Cómo sostener a su hijo durante las vacunaciones

Hay maneras recomendadas en que los padres pueden sostener a su hijo cuando lo vacunan, lo que puede reducir el estrés del niño y ayudar a los profesionales de atención médica para que apliquen vacunas inyectables más fácilmente.

Madre con bebé en brazos

Los beneficios de sostener o abrazar a su hijo

Los padres y cuidadores desempeñan un papel importante cuando los niños reciben vacunas.

El abrazo de un padre o una madre durante la vacunación ofrece muchos beneficios. Sostenerlo con un abrazo reconfortante:

  • Previene, de manera segura, que los niños muevan los brazos y las piernas durante las inyecciones.
  • Evita que los niños se asusten ya que el abrazo les muestra consuelo en lugar de dominación.
  • Anima a los padres a proteger y consolar a sus hijos.
  • Permite al profesional de atención médica tener un control firme de la extremidad y del lugar de la inyección.

Maneras sugeridas de sostener o abrazar

Dependiendo de la edad y tamaño de su hijo, use una diferente manera de sostenerlo. Tenga en cuenta que las maneras reconfortantes de sostener o abrazar que se muestran abajo son sugerencias, no directrices. Algunos profesionales de atención médica pueden preferir usar diferentes maneras de sostener, o hacer que el niño esté en la mesa de examinaciones al administrar vacunas.

Madre sosteniendo a su hijo mientras lo vacunan

Niños mayores

Si al niño le están aplicando una inyección en el brazo:

  1. Sostenga al niño en su regazo o póngalo de pie frente a usted, mientras está sentada.
  2. Abrace a su hijo durante el procedimiento.
  3. Asegure entre los muslos ambas piernas del niño.
Madre sosteniendo a su bebé mientras lo vacunan

Bebés y niños pequeños

Si al niño le están aplicando una inyección en la pierna, usted puede:

  1. Sostener al niño en el regazo.
  2. Colocar el brazo del niño debajo de su axila y aplicar una presión suave con la parte superior de su brazo para sostenerlo de manera segura, como si fuera un abrazo.
  3. Con el brazo y la mano que le quedan libres sujetar el otro brazo del niño de manera suave pero segura.
  4. Asegurar entre los muslos ambos pies del niño de manera firme, o sostenerlo de manera segura con su otra mano.
Vea esta Página en:pdf icon PDF [92K]
Esta página fue revisada el: el 5 de agosto del 2019