Cómo proteger a los jóvenes de los cigarrillos electrónicos (e-cigarrillos)

Estudiante mirando la computadora, viendo clases de educación en línea o seminarios web en casa.

A medida que comienza la temporada de regreso a la escuela, ya sea que las clases sean en persona o virtuales, los padres y profesores deben coordinar muchos roles y muchas preocupaciones diferentes acerca de la salud de los estudiantes. Proteger a los jóvenes y a los adultos jóvenes de los daños que causa el uso de cigarrillos electrónicos (e-cigarrillos) es una manera importante de mantenerlos sanos.

El líquido de los cigarrillos electrónicos que contiene nicotina (la misma droga adictiva de otros productos de tabaco, como los cigarrillos regulares) no es seguro para los jóvenes y los adultos jóvenes. La nicotina puede perjudicar el desarrollo del cerebro y los cerebros de los jóvenes siguen desarrollándose hasta alrededor de los 25 años de edad. En el 2018, la Dirección General de Servicios de Salud de los Estados Unidos lo llamó una epidemiapdf iconexternal icon (en inglés), es decir un brote de una amenaza para la salud en un grupo específico de personas.

El uso de cigarrillos electrónicos y los jóvenes
Los cigarrillos electrónicos vienen en muchas formas y tamaños.

Los cigarrillos electrónicos salieron al mercado en los Estados Unidos en el 2007, y para el 2014 eran el producto de tabaco usado con más frecuencia por los jóvenes. En el 2020, alrededor de 3.6 millones de jóvenes en todo el país reportaron estar usando cigarrillos electrónicos en la actualidad, incluidos 1 en 5 de estudiantes de escuela secundaria superior.

La adicción a la nicotina es parte de lo que ha causado la epidemia del uso de cigarrillos electrónicos entre los jóvenes. Los tipos más nuevos de cigarrillos electrónicos, a veces llamados “cápsulas mod“, usan un líquido que contiene sales de nicotina, las cuales permiten que el usuario inhale aún más nicotina con menos irritación para la garganta y los pulmones que los antiguos tipos de cigarrillos electrónicos.

Otros factores también han tenido un rol del uso de cigarrillos electrónicos entre los jóvenes. Las empresas que producen cigarrillos electrónicos utilizan tácticas publicitarias como anuncios animados, actores jóvenes y celebridades para atraer al público joven. En un estudio de los anuncios de cigarrillos electrónicos que salen en la televisión en los Estados Unidos, más del 70 % muestran a las personas que están usando cigarrillos electrónicos en estados de ánimo positivos: felices, sonrientes y divirtiéndose.

El hecho de que el líquido de los cigarrillos electrónicos esté disponible en diferentes sabores también atrae a los jóvenes. La mayoría de los jóvenes que usan cigarrillos electrónicos eligen productos saborizados, y los sabores son una de las razones más comunes por las que los jóvenes dicen haber probado por primera vez los cigarrillos electrónicos.

Lo que usted puede hacer
Uno no puede comparse un cerebro nuevo.

Hay maneras de eficacia comprobada para ayudar a reducir el uso de cigarrillos electrónicos entre los jóvenes, como evitar que comiencen a usar estos productos en primer lugar. Para ayudar a proteger a los jóvenes y a los adultos jóvenes del uso de cigarrillos electrónicos, usted puede:

  • Dar un buen ejemplo al no usar productos de tabaco. Con tantas maneras de dejar de fumar, puede encontrar estrategias que funcionen para usted.
  • Asegúrese de que no se fume en su casa ni en su vehículo.
  • Hable con los jóvenes acerca de los daños que puede causar el uso de productos de tabaco como los cigarrillos electrónicos, más allá de que usted sea un padre [PDF – 831 KB], profesor [PDF – 814 KB], médico o personal de enfermería [PDF – 825 KB] (en inglés), o cualquier persona que esté cerca de los jóvenes de manera habitual.
  • Anime a los jóvenes que usan cigarrillos electrónicos a informarse y obtener consejos para dejar de fumar en Smokefree Teenexternal icon (en inglés).

Muchas cosas permanecen inciertas a medida que comienza el nuevo año escolar, pero usted puede darles a los jóvenes y a los adultos jóvenes información sólida, de eficacia comprobada y basada en la ciencia sobre los riesgos del uso de cigarrillos electrónicos. Proteger sus cerebros y pulmones del daño causado por los cigarrillos electrónicos y la nicotina todavía es muy importante.