Guía interina para implementar cuidados en casa a las personas que no requieran hospitalización por la enfermedad del coronavirus 2019 (COVID-19)

Guía interina para implementar cuidados en casa a las personas que no requieran hospitalización por la enfermedad del coronavirus 2019 (COVID-19)
Actualizado 17 de Jun. de 2020

Actualizado el 17 de Junio del 2020

Versión para imprimir pdf icon[PDF]

Esta guía interina es para el personal de los departamentos de salud locales y estatales, los profesionales de prevención y control de infecciones y el personal de atención médica que estén coordinando los cuidados y el aislamiento en casa1 de las personas con infección por el virus del COVID-19 confirmada o presunta, incluidas las personas bajo investigación (consultar Criterios para orientar la evaluación de personas bajo investigación (PUI) por COVID-19). Esto incluye a pacientes evaluados en un entorno ambulatorio que no requieran hospitalización (p. ej., pacientes que estén médicamente estables y que puedan recibir cuidados en casa) o pacientes que sean dados de alta después de haber sido hospitalizados por la infección por el virus del COVID-19 confirmada.

Por lo general, las personas deben cumplir con el aislamiento en casa hasta que el riesgo de transmisión secundaria se considere bajo. Para obtener más información, consulte la página sobre cómo prevenir la propagación de la enfermedad del coronavirus 2019 en los hogares y las comunidades residenciales.

Este documento no se aplica a los pacientes en entornos de atención médica. Para ver las recomendaciones interinas para la prevención y el control de infecciones asociadas a la atención médica, consulte las Recomendaciones interinas para la prevención y el control de infecciones en pacientes con enfermedad del coronavirus 2019 (COVID-19) conocida o personas bajo investigación por COVID-19 en un entorno de atención médica. Los CDC actualizarán esta guía interina a medida que sea necesario y se disponga de más información.

Evaluar la idoneidad del entorno residencial para los cuidados en casa

En consulta con el personal del departamento de salud estatal o local, un profesional de atención médica debe evaluar si el entorno residencial es adecuado para los cuidados en casa. Las consideraciones para los cuidados en casa tienen en cuenta lo siguiente:

  • El paciente está lo suficientemente estable para recibir cuidados en casa.
  • En la casa hay cuidadores adecuados disponibles.
  • Hay una habitación separada donde el paciente se pueda recuperar sin compartir espacio inmediato con otras personas.
  • Hay acceso a alimentos y cosas indispensables.
  • El paciente y otros integrantes del hogar son capaces de cumplir con las precauciones recomendadas como parte de los cuidados o el aislamiento en casa. El cuidador puede usar una cubierta de tela para la cara cuando cuide a una persona que está enferma; sin embargo, se desconocen los efectos de protección (hasta qué punto la cubierta de tela para la cara protege a las personas sanas de inhalar el virus). Nota: Durante la pandemia del COVID-19, las mascarillas de grado médico se están reservando para los trabajadores de la salud y algunos miembros del personal de respuesta a emergencias. Es posible que se deba improvisar una cubierta de tela para la cara usando una bufanda o bandana. Infórmese más aquí.
  • Hay integrantes del hogar que podrían tener un mayor riesgo de complicaciones si contraen el COVID-19 (p. ej., personas de más de 65 años, niños pequeños, mujeres embarazadas, personas inmunodeprimidas o con afecciones cardiacas, pulmonares o renales crónicas).

Proporcionar una guía de precauciones para implementar durante los cuidados en casa

Un profesional de atención médica debe:

Notas a pie de página

1El aislamiento se define como la separación —o restricción de actividades— de una persona que tenga una enfermedad contagiosa de las personas que estén sanas.

Recursos adicionales

Última actualización 17 de Jun. de 2020