Tomar la decisión acerca de las vacunas: Respuesta para las preocupaciones frecuentes

La mayoría de los padres deciden vacunar a sus hijos de acuerdo con el calendario recomendado. Pero algunos padres quizás aún tengan preguntas sobre las vacunas.

Madre y su bebé en una cita médica.

Las vacunas protegen contra enfermedades

Distintos tipos de vacunas trabajan de formas distintas para ofrecer protección. Con todos los tipos de vacunas, su cuerpo recordará cómo combatir ese virus en el futuro. Generalmente le lleva al cuerpo varias semanas después de la vacunación producir esa protección.

Fortalecer el sistema inmunitario de su bebé

La inmunidad es la forma que tiene el cuerpo para prevenir las enfermedades. Cuando el bebé nace, su sistema inmunitario no está completamente desarrollado, lo cual puede ponerlo en mayor riesgo de contraer infecciones. Las vacunas reducen el riesgo de que su hijo contraiga infecciones porque trabajan con las defensas naturales del cuerpo del niño para ayudarlo a producir de un modo seguro la inmunidad contra las enfermedades.

Bebé con un oso de peluche

Su hijo está expuesto a miles de microbios en su entorno todos los días. Esto sucede a través de los alimentos que come, el aire que respira y las cosas que se lleva a la boca.

Una gotita

Los bebés nacen con un sistema inmunitario que puede luchar contra la mayoría de los microbios, pero hay algunas enfermedades mortales que no puede combatir. Por eso necesitan que las vacunas refuercen su sistema inmunitario.

Antígenos

Las vacunas usan cantidades muy pequeñas de antígenos para ayudar al sistema inmunitario de su hijo a reconocer y a aprender a luchar contra enfermedades graves. Los antígenos son partes de microbios que hacen que el sistema inmunitario del cuerpo se ponga en funcionamiento.

Obtenga más información sobre cómo las vacunas trabajan con el sistema inmunitario del cuerpo y sobre los diferentes tipos de inmunidad.

Ingredientes de las vacunas

En las vacunas de hoy en día se usan solo los ingredientes necesarios para que sean lo más seguras y eficaces posible. Todos los ingredientes de las vacunas cumplen funciones necesarias, ya sea para fabricarse, impulsar al cuerpo a producir inmunidad o garantizar que el producto final sea seguro y eficaz. Algunos de estos ingredientes son:

  • Adyuvantes (potenciadores): ayudan a reforzar la respuesta del cuerpo a la vacuna. También se encuentran en antiácidos, aspirinas amortiguadas, antitranspirantes, etc.
  • Estabilizantes: ayudan a mantener la eficacia de la vacuna después de su fabricación. También se encuentran en alimentos como Jell-O® (gelatina) y residen en el cuerpo naturalmente.
  • Formaldehído: se usa para prevenir la contaminación con bacterias durante el proceso de fabricación de la vacuna. Reside en el cuerpo naturalmente (más en el cuerpo que en las vacunas). También se encuentra en el medioambiente, en conservantes y en productos de uso doméstico.
  • Timerosal (o tiomersal): se usa también durante el proceso de fabricación, pero este ingrediente ya no se encuentra en ninguna de las vacunas, excepto en los viales de dosis múltiples de la vacuna contra la influenza (gripe). Los viales de dosis única de la vacuna contra la influenza están disponibles como alternativa. Ningún estudio científico confiable ha hallado una asociación entre el timerosal en las vacunas y el autismo.
Shield icon.
Algunos sitios web pueden afirmar que los ingredientes son dañinos, pero debe asegurarse de buscar su información de fuentes confiables.

Las vacunas son seguras

Antes de que se administre una vacuna nueva a las personas, se hacen muchas pruebas de laboratorio. Una vez que se comienza a probar en personas, a veces puede llevar años completar los estudios clínicos y aprobar el uso de la vacuna.

Una vez que se aprueba la vacuna, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés), los CDC, los Institutos Nacionales de la Salud (NIH, por sus siglas en inglés) y otras agencias federales monitorean con regularidad su uso e investigan cualquier preocupación potencial relacionada con la seguridad.

Star icon.
Los CDC y la FDA toman muchas medidas para garantizar que las vacunas sean muy seguras tanto antes de que el público comience a usarlas como después. Garantizar que las vacunas sean seguras es una prioridad para los CDC.

Está previsto que puedan provocar efectos secundarios leves

Como con cualquier medicamento, las vacunas pueden causar efectos secundarios. Pero la mayoría de las personas que se vacunan tienen efectos secundarios leves o ninguno en absoluto. Los efectos secundarios más comunes pueden incluir fiebre, cansancio y dolores corporales, así como enrojecimiento, hinchazón y sensibilidad en el lugar de la inyección. Las reacciones leves desaparecen solas en unos pocos días. Es extremadamente raro que se produzcan efectos secundarios graves y de larga duración.

Si tiene preguntas o preocupaciones sobre una vacuna, hable con el médico de su hijo. Obtenga información sobre la seguridad de cada vacuna recomendada.

Por qué debería vacunar a su hijo

Las vacunas pueden prevenir enfermedades infecciosas que antes causaban muerte o daño a muchos bebés, niños y adultos. Sin las vacunas, su hijo está en riesgo de enfermarse gravemente o incluso morir por enfermedades como el sarampión y la tosferina.

Combination vaccines.
SARAMPIÓN: Los Estados Unidos han tenido más de 1200 casos de sarampión en el 2019. Esta es la mayor cantidad de casos notificados en los Estados Unidos desde 1992 y desde que el sarampión se declaró eliminado en el 2000.

Es siempre mejor prevenir una enfermedad que tratarla después de que ocurra.

  • La vacunación es una forma altamente eficaz, segura y fácil de ayudar a su familia a mantenerse sana.
  • La vacunación a tiempo a lo largo de la niñez es fundamental porque ayuda a proporcionar inmunidad antes de que los niños estén expuestos a enfermedades que podrían ser mortales.
  • Las vacunas son evaluadas a fin de garantizar que sean seguras y eficaces para administrarlas a los niños en las edades recomendadas.

Las declaraciones de información sobre las vacunas (VIS, por sus siglas en inglés) de los CDC explican tanto los beneficios como los riesgos de las vacunas, y cada una de ellas cuenta con este tipo de información.

Esta página fue revisada: el 27 de abril del 2022