Causas y transmisión

Causas

La tosferina, también conocida como tos convulsa o pertussis, es una enfermedad muy contagiosa causada por un tipo de bacteria llamada Bordetella pertussis. Estas bacterias se adhieren a los cilios (pequeñas extensiones parecidas a vellos) que recubren parte del aparato respiratorio superior. Estas bacterias liberan toxinas (venenos) que dañan los cilios y provocan la inflamación de las vías respiratorias.

Transmisión

Mother kissing infant

La tosferina es una enfermedad muy contagiosa que solo se encuentra en los seres humanos. Se transmite de una persona a otra. Por lo general, las personas con tosferina les transmiten la enfermedad a los demás al toser o estornudar, o al pasar mucho tiempo en contacto cercano con ellos compartiendo el espacio donde respiran. Muchos bebés que contraen la tosferina se contagian de sus hermanos mayores, padres o las personas que los cuidan, quienes tal vez ni siquiera saben que tienen la enfermedad.

Las personas infectadas son más contagiosas hasta por alrededor de 2 semanas después de que aparece la tos. Los antibióticos pueden acortar el periodo durante el cual una persona es contagiosa.

Aunque las vacunas contra la tosferina son la herramienta más eficaz para prevenir esta enfermedad, ninguna vacuna es 100 % eficaz. Cuando la tosferina está circulando en una comunidad, existe la posibilidad de que una persona de cualquier edad, que tenga todas sus vacunas al día, pueda contraer esta enfermedad. Si usted se aplicó la vacuna contra la tosferina y aún así se enferma, la infección en general no es tan grave.

Nota: Los CDC adoptaron cambios recientes en terminología que recomiendan el uso de “tosferina” (una sola palabra) en vez de “tos ferina”. Sin embargo, el término tos ferina podrá seguir apareciendo en algunos materiales.

Referencias

Páginas relacionadas

Esta página fue revisada el: 7 de agosto de 2017