Celebramos los 32 años de la Ley sobre Estadounidenses con Discapacidades (ADA)

Adultos jóvenes con discapacidad auditiva usando una mascarilla especial para poder leer labios

El 26 de julio del 2022 celebramos el 32.º aniversario de la Ley sobre Estadounidenses con Discapacidades (ADA, por sus siglas en inglés), una ley de derechos civiles que fomenta la inclusión de las personas con discapacidades en todos los aspectos de la vida.

Dados los desafíos que han enfrentado las personas con discapacidades durante la pandemia de COVID-19, este aniversario es particularmente relevante. Al principio de la pandemia, era evidente que las personas con discapacidades enfrentaban desigualdades por las que tenían mayores probabilidades de enfermarse gravemente y morir por el COVID-19. Al detenernos a reflejar sobre el aniversario de la ADA, también reconocemos los desafíos enfrentados y los logros conseguidos durante la pandemia de COVID-19, así como nuestro compromiso de continuar apoyando la inclusión de las personas con discapacidades y mejorar la salud para todos.

Impacto del COVID-19

En una respuesta de emergencia, las necesidades de las personas con discapacidades deben abordarse desde el principio. Como parte de las iniciativas de respuesta al COVID-19, los CDC trabajaron para ayudar a asegurar la inclusión de personas con discapacidades en la respuesta de preparación a nivel estatal, territorial y local. Esto se hizo al proveer apoyo económico a la Asociación de Funcionarios de Salud Estatales y Territoriales (ASTHO) y a la Asociación Nacional de Funcionarios de Salud de Condados y Ciudades (NACCHO) para colocar especialistas en discapacidad en las agencias de salud pública en todos los Estados Unidos. Estos especialistas trabajaron en actualizar los planes de respuesta ante emergencias de modo que se atiendan mejor las necesidades de las personas con discapacidades durante brotes, pandemias y otras emergencias nacionales. Esta financiación también ayudó a los departamentos de salud a hacer que los lugares de vacunación fueran más accesibles para las personas con discapacidades, facilitó los medios para poder vacunar a las personas que no podían salir de su hogar y guió a los departamentos de salud sobre las mejores prácticas para ofrecer más oportunidades de vacunación a las personas con discapacidades.

Importancia de la inclusión y la accesibilidad durante la pandemia

Los CDC crearon documentos de orientación y kits de herramientas para personas con discapacidades, entre ellos una guía para centros médicos sobre la vacunación de personas con discapacidades y consideraciones sobre las vacunas en relación con las personas con discapacidades. Los CDC también trabajaron con la Administración para Vivir en la Comunidad (ACL, por sus siglas en inglés) para crear la Línea de Acceso e Información sobre el COVID-19 para Personas con Discapacidades (DIAL) a fin de ayudar a las personas con discapacidades a vacunarse.

Mujer mayor y su hija adulta disfrutando juntas al aire libre, usando mascarillas protectoras

Los CDC también aumentaron la cantidad de comunicaciones accesibles a personas con discapacidades. Por ejemplo, crearon videos en lenguaje de señas americano (ASL) para personas sordas o con dificultades auditivas. Estos videos en ASL abarcaron temas como la prevención del COVID-19, las vacunas contra el COVID-19 y cómo sobrellevar el estrés de la pandemia. Los videos se pueden encontrar aquí.

Además, los CDC crearon materiales de fácil lectura sobre el COVID-19 para personas con discapacidades intelectuales y del desarrollo, y personas con desafíos a nivel de alfabetización. Los temas incluyeron vacunación, vacunas de refuerzo, uso de mascarillas y más. Estos materiales, que se encuentran en el sitio web de los CDC, proporcionaron información importante sobre el COVID-19 en resúmenes de fácil lectura para que todas las personas tengan la oportunidad de mejorar su salud y mantenerse seguras.

Por último, mediante análisis científicos encabezados por los CDC, el equipo de respuesta al COVID-19 actualizó la lista de ciertas afecciones para que incluyera personas con discapacidades. Esta es una lista de afecciones que ponen a las personas en mayor riesgo de enfermarse gravemente de COVID-19. Los datos sobre personas con discapacidades también se usaron para actualizar el Rastreador de datos del COVID de los CDC y fundamentar otras decisiones importantes de salud pública durante la pandemia.

Acceso a los datos sobre discapacidades

Los datos son la fuerza impulsora detrás de nuestro trabajo, por lo que los CDC crearon el Sistema de Datos sobre Discapacidades y Salud (DHDS) a fin de proveer información vital para comprender mejor las necesidades de salud de los adultos con discapacidades a nivel estatal y nacional. Preparados con estos datos, los epidemiólogos, los investigadores, las autoridades encargadas de formular políticas y los profesionales de salud pública estatales, así como cualquier persona interesada en la salud de los adultos con discapacidades, pueden hacer planes para comunidades inclusivas que ofrezcan los programas y servicios necesarios para mejorar la salud de esta población. El DHDS contesta preguntas tales como:

  • ¿Cuál es el porcentaje de adultos con discapacidades en mi estado?
  • ¿Cómo varía la salud de los adultos con discapacidades por edad, sexo y raza o grupo étnico?
  • ¿Cómo se compara la salud de los adultos con discapacidades de mi estado con otros estados y con todo el país?
  • ¿Cómo varía el porcentaje de depresión, diabetes, obesidad o tabaquismo entre las personas con ciertos tipos de discapacidad?

A medida que avanzamos hacia una nueva fase de la pandemia de COVID-19, los CDC continúan resolviendo los desafíos que enfrentan las personas con discapacidades durante una respuesta de emergencia. Mientras celebramos el aniversario de la ADA y nos esforzarnos por reducir las desigualdades para las personas con discapacidad, seguimos con el objetivo de mejorar la salud para todos.