Deje de fumar por usted, deje de fumar por sus seres queridos

Collage de varias personas con enfermedades relacionadas con el tabaquismo

Si bien la mayoría de las personas en los Estados Unidos entienden que fumar cigarrillos causa graves efectos en la salud, quienes empiezan a fumar desde la adolescencia o los primeros años de la adultez quizás no se den cuenta de que las enfermedades relacionadas con el tabaquismo pueden aparecer en una etapa relativamente temprana de la vida. La enfermedad también puede hacerlos perderse importantes momentos de la vida y puede afectar profundamente la vida diaria de los miembros de su familia y amigos.

Las nuevas historias que se muestran en la campaña Consejos de exfumadores® (Consejos®) de este año ofrecen dos perspectivas: personas que viven con enfermedades graves causadas por el tabaquismo, y personas dedicadas a cuidar a seres queridos con enfermedades relacionadas con el hecho de fumar. Todas las personas que aparecen en la campaña Consejos de este año comparten relatos muy personales de coraje y perseverancia en nuevos anuncios impactantes que circularán en todo el país a partir del 23 de marzo. Cada anuncio alienta a las personas que fuman a que dejen de hacerlo para siempre y a que aprovechen la ayuda gratuita llamando al 1-855-DÉJELO-YA (1-855-335-3569) o al 1-800-QUIT-NOW (1-800-784-8669).

Considere las consecuencias

Asaad tenía 19 años cuando su mamá, Leah, se enteró de que ella tenía cáncer colorrectal causado por el tabaquismo. Leah había fumado cigarrillos desde que tenía 17 años.

Antes del diagnóstico de su mamá, Asaad estaba haciendo una pasantía en la industria de la moda, donde planeaba seguir una carrera. Pero cuando le tocó decidir abandonarla y dedicarse a cuidar a Leah durante el tratamiento contra el cáncer y su recuperación, Assad dijo que la decisión fue fácil.

“Mi actitud fue, ‘bueno, vamos a pelear esto juntos. Eso es todo’”, comentó.

Leah dejó de fumar después de recibir su diagnóstico de cáncer. Ahora comprende el impacto de su tabaquismo. “Fue ignorancia de mi parte pensar que no estaba perjudicando a nadie”, comentó ella. “Nunca me pregunté quién me cuidaría si me enfermaba”.

Asaad y Leah
Leah con una enfermedad relacionada con el tabaquismo y su hijo Asaad

Asaad tenía solo 19 años cuando se convirtió en el cuidador a tiempo completo de su madre, Leah, en su batalla contra el cáncer causado por fumar. Ahora con 25 años, Asaad ha aprendido lecciones importantes de por vida.

Tonya tenía solo 38 años cuando su médico le dijo que tenía insuficiencia cardiaca a causa de su tabaquismo. Había comenzado a fumar en la adolescencia y, para cuando recibió el diagnóstico, estaba fumando dos paquetes de cigarrillos al día.

En el 2013, a Tonya le insertaron en el pecho una bomba mecánica para ayudar a su corazón dañado a mover la sangre por su cuerpo. La bomba usa baterías, por lo cual Tonya necesita asegurarse de tenerlas siempre disponibles o su bomba no funcionará. Su marido e hijos aprendieron cómo cambiarle el vendaje y las baterías, y a responder a diferentes alarmas del dispositivo.

“Pasé de ser la persona que los cuidaba, a ser cuidada por mi esposo y mis hijos”, explicó Tonya. “Nadie desea eso para sus hijos”, agregó.

Evite perder cosas que ama

Geri, ahora 58, amaba su trabajo como cartera. Además del tiempo que pasaba con su familia, ella disfrutaba hacer jardinería, cocinar y bailar. No obstante, también fumaba cigarrillos mentolados: alrededor de un paquete al día.

A los 44 años, Geri supo por su médico que tenía enfermedad pulmonar obstructiva crónica (epoc) por fumar. La epoc es una afección que dificulta cada vez más la respiración y puede causar la muerte. Ella siguió fumando después de recibir su diagnóstico, si bien intentó unas cuantas veces dejar de hacerlo. Con respecto a fumar, Geri dijo: “En realidad no lo tomé con seriedad, y debería haberlo hecho”.

Para cuando dejó de fumar a los 54 años, en el 2015, su epoc le había quitado su habilidad para hacer cosas que solía amar, y tuvo que dejar su empleo. Ella lamenta haber comenzado a fumar y desearía haber dejado de hacerlo más pronto.

Geri
Geri con una enfermedad relacionada con el tabaquismo

Geri tiene EPOC en etapa tardía por fumar. Ella espera ser aceptada para un trasplante de pulmón antes de que sea demasiado tarde. Geri explica que habla con sus hijos adultos todos los días porque no sabe cuánto tiempo le queda.

Michael F. y su esposa, Edna, habían planeado muchas aventuras, aun después de que a él le diagnosticaron la epoc a los 47 años, a causa de su tabaquismo. Compraron una embarcación y una casa rodante con los que salieron de paseo cuando Michael tomó tiempo libre de su estresante trabajo de gran responsabilidad.

Aun así, Michael continuó fumando hasta que su pulmón izquierdo colapsó cuando tenía 51 años. Le tuvieron que hacer una operación y finalmente dejó de fumar por completo. Su epoc fue empeorando gradualmente y Michael se vio forzado a dejar su trabajo. Al darse cuenta de que tampoco podría seguir el ritmo de sus planes de viaje, Edna y él vendieron la embarcación y la casa rodante.

A las personas que quizás no se sientan listas para dejar de fumar, Michael les aconseja que “Piensen en todo lo que tendrán que dejar y pregúntense si realmente vale la pena. Yo se los puedo decir: no”.

Preste atención a las lecciones duras

Denise ha estado casada por 45 años con Brian H., quien ha aparecido en otros anuncios de Tips. Denise jamás fumó, pero sus padres sí, por eso el hecho de que Brian fumara no le molestó al principio.

“En aquella época no había mucha información sobre qué tan peligrosos eran los cigarrillos”, comentó.

A partir del ataque al corazón que Brian tuvo a los 35 años, Denise se ha ocupado de cuidarlo a lo largo de varios problemas de salud debidos al tabaquismo: epoc, operación de derivación coronaria, un trasplante de corazón, cáncer de pulmón y la extirpación de parte del pulmón.

Rebecca C., que fumó durante 26 años antes de dejar de hacerlo por completo, tiene la enfermedad de Buerger, una afección causada casi exclusivamente por el tabaquismo. Como en el caso de la epoc, la enfermedad de Buerger no desaparece, pero dejar de fumar puede ayudar a desacelerarla. Rebecca tenía inflamación y bloqueo en los vasos sanguíneos del pie derecho, lo cual llevó a la amputación de los cinco dedos de ese pie. Después de la operación, tuvo que volver a aprender cómo mantener el equilibro al caminar, especialmente en las escaleras.

Rebecca sabe que necesita seguir sin fumar: “No voy a volver a fumar otra vez. No puedo. No quiero perder nada más”, dijo ella.

Dejar de fumar ahora podría significar que usted no tenga que abandonar las cosas que personas como Rebecca, Geri, Michael y Tonya en algún momento dieron por hecho.

Rebacca C.
Rebecca C. con una enfermedad relacionada con el tabaquismo

Rebecca no sabía que fumar cigarrillos podría provocar la enfermedad de Buerger, lo que haría que le amputasen cinco dedos de los pies. Pero en su consejo, Rebecca le dice a la gente que realmente puede suceder.

Aprenda una lección

Cada una de las personas que aparecen en la campaña Consejos desean decirle a toda persona que fuma: Deje de fumar ya: por su salud, por sus seres queridos, por su futuro.

Como dijo Geri, “si puedo ayudar aunque sea a una persona a dejar de fumar, entonces habré convertido mi maldición en una bendición”.

Recursos para ayudarlo a dejar de fumar

Las personas que dejan de fumar pueden reducir su riesgo de enfermedad o muerte prematura. Los beneficios para la salud son mayores para quienes dejan de fumar a una edad más joven, pero dejar de hacerlo en cualquier momento beneficiará a su salud. Los siguientes recursos pueden ayudarlo a dejar de fumar:

laptop solid icon Web

phone icon Teléfono

chat icon Aplicaciones para teléfonos inteligentes/mensajes de texto

Esta página fue revisada el: 23 de marzo de 2020