Cómo decirles a otros

¿Estoy obligado por ley a decirles a los demás que tengo el VIH?

Telling Others

Aunque la divulgación a otras personas de que usted tiene el VIH puede ser incómodo, hacerlo lo protege a usted desde un punto de vista legal y permite que las otras personas tomen decisiones para protegerse y les da tranquilidad mental. En algunos estados, hay leyes que exigen que les diga a sus parejas sexuales y a las personas con quienes se inyecta drogas que usted tiene el VIH.

Los proveedores de atención médica y los proveedores de otros servicios relativos al VIH necesitan saberlo para poder apoyarlo a usted y para asegurarse de que tenga acceso a los servicios de atención médica que necesita. Divulgar que tiene el VIH también protege a su proveedor de atención médica. Aunque los proveedores de atención médica toman precauciones, como usar guantes para evitar entrar en contacto directo con la sangre de los pacientes, informarles que usted tiene el VIH les recordará que deben tener mucho cuidado y que tomen precauciones.

Sus parejas sexuales y las personas con quienes se inyecta drogas necesitan saberlo para protegerse la salud. Decirles a sus parejas nuevas que usted tiene el VIH antes de tener relaciones sexuales con ellas o antes de inyectarse drogas juntos les permite a ellas tomar decisiones que pueden protegerles la salud o que pueden darles tranquilidad mental adicional, como tomar la PrEP o la PEP y usar condones con constancia y de la manera correcta.

No es necesario que informe a su empleador. Sin embargo, si necesita tomarse licencias prolongadas o hacer cambios en su horario, es posible que se lo quiera decir. Por ley, su divulgación es confidencial.

Los siguientes recursos pueden proveer más información sobre la divulgación a otras personas de que usted tiene el VIH:

¿Cómo les digo a mis parejas que podrían haber estado expuestas al VIH?

Si a usted le han diagnosticado la infección por el VIH u otra enfermedad de transmisión sexual (ETS), como sífilis, gonorrea o clamidia, es muy importante que les diga a sus parejas sexuales actuales y anteriores y a las personas con quienes se haya inyectado drogas que es posible que hayan estado expuestas. Al informar a sus parejas que usted tiene el VIH les indica que se deben hacer la prueba del VIH. Estas conversaciones pueden ser difíciles porque es posible que usted se haya infectado a través de una de ellas o que usted haya infectado a una o más de ellas sin saberlo.

Hay unas cuantas maneras de informar a sus parejas:

  • Usted informa a sus parejas.
  • El Departamento de Salud informa a sus parejas; este servicio a veces recibe el nombre de “servicios de notificación a las parejas” (o Partner Services, en inglés).
  • Usted y el personal del departamento de salud trabajan juntos para informar a sus parejas.

Mediante los servicios de notificación a las parejas, el personal del departamento de salud notifica a sus parejas actuales y anteriores o a las personas con quienes se haya inyectado drogas que podrían haber estado expuestas al VIH u otra ETS y les proporcionan pruebas, consejería y remisiones a otros servicios.

Los programas de servicios de notificación a las parejas están disponibles a través de los departamentos de salud y algunos consultorios o centros médicos. Su proveedor de atención médica, trabajador social, administrador de casos, guía de pacientes (patient navigator) o sitio de pruebas del VIH puede ayudar a ponerlo en contacto con un programa de servicios de notificación a las parejas.

¿Debería decirles a mi familia y a mis amigos que tengo el VIH?

Decirles a ciertos miembros de su familia y a ciertos amigos que usted tiene el VIH implica beneficios tanto emocionales como prácticos. Tener a alguien de confianza con quien hablar puede ayudarlo a afrontar el diagnóstico de infección por el VIH. Estas personas también pueden apoyarlo con los asuntos de más largo plazo relacionadas con el tratamiento y con la divulgación a otras personas. Al confiar esta información a otras personas les permitirá hablar por usted en caso de emergencia y ayudarlo a navegar el sistema médico. No pase por alto la experiencia de las personas que usted conoce. Muchas han tenido estas conversaciones difíciles y pueden ayudarlo a preparar lo que va a decir.

Algunas frases que ayudan a iniciar la conversación para decir que usted tiene el VIH incluyen:

  • Hay algo que quiero decirte: tengo el VIH. ¿Alguna vez has conocido a alguien que tuviera el VIH?
  • Hace más o menos un año, me enteré de que era VIH positivo. Desde entonces he estado tomando medicamentos y me siento bien.
Esta página fue revisada el: 26 de septiembre de 2019