Diagnóstico y tratamiento

Tratar la tosferina (pertussis) de forma temprana con antibióticos puede hacer que la infección sea menos grave y puede ayudar a prevenir la propagación de las bacterias que causan la enfermedad a otras personas.

Visite a su profesional de atención médica si cree que usted o su hijo podrían tener tosferina.

Diagnóstico

Los profesionales de atención médica diagnostican la tosferina al considerar si usted ha estado en contacto con alguien que tiene esta enfermedad y al hacer lo siguiente:

  • Revisar los antecedentes de los signos y síntomas típicos
  • Un examen físico
  • Una prueba de laboratorio de una muestra de mucosidad de la parte de atrás de la garganta
  • Un análisis de sangre

Tratamiento

Los profesionales de atención médica generalmente tratan la tosferina con antibióticos. Hay varios antibióticos disponibles para el tratamiento de la tosferina.

Es muy importante tratarla de forma temprana, antes de que comiencen los accesos de tos.

Tratar la tosferina de forma temprana puede:

  • Hacer que la enfermedad sea menos grave
  • Ayudar a prevenir la transmisión de las bacterias que causan la enfermedad a otras personas

Comenzar el tratamiento después de tres semanas de enfermedad probablemente no ayude, aunque la mayoría de las personas todavía tendrán síntomas. Para ese momento, su cuerpo ha eliminado las bacterias, pero los síntomas todavía existen debido al daño ya producido en su cuerpo.

Manejar los síntomas en casa

Maneje los síntomas de la tosferina y disminuya el riesgo de transmitirles las bacterias a otras personas.

No tome medicamentos para la tos salvo que se lo recomiende su profesional de atención médica.

  • Tome los antibióticos exactamente de la manera en que los haya recetado el médico.
  • En lo posible, mantenga la casa libre de agentes irritantes que pudieran desencadenar la tos, tales como humo, polvo y vapores de sustancias químicas.
  • Use un humidificador limpio de vapor frío para ayudar a aflojar las mucosidades y a calmar la tos.
  • Lávese frecuentemente las manos con agua y jabón por al menos 20 segundos.
  • Coma pequeñas comidas cada cierta cantidad de horas para ayudar a prevenir los vómitos.
  • Tome bastante líquido, como agua, jugos y sopas, y coma frutas para evitar la falta de líquidos (deshidratación).
  • No tome medicamentos para la tos salvo que se lo recomiende su profesional de atención médica. La medicina para la tos probablemente no ayudará y con frecuencia no se recomienda para niños menores de 4 años.

Notifique de inmediato cualquier signo de deshidratación a su profesional de atención médica.  

Los signos de deshidratación incluyen:

  • Boca seca o pegajosa
  • Somnolencia o cansancio
  • Sed
  • Menos cantidad de orina o menos pañales mojados
  • Pocas o ninguna lágrima cuando llora
  • Debilidad muscular
  • Dolor de cabeza
  • Mareos o sensación de desmayo.

Obtener tratamiento en un hospital

La tosferina a veces puede ser muy grave y puede causar complicaciones, especialmente para los bebés. Las personas con enfermedad grave o complicaciones necesitan atención médica en un hospital. Aproximadamente la mitad de los bebés menores de 1 año que contraen la tosferina necesitan recibir atención médica en un hospital.

El tratamiento hospitalario de la tosferina generalmente se enfoca en lo siguiente:

  • Mantener las vías respiratorias despejadas. Esto podría requerir sacar (succionar) las mucosidades.
  • Monitorear la respiración y dar oxígeno, si es necesario.
  • Prevenir o tratar la deshidratación. Las personas podrían necesitar líquidos intravenosos (a través de una vena) si muestran signos de deshidratación o tienen dificultad para comer.
Esta página fue revisada: el 4 de agosto del 2022