Compartir los resultados de su prueba

Compartir los resultados de su prueba

Si mis resultados son positivos, ¿se lo debería decir a los demás?

icon of people talking

Es importante que se lo diga a sus parejas sexuales o personas con quienes comparte agujas. La decisión de compartir sus resultados con otras personas es suya.

Las parejas

Es importante que les diga a sus parejas sexuales o personas con quienes comparte agujas que tiene el VIH, aunque se sienta incómodo haciéndolo. Hablar entre ustedes sobre su resultado les permitirá tomar medidas para mantenerse sanos los dos. Mientras más práctica tenga en decir que tiene el VIH, más fácil se hará.

La familia y los amigos

En la mayoría de los casos, su familia y sus amigos no sabrán sus resultados o si usted tiene el VIH, a menos que usted se los diga. Aunque comunicarles a su familia y a sus amigos que usted tiene el VIH puede parecer difícil, es importante que sepa que trae muchos beneficios: ellos pueden ser una importante fuente de apoyo para manejar la infección por VIH. Adicionalmente, según muestran los estudios, las personas que divulgan que tienen el VIH responden mejor al tratamiento que aquellas que no lo hacen.

Los empleadores

En la mayoría de los casos, su empleador no sabrá que usted tiene el VIH a menos que usted se lo diga. Sin embargo, sí tendrá derecho de preguntarle a usted si tiene alguna afección que podría afectar su capacidad de hacer su trabajo o suponer un riesgo grave para los demás. (Un ejemplo podría ser un profesional de atención médica, como un cirujano, que hace procedimientos en los que existe el riesgo de intercambio de sangre u otros líquidos corporales).

Si usted tiene seguro médico a través de su empleador, esta compañía no puede, por ley, decirle a su empleador que usted tiene el VIH. Sin embargo, es posible que su empleador se entere en el caso de que la compañía de seguro le proporcione información detallada sobre los beneficios que paga o los costos del seguro.

Todas las personas con el VIH están cubiertas en virtud de la Ley sobre Estadounidenses con Discapacidades. Esto significa que su empleador no puede discriminarlo por tener el VIH, siempre y cuando usted pueda hacer su trabajo.

Obtenga más información sobre cómo decírselo a los demás.