Utilización de la telesalud para ampliar el acceso a servicios de salud esenciales durante la pandemia del COVID-19

Utilización de la telesalud para ampliar el acceso a servicios de salud esenciales durante la pandemia del COVID-19
Actualizado 18 de Ago. de 2020
Objeto de esta guía

Describir el panorama de servicios de telesalud y proveer aspectos a considerar para los sistemas de atención médica, los consultorios y los proveedores que utilicen servicios de telesalud para brindar atención médica virtual durante la pandemia del COVID-19 y en adelante.

Información general

Durante la pandemia, se necesita modificar la forma de brindar atención médica a fin de reducir la exposición del personal a personas enfermas, preservar el equipo de protección personal (EPP) y reducir a un mínimo el impacto del aumento repentino del número de pacientes en los establecimientos. Los sistemas de atención médica han tenido que efectuar un ajuste a la forma de realizar el triaje, la evaluación y la atención de los pacientes, y recurrir a métodos que no dependen de los servicios en persona. Los servicios de telesalud ayudan a prestar la atención necesaria a los pacientes y al mismo tiempo reducir al mínimo el riesgo de transmisión del SARS-CoV-2, el virus que causa el COVID-19, para el personal de atención médica (HCP, por sus siglas en inglés) y los pacientes.
Si bien la tecnología de la telesalud y su utilización no son nuevas, su adopción generalizada entre el personal de atención médica y los pacientes más allá de la simple correspondencia telefónica ha sido relativamente lenta.1,2 Antes de la pandemia del COVID-19, las tendencias reflejaban un interés un tanto mayor en utilizar servicios de telesalud tanto por parte del personal de atención médica como por los pacientes.3,4,5 Sin embargo, durante esta pandemia los cambios recientes en las políticas han reducido las barreras al acceso a la telesalud y han promovido su utilización como una manera de prestar atención primaria, para enfermos agudos y crónicos, así como atención con especialistas.6 Muchas asociaciones médicas profesionales avalan los servicios de telesalud y brindan guía para la práctica médica en este panorama cambiante.7,8,9 La telesalud también puede mejorar los resultados de salud en los pacientes.10

Modalidades de telesalud

Varias modalidades de telesalud permiten al personal de atención médica y a los pacientes conectarse por medio de la tecnología para brindar y recibir atención médica:

  • Modalidad sincrónica. Comprende la interacción en tiempo real por teléfono, o audio y video en vivo, por lo general con un paciente que usa un teléfono inteligente, una tableta o una computadora.
    • En algunos casos, otro miembro del personal de atención médica (por ejemplo, un enfermero, asistente médico) presente físicamente con el paciente utiliza equipo médico periférico (por ejemplo, estetoscopios, otoscopios, ecografías digitales), mientras el proveedor médico a cargo de la consulta lleva a cabo una evaluación a distancia.
  • Modalidad asincrónica. Comprende tecnología para “almacenar y retransmitir” en la que se recogen mensajes, imágenes o datos en un momento específico y luego se interpretan o responden más adelante. Los portales de pacientes facilitan este tipo de comunicación entre el proveedor y el paciente mediante un intercambio seguro de mensajes.
  • Monitoreo a distancia del paciente. Permite la transmisión directa de las mediciones clínicas de un paciente desde un lugar distante (puede o no ser en tiempo real) al proveedor de atención médica.

Beneficios y posibles usos de la telesalud

Durante esta pandemia, los servicios de telesalud facilitan estrategias de mitigación para la salud pública dado que aumentan el distanciamiento social. Estos servicios pueden ser una opción más segura para el personal de atención médica y los pacientes al reducir potenciales exposiciones infecciosas. También pueden disminuír la presión en los sistemas de atención médica al reducir al mínimo el aumento repentino en la demanda de pacientes en los establecimientos y reducir el uso de EPP por parte de los proveedores de atención médica.

Mantener la continuidad de la atención en la medida de las posibilidades evita consecuencias negativas adicionales a raíz del retraso de la atención preventiva, prolongada o de rutina. El acceso remoto a servicios de atención médica puede aumentar la participación de personas médica o socialmente vulnerables o que no tienen acceso fácil a los proveedores. Asimismo, el acceso remoto contribuye a preservar la relación entre el paciente y el proveedor en momentos en que la consulta en persona no sea práctica ni viable. Los servicios de telesalud se pueden usar para lo siguiente:

  • Examinar a pacientes que tal vez tengan síntomas del COVID-19 y remitirlos según corresponda.
  • Brindar atención de urgencia de bajo riesgo para afecciones distintas del COVID-19, identificar a aquellas personas que tal vez necesiten una consulta o evaluación médica adicional y remitirlas según corresponda.
  • Acceder a proveedores de atención primaria y especialistas, incluso de salud mental y conductual, para afecciones crónicas y manejo de los medicamentos.
  • Brindar orientación y apoyo a los pacientes para el manejo de afecciones crónicas, incluido el control del peso y la asesoría nutricional.
  • Participar en fisioterapia, terapia ocupacional y otras modalidades como un enfoque híbrido a la atención en persona para lograr una salud óptima.
  • Monitorear los signos clínicos de ciertas afecciones crónicas (por ejemplo, presión arterial, glucosa en sangre, otras evaluaciones a distancia).
  • Participar en el manejo de casos de pacientes que tengan dificultades para acceder a la atención (por ejemplo, los que residen en entornos muy rurales, los adultos mayores, las personas con movilidad limitada).
  • Realizar el seguimiento de los pacientes después de la hospitalización.
  • Brindar servicios de planificación y asesoría avanzados de la atención a pacientes y cuidadores a fin de documentar preferencias en caso de que ocurra un evento o una crisis médica potencialmente mortales.
  • Proveer atención no urgente a residentes de establecimientos de cuidados a largo plazo.
  • Proveer educación y capacitación al personal de atención médica a través de interconsultas (para hospitalización o tratamiento ambulatorio) entre colegas profesionales que no estén disponibles a nivel local, en especial en zonas rurales.

Estrategias para incrementar la aceptación de la telesalud

  • Promover y optimizar la utilización de servicios de telesalud para la seguridad del personal de atención médica y de los pacientes al tiempo que se usa el Marco para sistemas de atención médica que brindan atención clínica no relacionada con el COVID-19 a fin de determinar cuándo es adecuada la atención en persona. Incluir opciones para servicios de interpretación de idiomas, según sea necesario.
  • Comunicarse con las aseguradoras o los pagadores para entender la disponibilidad de telesalud, telemedicina o servicios de líneas de asesoramiento de enfermería con cobertura.
  • Emplear métodos para el teletriaje a fin de evaluar y atender a todos los pacientes y disminuir el volumen de personas que solicitan atención en los establecimientos, en especial durante periodos de transmisión alta de enfermedades contagiosas como el COVID-19.
  • Suministrar servicios para llegar a pacientes con limitaciones tecnológicas y de conectividad, y ofrecer flexibilidad en las plataformas que se pueden usar para consultas por video u opciones sin video, cuando sea posible.

Rembolso por servicios de telesalud

Los pagadores de seguro y las asociaciones profesionales de trabajadores de atención médica han respaldado la transición a servicios de telesalud durante la pandemia. Los Centros de Servicios de Medicare y Medicaid (CMS, por sus siglas en inglés) otorgaron múltiples exencionespdf iconexternal icon, con lo cual se brinda flexibilidad (por ejemplo, de ubicación geográfica, tipo de centro de salud) durante la pandemia y se concede paridad de pago entre la atención clínica por telesalud y en persona para Medicare.11 Los programas de Medicaidexternal icon se administran a nivel de los estados y los estados pueden escoger si cubren o no servicios de telesalud como una alternativa a métodos tradicionales de atención en persona.

Precauciones respecto de los servicios de telesalud

  • Comprender las reglamentaciones y restricciones individuales a nivel federal y estatal, los mandatos y las directivas provisionales, así como las fechas de vencimiento.
    • Monitorear las medidas reglamentarias actualizadas para los sistemas y el personal de atención médica.
    • Los sistemas regionales que brindan servicios en varios estados deben prestar especial atención a los requisitos individuales de los estados.
    • El personal de atención médica debe realizar el seguimiento de los criterios de elegibilidad sobre la base de su profesión específica.
  • Mantenerse informado sobre los anuncios de la Oficina de Derechos Civiles (OCR, por sus siglas en inglés) respecto de la ley HIPAA y el COVID-19external icon.
  • Capacitar a los proveedores y al personal sobre políticas, prácticas y protocolos para utilizar los servicios de telesalud, como la programación de citas, la documentación y la facturación, los procesos de remisión a atención especializada, la atención de urgencias y emergencias, los servicios de laboratorio, las recetas de farmacia, el instrumental médico y las consultas de seguimiento.
  • Explorar la utilización de servicios de telesalud en todas las partes del sistema de prestación de atención médica, como los FQHC (centros de salud federalmente calificados)external icon, centros médicos comunitarios, farmacias y centros de salud escolaresexternal icon.

Posibles limitaciones de la telesalud

  • Los desafíos que presentan el otorgamiento de licencias entre los estados y otras cuestiones regulatorias que pueden variar según el estado.
  • Situaciones en las cuales las consultas en persona son más adecuadas debido a la urgencia, a afecciones subyacentes o a la incapacidad de realizar un examen físico adecuado.
  • La necesidad de abordar temas delicados, en especial si el paciente se siente incómodo o preocupado por la privacidad.
  • El acceso limitado a dispositivos tecnológicos (por ejemplo, teléfono inteligente, tableta, computadora) necesarios para una consulta de telesalud o problemas de conectividad.
  • El nivel de comodidad con la tecnología para el personal de atención médica y los pacientes.
  • La aceptación cultural de la realización de las consultas virtuales en lugar de las consultas en persona por parte del personal de atención médica y los pacientes.

Recursos

Telehealth.hhs.govexternal icon: sitio del Gobierno federal de los EE. UU. con recursos sobre telesalud para los proveedores de atención médica y los pacientes.

Consorcio Nacional de Centros de Recursos sobre Telesaludexternal icon: consiste en doce centros de recursos sobre Telesalud (TRC, por sus siglas en inglés) regionales y dos nacionales, establecidos para suministrar asistencia, educación e información a organizaciones y personas que estén brindando o estén interesados en brindar atención médica a distancia.

Administración de Recursos y Servicios de Saludexternal icon: promueve el uso de tecnologías de telesalud para la prestación de servicios de atención médica, educación e información sobre salud.

Centros de Servicios de Medicare y Medicaidexternal icon: brinda actualizaciones constantes para la orientación clínica y técnica, como los servicios de telesalud.

Kit de herramientas para telesalud de Medicaid y del Programa de Seguro Médico para Niños (CHIP)external icon: brinda a los estados asuntos de infraestructura reglamentarios y legales a tener en cuenta a medida que evalúan la necesidad de expandir su capacidad de telesalud y las políticas de cobertura.

Asociación Hospitalaria Estadounidense:external icon información sobre actividades nacionales, estatales y locales que afectan a la telesalud.

Asociación Médica Estadounidense (AMA)pdf iconexternal icon: Manual de implementación de la telesaludpdf iconexternal icon

Academia Estadounidense de Médicos de Familia:external icon utilización de la telesalud para la atención de pacientes durante la pandemia del COVID-19external icon

Federación de Juntas Médicas Estatalesexternal icon: guía sobre los requisitos estatales para el otorgamiento de licencias para la prestación de servicios de telesalud, prestadores jubilados o inactivos y otros temas relacionados.

Conjunto de herramientas para la salud telementalexternal icon: su objetivo es ayudar a los proveedores de atención médica a prepararse para utilizar videoconferencias de telesalud.

Proyecto ECHOexternal icon: brinda recursos para conectar a profesionales de atención médica de primera línea con expertos para el aprendizaje y las consultas a distancia.

Referencias

1 Tuckson RV, Edmunds M, Hodgkins ML. Telehealth. N Engl J Med 2017;377:1585-92.

2 Harvey JB, Valenta S, Simpson K, Lyles M, McElligott J. Utilization of outpatient telehealth services in parity and nonparity states 2010–2015. Telemedicine and e-Health. 2019 Feb 1;25(2):132-6.

3 American Medical Association, 2020. AMA Digital Health Research: Physician’s motivation and requirements for adopting digital health—adoption and attitudinal shifts from 2016 to 2019. https://www.ama-assn.org/system/files/2020-02/ama-digital-health-study.pdfpdf iconexternal icon

4 Martinez KA, Rood M, Jhangiani N, Kou L, Rose S, Boissy A, Rothberg MB. Patterns of use and correlates of patient satisfaction with a large nationwide direct to consumer telemedicine service. Journal of General Internal Medicine. 2018 Oct 1;33(10):1768-73.

5 Orlando JF, Beard M, Kumar S. Systematic review of patient and caregivers’ satisfaction with telehealth videoconferencing as a mode of service delivery in managing patients’ health. PloS One. 2019;14(8).

6 Bashshur R, Doarn CR, Frenk JM, Kvedar JC, Woolliscroft JO. Telemedicine and the COVID-19 Pandemic, Lessons for the Future. Telemedicine and e-Health. May 2020.571-3. http://doi.org/10.1089/tmj.2020.29040.rbexternal icon

7 American Medical Association: COVID-19 Recent and Ongoing Advocacy Effortsexternal icon

8 American Academy of Pediatrics: The Use of Telemedicine to Address Access and Physician Workforce Shortagesexternal icon

9 American Association of Nurse Practitioners: Position Statement on Telehealthexternal icon

10 O’Connor M, Asdornwised U, Dempsey ML, Huffenberger A, Jost S, Flynn D, Norris A. Using telehealth to reduce all-cause 30-day hospital readmissions among heart failure patients receiving skilled home health services. Applied Clinical Informatics. 2016;7(02):238-47.

11 Medicare and Medicaid Programs; Policy and Regulatory Revisions in Response to the COVID–19 Public Health Emergencypdf iconexternal icon

Última actualización 18 de Ago. de 2020