El lavado de manos: un hábito saludable en la cocina

Lavarse las manos es una de las cosas más importantes que puede hacer para prevenir las intoxicaciones alimentarias cuando esté preparando alimentos para usted o para sus seres queridos. Sus manos pueden propagar microbios en la cocina. Algunos de estos microbios, como la Salmonella, pueden enfermarlo gravemente. Lavarse frecuentemente las manos con agua y jabón es una forma fácil de prevenir que se propaguen microbios alrededor de su cocina y a otros alimentos.

Siga estos consejos para el lavado de manos a fin de asegurarse de tener las manos limpias cuando prepare alimentos:

Cuando cocine, lávese las manos con frecuencia para prevenir la propagación de microbios.

Persona lavándose las manos con agua y jabón

Es particularmente importante que se lave las manos durante los momentos clave cuando los microbios se pueden propagar. En la cocina, algunos de estos momentos clave son:

  • Antes, durante y después de preparar cualquier alimento.
  • Después de manipular carne, aves, pescado o huevos crudos.
  • Antes y después de usar guantes, para evitar que se propaguen microbios a la comida y las manos.
  • Antes de comer.
  • Después de tocar la basura.
  • Después de limpiar los mesones con un trapo, u otras superficies con sustancias químicas.
  • Después de tocar a las mascotas o manipular sus alimentos o golosinas.
  • Después de toser, estornudar o sonarse la nariz.
Lávese las manos con frecuencia

En una encuesta del 2020 se encontró que el 31% de los participantes reportaron no siempre lavarse las manos antes de preparar alimentos.* Las manos transportan microbios que no se pueden ver y que pueden introducirse en la comida al prepararla.

*Fuente: Encuesta FallStyles 2020 de Porter Novelli a 3625 adultos en los EE. UU.

Cinco pasos para lavarse las manos

El lavado de manos es una de las formas más eficaces de prevenir la propagación de microbios, pero es importante que se sigan estos cinco pasos cada vez.

  1. Mojarse las manos con agua corriente limpia (tibia o fría), cerrar el grifo y enjabonarse las manos.
  2. Frotarse las manos con el jabón hasta que se haga espuma. Frotarse la espuma por el dorso de las manos, entre los dedos y debajo de las uñas.
  3. Restregarse las manos durante al menos 20 segundos. ¿Necesita algo para medir el tiempo? Tararee dos veces la canción de “Feliz cumpleaños” de principio a fin.
  4. Enjuagarse bien las manos con agua corriente limpia.
  5. Secarse las manos con una toalla limpia o al aire.

No permita que los microbios arruinen sus planes de preparar alimentos. ¡Haga del lavado de manos un hábito saludable al preparar alimentos para usted y sus seres queridos!

Esta página fue revisada: el 28 de mayo del 2021