Saltar directamente a búsqueda Saltar directamente al índice A-Z de los CDC Saltar directamente al menú de navegación Saltar directamente a la página de opciones Saltar directamente al contenido del sitio

Cómo se investigan los brotes

Cómo se usan los datos para vincular los brotes de enfermedades transmitidas por alimentos a una fuente contaminada.

Cuando se detecta un brote de enfermedad transmitida por alimentos, los funcionarios reguladores y de salud pública trabajan rápidamente para recolectar la mayor cantidad de información posible con el fin de encontrar su causa, de manera que puedan tomar medidas para evitar que más personas se enfermen. Durante una investigación, los funcionarios de salud recolectan tres tipos de datos: epidemiológicos, de rastreo y de análisis de alimentos y del entorno.

Estos funcionarios evalúan todos estos tipos de datos juntos para tratar de encontrar la fuente probable del brote, y toman medidas, como advertirle al público, cuando hay información clara y convincente que vincula una enfermedad a un alimento contaminado.

Datos epidemiológicos:

  • Patrones en la distribución geográfica de la enfermedad, los periodos durante los cuales se enfermaron las personas, y brotes pasados con el mismo microbio.
  • Alimentos y otras exposiciones presentes con mayor frecuencia que lo esperado en las personas enfermas.
  • Grupos de personas enfermas no relacionadas que hayan comido en el mismo restaurante, comprado alimentos en la misma tienda o asistido al mismo evento.

Datos de rastreo:

  • Un punto común de contaminación en la cadena de distribución identificado mediante la revisión de registros recolectados en restaurantes y tiendas donde las personas enfermas comieron o compraron alimentos.
  • Hallazgos de las evaluaciones ambientales en establecimientos donde se producen alimentos, granjas y restaurantes, que identifican riesgos para la seguridad de los alimentos.

Datos de las pruebas de alimentos y del entorno:

  • Los microbios que causaron la enfermedad, encontrados en un alimento recolectado en la casa de la persona enferma, una tienda o el entorno donde se producen alimentos.
  • La misma huella de ADN que vincula a microbios encontrados en alimentos o entornos de producción con microbios encontrados en las personas enfermas.

Los funcionarios de salud no resuelven todos los brotes. A veces los brotes acaban antes de que se haya reunido la suficiente información para identificar la fuente probable. Los funcionarios investigan cada uno de los brotes con profundidad y están desarrollando constantemente nuevas formas de investigarlos y resolverlos más rápido.

* Los enlaces a sitios web pueden llevar a páginas en inglés o español.

TOP