Causas y propagación a los demás

Una pareja abrazándose

Causas

Las bacterias llamadas Neisseria meningitidis causan la enfermedad meningocócica. Aproximadamente 1 de cada 10 personas tiene estas bacterias en la parte de atrás de la nariz y la garganta sin estar enferma. Esto se llama ser ‘portador’. A veces, estas bacterias invaden el cuerpo y causan ciertas afecciones que se conocen como enfermedad meningocócica.

Hay seis serogrupos (tipos) de Neisseria meningitidis —A, B, C, W, X e Y— que causan la mayoría de los casos de enfermedad en todo el mundo. Tres de estos serogrupos (B, C e Y) causan la mayoría de los casos de enfermedad observados en los Estados Unidos.

La propagación a otras personas

Las personas propagan las bacterias meningocócicas a través de las secreciones respiratorias o de la garganta (saliva o escupo). En general, para propagar estas bacterias tiene que haber un contacto cercano (por ejemplo, al toser o besarse) o prolongado. Afortunadamente, estas bacterias no son tan contagiosas como los microbios que causan el resfriado común o la influenza (gripe). Las personas no contraen las bacterias a través del contacto ocasional ni por respirar el aire de donde estuvo otra persona con enfermedad meningocócica.

Algunas veces, las bacterias se propagan a las personas que hayan tenido contacto cercano o prolongado con un paciente con enfermedad meningocócica. Aquellos con mayor riesgo de enfermarse incluyen:

  • Personas en el mismo hogar
  • Compañeros de casa
  • Cualquier persona que tenga contacto directo con las secreciones orales del paciente, como un novio o una novia

Quienes tengan contacto cercano con alguien con enfermedad meningocócica deben recibir antibióticos para ayudar a prevenir que contraigan la enfermedad. Según los expertos, esto se llama profilaxis. Esto no significa que los contactos tengan la enfermedad, sino que se trata de prevenirla. Los departamentos de salud investigan cada caso de enfermedad meningocócica para identificar a todos los contactos cercanos y asegurarse de que reciban profilaxis. Las personas que no estén en contacto cercano con un paciente con enfermedad meningocócica no necesitan profilaxis.

Esta página fue revisada: el 31 de mayo del 2019