Muéstreme los fundamentos científicos. Cuándo y cómo usar el desinfectante de manos en entornos comunitarios

Nota: para ver la guía de higiene en entornos de atención médica, consulte el sitio web Las manos limpias cuentan.

Los CDC recomiendan lavarse las manos con agua y jabón siempre que sea posible porque el lavado de manos reduce la cantidad de todo tipo de microbios y sustancias químicas en ellas. Pero si no hay agua y jabón disponibles, usar un desinfectante para manos que contenga al menos un 60 % de alcohol puede ayudarlo a evitar que se enferme y que propague microbios a otras personas. La guía para el lavado de manos y uso de un desinfectante de manos eficaz en entornos comunitarios se elaboró de acuerdo con los datos provenientes de varios estudios.

Los desinfectantes de manos a base de alcohol pueden reducir rápidamente la cantidad de microbios que se encuentran en las manos en algunas ocasiones, pero no eliminan todos los tipos de microbios.

¿Por qué? El agua y jabón son más eficaces que los desinfectantes de manos para eliminar determinados tipos de microbios, como Cryptosporidium, norovirus y Clostridium difficile 1-5. Si bien los desinfectantes de manos a base de alcohol pueden inactivar muchos tipos de microbios de manera muy eficaz cuando se usan correctamente,1-15 es posible que las personas no usen la cantidad suficiente de desinfectante, o que se quiten el producto antes de que se haya terminado de secar 14.

Es posible que los desinfectantes de manos no tengan la misma eficacia si las manos están visiblemente sucias o grasosas.

¿Por qué? Muchos estudios muestran que los desinfectantes de manos funcionan bien en entornos clínicos como hospitales, donde las manos entran en contacto con microbios, pero en general no están muy sucias ni grasosas 16. Algunos datos también muestran que los desinfectantes de manos pueden funcionar bien contra determinados tipos de microbios cuando las manos están ligeramente sucias 17,18. Sin embargo, las manos pueden engrasarse o ensuciarse mucho en entornos comunitarios, como después de manipular alimentos, hacer deporte, trabajar en el jardín o ir de campamento o de pesca. Cuando las manos están muy sucias o grasosas, es posible que los desinfectantes de manos no funcionen bien 3,7,16. En tales circunstancias, se recomienda lavarse las manos con agua y jabón.

Los desinfectantes quizás no eliminen de las manos las sustancias químicas dañinas, como los pesticidas y los metales pesados.

¿Por qué? Si bien se han realizado pocos estudios, los desinfectantes de manos probablemente no puedan eliminar o inactivar muchos tipos de sustancias químicas dañinas. En un estudio, las personas que reportaron haber usado un desinfectante de manos para limpiárselas tenían niveles más altos de pesticidas en su cuerpo 19. Si ha tocado sustancias químicas dañinas con las manos, láveselas cuidadosamente con agua y jabón (o según las indicaciones de un centro de control de intoxicaciones y envenenamientos).

Si no hay agua y jabón disponibles, use un desinfectante de manos a base de alcohol que contenga al menos un 60 % de alcohol.

¿Por qué? Muchos estudios han encontrado que los desinfectantes con una concentración de alcohol de un 60 a 95 % son más eficaces para eliminar microbios que aquellos con una concentración de alcohol más baja, o que los desinfectantes de manos que no son a base de alcohol 16,20. Los desinfectantes de manos que no tienen un 60 a 95 % de alcohol 1) no pueden funcionar igualmente bien con muchos tipos de microbios; y 2) apenas reducen la proliferación de microbios en lugar de matarlos directamente.

Cuando use un desinfectante de manos, aplique el producto en una de las palmas (lea la etiqueta para saber cuál es la cantidad correcta) y frótelo en todas las superficies de ambas manos hasta que estén secas.

¿Por qué? Los pasos para el uso de desinfectante de manos se basan en un procedimiento simplificado recomendado por los CDC 21. Se ha hallado que indicarles a las personas que cubran todas las superficies de ambas manos con el desinfectante brinda una eficacia en la desinfección similar a cuando se les proporcionan los pasos detallados para frotarse el desinfectante de manos 22.

Tragar desinfectante de manos a base de alcohol puede causar una intoxicación por alcohol.

¿Por qué? Los desinfectantes de manos a base de alcohol etílico (etanol) son seguros cuando se usan según las indicaciones 23, pero pueden causar una intoxicación por alcohol si una persona traga más de un par de sorbos 24.

Entre el 2011 y el 2015, en los Estados Unidos, los centros de control de intoxicaciones y envenenamientos recibieron casi 85 000 llamadas sobre exposiciones de niños a desinfectante de manos 25. Podría ser más probable que los niños traguen desinfectante de manos si está aromatizado, tiene color brillante o el envase es atractivo. El desinfectante de manos debe guardarse fuera del alcance de los niños pequeños y debe usarse bajo la supervisión de adultos. Las tapas a prueba de niños también podrían ayudar a reducir las intoxicaciones relacionadas con el desinfectante de manos entre los niños pequeños 24. Los niños mayores y los adultos podrían tragar desinfectante de manos a propósito para emborracharse 26.

  1. Barbee SL, Weber DJ, Sobsey MD, Rutala WA. Inactivation of Cryptosporidium parvum oocyst infectivity by disinfection and sterilization processes.external icon Gastrointest Endosc. 1999 May;49(5):605-11.
  2. Blaney DD, Daly ER, Kirkland KB, Tongren JE, Kelso PT, Talbot EA. Use of alcohol-based hand sanitizers as a risk factor for norovirus outbreaks in long-term care facilities in northern New England: December 2006 to March 2007.external icon Am J Infect Control. 2011 May;39(4):296-301.
  3. Charbonneau DL, Ponte JM, Kochanowski BA. A method of assessing the efficacy of hand sanitizers: use of real soil encountered in the food service industry.external icon J Food Prot. 2000 Apr;63(4):495-501.
  4. Grayson ML, Melvani S, Druce J, Barr IG, Ballard SA, Johnson PD, Mastorakos T, Birch C. Efficacy of soap and water and alcohol-based hand-rub preparations against live H1N1 influenza virus on the hands of human volunteers.external icon Clin Infect Dis. 2009 Feb 1;48(3):285-91.
  5. Oughton MT, Loo VG, Dendukuri N, Fenn S, Libman MD. Hand hygiene with soap and water is superior to alcohol rub and antiseptic wipes for removal of Clostridium difficile.external icon Infect Control Hosp Epidemiol. 2009 Oct;30(10):939-44.
  6. CDC. Antimicrobial spectrum and characteristics of hand-hygiene antiseptic agents. MMWR Morb Mortal Wkly Rep. 2002;51(RR16):45.
  7. Edmonds SL, Mann J, McCormack RR, Macinga DR, Fricker CM, Arbogast JW, Dolan MJ. SaniTwice: a novel approach to hand hygiene for reducing bacterial contamination on hands when soap and water are unavailable. external icon J Food Prot. 2010 Dec;73(12):2296-300.
  8. Grayson ML, Melvani S, Druce J, Barr IG, Ballard SA, Johnson PD, Mastorakos T, Birch C. Efficacy of soap and water and alcohol-based hand-rub preparations against live H1N1 influenza virus on the hands of human volunteers.external icon Clin Infect Dis. 2009 Feb 1;48(3):285-91.
  9. Hammond B, Ali Y, Fendler E, Dolan M, Donovan S. Effect of hand sanitizer use on elementary school absenteeism.external icon Am J Infect Control. 2000 Oct;28(5):340-6.
  10. Hübner NO, Hübner C, Wodny M, Kampf G, Kramer A. Effectiveness of alcohol-based hand disinfectants in a public administration: Impact on health and work performance related to acute respiratory symptoms and diarrhea.external icon BMC Infect Dis. 2010;10:250.
  11. Kramer A, Galabov AS, Sattar SA, Döhner L, Pivert A, Payan C, Wolff MH, Yilmaz A, Steinmann J. Virucidal activity of a new hand disinfectant with reduced ethanol content: comparison with other alcohol-based formulations. external icon J Hosp Infect. 2006 Jan;62(1):98-106.
  12. Lee GM, Salomon JA, Friedman JF, Hibberd PL, Ross-Degnan D, Zasloff E, Bediako S, Goldmann DA. Illness transmission in the home: a possible role for alcohol-based hand gels.external icon Pediatrics. 2005 Apr;115(4):852-60.
  13. Sandora TJ, Taveras EM, Shih MC, Resnick EA, Lee GM, Ross-Degnan D, Goldmann DA. A randomized, controlled trial of a multifaceted intervention including alcohol-based hand sanitizer and hand-hygiene education to reduce illness transmission in the home.external icon Pediatrics. 2005 Sep;116(3):587-94.
  14. Stebbins S, Cummings DA, Stark JH, Vukotich C, Mitruka K, Thompson W, Rinaldo C, Roth L, Wagner M, Wisniewski SR, Dato V, Eng H, Burke DS. Reduction in the incidence of influenza A but not influenza B associated with use of hand sanitizer and cough hygiene in schools: a randomized controlled trial.external icon Pediatr Infect Dis J. 2011 Nov;30(11):921-6.
  15. Kampf G, Marschall S, Eggerstedt S, Ostermeyer C. Efficacy of ethanol-based hand foams using clinically relevant amounts: a cross-over controlled study among healthy volunteers.external icon BMC Infect Dis. 2010 Mar 26;10:78.
  16. Todd ECD, Michaels BS, Holah J, Smith D, Grieg JD, Bartleson CA. Outbreaks where food workers have been implicated in the spread of foodborne disease. Part 10. Alcohol-based antiseptics for hand disinfection and a comparison of their effectiveness with soaps.external icon J Food Prot. 2010 Nov;73(11):2128-40.
  17. Pickering AJ, Davis J, Boehm AB. Efficacy of alcohol-based hand sanitizer on hands soiled with dirt and cooking oil.external icon J Water Health. 2011 Sep;9(3):429-33.
  18. Pickering AJ, Boehm AB, Mwanjali M, Davis J. Efficacy of waterless hand hygiene compared with handwashing with soap: a field study in Dar es Salaam, Tanzania.external icon Am J Trop Med Hyg. 2010 Feb;82(2):270-8.
  19. Coronado GD, Holte SE, Vigoren EM, Griffith WC, Barr DB, Faustman EM, Thompson B. Do workplace and home protective practices protect farm workers? Findings from the “For Healthy Kids” study. pdf icon[PDF 17 – páginas]external icon J Occup Environ Med. 2012;54(9):1163-9.
  20. Kampf G, Kramer A. Epidemiologic background of hand hygiene and evaluation of the most important agents for scrubs and rubs.external icon Clin Microbiol Rev. 2004 Oct;17(4):863-93.
  21. CDC. Guideline for Hand Hygiene in Health-Care Settings. MMWR Morb Mortal Wkly Rep. 2002;51(RR16):1-44.
  22. Kampf G, Reichel M, Feil Y, Eggerstedt S, Kaulfers PM. Influence of rub-in technique on required application time and hand coverage in hygienic hand disinfection.external icon BMC Infect Dis. 2008;8:149.
  23. Miller MA, Rosin A, Levsky ME, Patel MM, Gregory TJ, Crystal CS. Does the clinical use of ethanol-based hand sanitizer elevate blood alcohol levels? A prospective study.external icon Am J Emerg Med. 2006;24(7):815-7.
  24. Rayar P, Ratnapalan S. Pediatric ingestions of house hold products containing ethanol: a review.external icon Clin Pediatr (Phila). 2013;52(3):203-9.
  25. Georgia Poison Centerexternal icon. 2015.
  26. Gormley NJ, Bronstein AC, Rasimas JJ, Pao M, Wratney AT, Sun J, Austin HA, Suffredini AF. The rising incidence of intentional ingestion of ethanol-containing hand sanitizers. pdf icon[PDF 10 – páginas]external icon Crit Care Med. 2012;40(1):290-4.
Esta página fue revisada el: 17 de septiembre de 2019