Hacerse la prueba

Hacerse la prueba

¿Debería hacerme la prueba del VIH?

Should I get tested for HIV?

Los CDC recomiendan que todas las personas entre los 13 y 64 años se hagan la prueba del VIH al menos una vez.

Las personas con mayor riesgo se la deberían hacer más frecuentemente. Si la última vez que se hizo la prueba el resultado le dio negativo, ha pasado más de un año desde que se la hizo y puede responder “sí” a cualquiera de las siguientes preguntas, entonces debería hacerse la prueba del VIH lo antes posible:

  • ¿Es hombre y ha tenido relaciones sexuales con otro hombre?
  • ¿Ha tenido relaciones sexuales —anales o vaginales— con alguien que tiene el VIH?
  • ¿Ha tenido más de una pareja sexual desde que se hizo la última prueba del VIH?
  • ¿Se ha inyectado drogas y compartido agujas, jeringas u otro implemento de inyección de drogas (por ejemplo, el calentador) con otra persona?
  • ¿Ha intercambiado sexo por drogas o dinero?
  • ¿Le han diagnosticado o tratado otra enfermedad de transmisión sexual?
  • ¿Le han diagnosticado hepatitis o tuberculosis, o ha recibido tratamiento para esas enfermedades?
  • ¿Ha tenido relaciones sexuales con otra persona que podría responder “sí” a cualquiera de las preguntas anteriores, o cuyos antecedentes sexuales no conozca?

Debería hacerse la prueba al menos una vez al año si sigue haciendo cualquiera de estas cosas. En el caso de los hombres gais y bisexuales sexualmente activos, hacerse la prueba con mayor frecuencia (por ejemplo, cada 3 a 6 meses) podría ser beneficioso.

Si está embarazada, hable con su proveedor de atención médica acerca de hacerse la prueba del VIH y de otras maneras de protegerse y proteger a su bebé para no contraer el VIH.

Antes de tener relaciones sexuales por primera vez con una pareja nueva, usted y esa persona deberían hablar sobre sus antecedentes sexuales y de consumo de drogas, decirse si tienen el VIH y considerar hacerse la prueba y obtener los resultados.

No creo que mi riesgo sea alto. ¿Por qué debería hacerme la prueba?

Los CDC recomiendan que todas las personas de entre 13 y 64 años se hagan la prueba del VIH al menos una vez como parte de su atención médica de rutina y que se la hagan con mayor frecuencia si hacen cosas que podrían aumentar su riesgo de contraer el VIH.

Aunque usted esté en una relación monógama (o sea, que usted y su pareja solo tienen relaciones sexuales el uno con el otro), debería averiguar con toda seguridad si usted o su pareja tienen el VIH.

Sandra nos dice por qué está #haciéndolo y la importancia de hacerse la prueba del VIH en la comunidad Latina.

Estoy embarazada. ¿Por qué debería hacerme la prueba?

Todas las mujeres embarazadas se deben hacer la prueba del VIH para que puedan comenzar el tratamiento en caso de ser VIH positivas. Si una mujer recibe tratamiento contra el VIH desde una etapa temprana del embarazo, el riesgo de que se lo transmita al bebé es extremadamente bajo (1% o menos). La realización de la prueba en las mujeres embarazadas y el tratamiento en aquellas que tienen el VIH ha llevado a una gran reducción en la cantidad de niños que nacen con la infección por el VIH.

El tratamiento durante el embarazo tiene mayor eficacia cuando se comienza lo antes posible. No obstante, el tratamiento preventivo ofrece importantes beneficios para la salud, incluso cuando se comienza durante el parto o poco tiempo después del nacimiento del bebé.

¿De qué manera me ayuda hacerme la prueba del VIH?

Saber si tiene el VIH le da información importante para que usted y su pareja se mantengan sanos.

  • Si le da positivo, podrá tomar medicamentos para tratar el virus. Tomar los medicamentos para el VIH según las indicaciones puede hacer que la cantidad de VIH que tiene en la sangre (la carga viral) sea muy baja, tan baja que las pruebas no la puedan detectar (a esto se lo llama carga viral indetectable). Lograr y mantener una carga viral indetectable es lo mejor que puede hacer para mantenerse sano. Si su carga viral se mantiene indetectable, usted no tiene efectivamente ningún riesgo de transmitirle el VIH a una pareja VIH negativa a través de las relaciones sexuales.
  • Si la prueba le da negativo, hay más herramientas de prevención disponibles hoy que nunca.
  • Si está embarazada, debería hacerse la prueba del VIH para que pueda comenzar el tratamiento si su resultado es positivo. Si una mujer con el VIH comienza a recibir tratamiento en una etapa temprana de su embarazo, el riesgo de que le transmita el virus al bebé es extremadamente bajo (1 % o menos).

¿Quién pagará mi prueba del VIH?

Las pruebas de detección del VIH están cubiertas por los seguros médicos sin copago, de conformidad con la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio. Si no tiene seguro médico, algunos sitios de pruebas pueden ofrecer pruebas gratis.

¿Qué debería esperar cuando vaya a hacerme la prueba del VIH?

Si se hace la prueba en un entorno de atención médica o laboratorio, un proveedor de atención médica o técnico de laboratorio le tomará una muestra (de sangre o secreciones bucales). Si es una prueba rápida, quizás pueda esperar los resultados, pero si es una prueba de laboratorio, podría tomar varios días para que los resultados estén disponibles. Su proveedor de atención médica o consejero podría hablar con usted sobre sus factores de riesgo, responder las preguntas que usted tenga y hablarle sobre los próximos pasos, especialmente si los resultados son positivos.

  • Si los resultados son negativos y usted no tuvo ninguna posible exposición durante el periodo de ventana de la prueba que se hizo, puede tener la seguridad de que no tiene la infección por el VIH.
  • Si sus resultados de laboratorio son positivos, el laboratorio hará una prueba de seguimiento, generalmente con la misma muestra de sangre que usó para la primera prueba.

Si se hace la prueba en un entorno que no es de atención médica o un laboratorio, es probable que le hagan una prueba rápida (de secreciones bucales o punción del dedo).

  • Si los resultados son negativos y no ha tenido ninguna posible exposición en los 3 meses anteriores, puede tener la seguridad de que no tiene la infección por el VIH.
  • Si los resultados son positivos, debería ir a un proveedor de atención médica para que le haga una prueba de seguimiento. Los consejeros que proveen las pruebas deberían poder contestar las preguntas que tenga y también proporcionarle remisiones para una prueba de seguimiento.