Saltar directamente a búsqueda Saltar directamente al índice A-Z de los CDC Saltar directamente al menú de navegación Saltar directamente a la página de opciones Saltar directamente al contenido del sitio

El tratamiento del VIH

¿Qué es el tratamiento del VIH?

Foto de un medico dando medicamentos a una paciente.

El tratamiento del VIH implica tomar medicamentos que hacen más lento el avance del virus en el cuerpo. El VIH es un tipo de virus que se llama retrovirus, y la combinación de medicamentos que se usa para el tratamiento se llama terapia antirretroviral (TARV o TAR).

Aunque todavía no existe una cura para el VIH, la terapia antirretroviral lo puede mantener sano por muchos años, ya que reduce la cantidad de virus (o la carga viral) en la sangre y los líquidos corporales. Se recomienda esta terapia para todas las personas que tienen el VIH, independientemente de la cantidad de tiempo que lo hayan tenido o de lo sanas que estén. Cuando se toma según las indicaciones, la terapia antirretroviral también reduce las probabilidades de transmitir el VIH a otras personas.

Generalmente es una combinación de 3 o más medicamentos que da la mayor probabilidad de reducir la cantidad de VIH en el cuerpo. Pregúntele a su proveedor de atención médica acerca de la probabilidad de tomar varios medicamentos combinados en 1 pastilla.

Si los medicamentos para el VIH que toma no están funcionando adecuadamente, su proveedor de atención médica podría cambiarle la receta. No es poco común que se hagan cambios porque el mismo tratamiento no actúa en todos de la misma manera.

Dígale a su proveedor de atención médica y a su farmacéutico sobre las afecciones que tenga y los otros medicamentos que tome. Además, si usted o su pareja está embarazada o está considerando quedar embarazada, hable con su proveedor de atención médica para determinar el tipo adecuado de TARV que puede reducir significativamente el riesgo de transmitirle el VIH al bebé.

¿Dónde puedo encontrar un proveedor de atención médica para el VIH?

Los proveedores médicos del Programa de VIH/SIDA Ryan White proporcionan atención médica y tratamiento para el VIH en todos los Estados Unidos. El Programa de VIH/SIDA Ryan White ofrece atención médica primaria para el VIH, medicamentos y servicios de apoyo esenciales a las personas de bajos recursos que tienen el VIH.

¿Cuándo debo comenzar el tratamiento?

Las directrices para el tratamiento, del Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos, recomiendan que las personas que tienen el VIH comiencen la terapia antirretroviral (TARV) lo antes posible después de su diagnóstico. Comenzar la TARV hace más lento el avance del VIH y puede mantenerlo a usted sano por muchos años.

Si demora el tratamiento, el virus continuará causando daño al sistema inmunitario y lo pondrá a usted en mayor riesgo de tener SIDA más adelante, el cual puede ser mortal.

Siga su plan de tratamiento exactamente como se lo haya recetado el proveedor de atención médica. Los medicamentos deben tomarse a determinadas horas del día, con o sin ciertos tipos de alimento. Si tiene preguntas sobre cuándo y cómo tomarlos, hable con su proveedor de atención médica o con su farmacéutico.

¿Causan efectos secundarios los medicamentos para el VIH?

Al igual que la mayoría de los medicamentos, la terapia antirretroviral (TARV) puede causar efectos secundarios. Sin embargo, no todas las personas que toman TARV tendrán efectos secundarios.

Algunos de los efectos secundarios comunes de la TARV que podría presentar son los siguientes:

  • náuseas y vómitos,
  • diarrea,
  • dificultad para dormir,
  • sequedad de boca,
  • dolor de cabeza,
  • sarpullido,
  • mareos,
  • fatiga, y
  • dolor.

Comuníquese con su proveedor de atención médica o con su farmacéutico inmediatamente si comienza a tener problemas o si el tratamiento hace que se sienta mal. Su proveedor de atención médica puede recetarle medicamentos para ayudar a controlar los efectos secundarios o podría decidir cambiar su plan de tratamiento.

¿Qué debo hacer si me salto una dosis del medicamento para el VIH?

Tomar los medicamentos para el VIH exactamente como se lo diga su proveedor de atención médica ayudará a que mantenga baja la carga viral y alto el recuento de células CD4. Si se salta dosis, aunque sea de vez en cuando, le da al VIH la oportunidad de reproducirse rápidamente. Esto puede debilitar su sistema inmunitario y hacer que se enferme.

Hable con su proveedor de atención médica si se saltó alguna dosis. En la mayoría de los casos, cuando se dé cuenta de que no tomó una dosis, deberá tomarla cuanto antes y seguir con la próxima dosis en su horario habitual (a menos que su farmacéutico o proveedor de atención médica le digan algo distinto).

Si se da cuenta de que se olvida de muchas dosis, hable con su proveedor de atención médica o farmacéutico sobre cómo puede hacer para acordarse de tomar los medicamentos. Usted y su proveedor de atención médica pueden incluso decidir cambiar el régimen de tratamiento para que se ajuste a sus necesidades médicas y circunstancias de vida, que pueden cambiar con el tiempo.

¿Debo seguir tomando mis medicamentos para el VIH si mi carga viral es indetectable?

Sí. Si su carga viral se reduce después de comenzar con la terapia antirretroviral, eso significa que el tratamiento está funcionando y que debe seguir tomando los medicamentos, tal como se los recetaron. Si su carga viral se mantiene indetectable, usted puede mantenerse sano y no tiene efectivamente ningún riesgo de transmitirle el VIH a una pareja VIH negativa a través de las relaciones sexuales.

¿Cuáles son los beneficios de tomar los medicamentos para el VIH todos los días, tal como me los hayan recetado?

Seguir el tratamiento para el VIH le ofrece muchos beneficios. Entre ellos:

  • Permite que los medicamentos para el VIH reduzcan la cantidad de virus en su cuerpo. Si se salta dosis de los medicamentos, aunque sea de vez en cuando, le da al VIH la oportunidad de reproducirse rápidamente. Mantener la cantidad de virus que tiene en la sangre lo más baja posible es la mejor manera de protegerse la salud.
  • Ayuda a que mantenga el sistema inmunitario más fuerte y con más capacidad para luchar contra las infecciones.
  • Reduce el riesgo de pasarle el VIH a otras personas. Si usted toma los medicamentos para el VIH según las indicaciones y logra y mantiene una carga viral indetectable, no tiene efectivamente ningún riesgo de transmitirle el virus a una pareja VIH negativa a través de las relaciones sexuales.
  • Ayuda a prevenir la resistencia a los medicamentos. La resistencia a los medicamentos se produce cuando el virus cambia de forma (sufre una mutación) y ya no responde a ciertos medicamentos para el VIH. Esto limita las opciones para el tratamiento eficaz contra el VIH. Las cepas del VIH que son resistentes a los medicamentos también se pueden transmitir a los demás.

¿Cuáles son algunas de las dificultades que podría tener al tomar mis medicamentos?

Seguir el plan de tratamiento para el VIH puede ser difícil. Por esa razón, es importante que entienda algunas de las dificultades que podría encontrar y que piense, antes de que se presenten, cómo las podría resolver:

  • Tener problemas para tomar medicamentos, como dificultad para tragar pastillas, puede hacer que seguir el tratamiento sea un desafío. Su proveedor de atención médica puede ofrecerle consejos e ideas de cómo abordar estos problemas.
  • Los efectos secundarios de los medicamentos como, por ejemplo, las náuseas o la diarrea, pueden hacer que las personas no quieran tomarlos. Hable con su proveedor de atención médica. Hay otros medicamentos u otras formas de apoyo, como la consejería nutricional para asegurarse de estar recibiendo nutrientes importantes, que pueden ayudar con los efectos secundarios más comunes.
  • Horarios ajetreados. El trabajo fuera de la casa y los viajes pueden hacer que sea fácil olvidarse de tomar las pastillas. Planificar por adelantado puede ayudar. Otra posibilidad es tener medicamentos extra en el trabajo o en el auto para cuando se olvide de tomarlos en su casa. Pero hable con su proveedor de atención médica; las temperaturas extremas afectan a algunos medicamentos y no siempre será posible tenerlos en el trabajo.
  • Estar enfermo o deprimido. Cómo se sienta mental y físicamente puede afectar su voluntad de apegarse a su plan de tratamiento. Nuevamente, su proveedor de atención médica es una importante fuente de información donde conseguir ayuda.
  • Consumo de alcohol o drogas. Si consumir sustancias interfiere con su capacidad de mantenerse sano, quizás sea hora de buscar ayuda para dejar de consumirlas o para manejar su consumo mejor.
  • Fatiga al tratamiento. Algunas personas encuentran que con el tiempo se les hace más difícil apegarse a su plan de tratamiento. Cada vez que vea a su proveedor de atención médica, asegúrese de hablarle sobre su plan de tratamiento y si lo está siguiendo.

Dígale de inmediato si tiene dificultad para seguirlo. Juntos pueden identificar las razones por las cuales se está saltando las dosis de los medicamentos y hacer un plan para abordarlas. Unirse a un grupo de apoyo, o contar con el apoyo de familiares o amigos, puede ayudarlo a seguir el plan de tratamiento.

También puede ver en el sitio web de la campaña El tratamiento del VIH es efectivo de la iniciativa Actúa contra el SIDA de los CDC las historias y los testimonios de otras personas con el VIH sobre cómo hacen para apegarse a sus planes de cuidado y tratamiento.

Contenido y actualizaciones a cargo de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de los EE. UU. Consulte las directrices de uso y el descargo de responsabilidad de nuestro sistema.

Fuente del contenido: Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, traducido por CDC Multilingual Services #296603.

TOP