influenza.
  • Vea a un proveedor de atención médica para los chequeos de rutina del bebé, incluso si no es el médico habitual del bebé.
  • Vea a un médico u otro proveedor de atención médica si le preocupa un problema de salud, incluso si no es el médico habitual del bebé.
  • Puede presentar depresión durante o después del embarazo; sin embargo, se puede tratar y la mayoría de las mujeres mejora con el tratamiento. Si cree que tiene depresión, hable con su proveedor de atención médica lo antes posible. Infórmese más sobre la depresión materna.
  • Si no está lista para quedar embarazada nuevamente, puede pedir un suministro suficiente para varios meses de píldoras, parches o anillos anticonceptivos, o considerar la posibilidad de usar un método anticonceptivo cuyo efecto dure varios meses (como la inyección anticonceptiva). También puede pedir un método de acción más duradera, como los dispositivos intrauterinos (DIU) y los implantes intrauterinos, cuyo efecto puede durar de 3 a 10 años, dependiendo del dispositivo. Hable con un proveedor de atención médica sobre cuál método anticonceptivo es adecuado para usted.
Madres que están amamantando/alimentación de los bebés
la lactancia materna mujer en un desastre
  • Si usted amamanta, continúe haciéndolo. Amamantar sigue siendo la mejor opción de alimentación para el bebé en situaciones de desastre natural. Amamantar es la mejor fuente de nutrición para la mayoría de los bebés. También puede reducir el riesgo de ciertas afecciones tanto para el bebé como para la madre. Infórmese más sobre cómo alimentar a su niño pequeño de manera segura durante una emergencia.
  • Si le da fórmula al bebé use fórmula ya preparada, si es posible. Use agua embotellada para preparar fórmula en polvo o concentrada. Si no hay agua embotellada disponible, hierva agua por 1 minuto y deje que se enfríe antes de mezclar la fórmula.
  • Lávese las manos antes de preparar la fórmula y antes de alimentar al bebé. Si no hay agua y jabón disponibles para lavarse las manos, puede usar un desinfectante de manos a base de alcohol.
  • Siempre lave los artículos para alimentar al bebé con agua embotellada, hervida o tratada y con jabón antes de cada uso. Si no puede lavarlos de manera segura, los niños pueden tomar sorbos de leche de una taza desechable si hubiera una disponible. Bote las tetinas (nipples) de los biberones o los chupetes que hayan estado en contacto con el agua de inundación.
Seguridad después del desastre
Rescate barco de la familia de rescate de la tripulación y los animales domésticos en una inundación
  • Si está embarazada o tiene un bebé recién nacido, evite hacer trabajos que requieran un gran esfuerzo físico o las tareas de limpieza después de un desastre.
  • Si su casa ha sido afectada por inundaciones, es posible que haya moho.
  • Si está embarazada o tiene un bebé pequeño, evite entrar a una edificación con daños causados por el moho. Infórmese más sobre la exposición al moho después de desastres naturales.
  • Después de una tormenta o una gran inundación, evite tocar el agua de la inundación o caminar por ella.
    • Si la toca, asegúrese de usar agua limpia y jabón para lavarse las partes del cuerpo que hayan tocado el agua.
    • No trague agua de inundación y tenga cuidado de que no se le meta en la boca.
    • Si se siente enferma de alguna manera, hable con un médico o proveedor de atención médica de inmediato.
    • Acuérdese de explicarle que está embarazada o cree que podría estar embarazada o ha estado embarazada en el último año.
  • Después de un incendio forestal, evite respirar el humo o los vapores que salen de los edificios o casas recién incendiados. Si tiene un bebé, manténgalo alejado de las áreas donde haya humo o vapores y, si es posible, quédense en lugares cerrados. Infórmese más sobre cómo prepararse para un incendio forestal y cómo mantenerse segura durante o después de él.
  • Para prevenir el envenenamiento por monóxido de carbono, no use generadores (plantas eléctricas), calentadores de queroseno, parrillas o estufas de campamento adentro de la casa. El monóxido de carbono es un gas que no tiene olor ni color. Es un producto tóxico que puede afectarla a usted, o afectar a su bebé o a cualquier persona. Si lo respira, puede hacer que se enferme gravemente. Puede incluso causarle la muerte. Infórmese más sobre cómo prevenir la exposición al monóxido de carbono.
Esta página fue revisada el: 2 de noviembre de 2020