Saltar directamente a búsqueda Saltar directamente al índice A-Z de los CDC Saltar directamente al menú de navegación Saltar directamente a la página de opciones Saltar directamente al contenido del sitio

Padres

Si su niño presenta síntomas de infestación de piojos o liendres (principalmente picor), examine su cabeza, en especial detrás de las orejas y en la nuca. Si encuentra piojos o liendres, todos los miembros de la familia se deberán examinar cada 2 o 3 días. Deben recibir tratamiento las personas que tengan piojos vivos (moviéndose) o liendres que estén a 1/4 de pulgada de distancia o menos del cuero cabelludo.

Para eliminar completamente los piojos vivos, es muy importante seguir bien todos los pasos que requiere el tratamiento, así como completarlo. Consulte nuestra página de Tratamiento para obtener información adicional.

Si su niño tiene una infestación activa, notifique a los padres de los compañeros de clase, así como a la escuela o guardería, a fin de que tomen medidas para evitar más contagios.

Los CDC no dictan recomendaciones sobre los productos específicos a utilizar para el tratamiento individual de cada paciente. Si desea saber qué producto disponible en su área ha resultado más eficaz en la eliminación de los piojos, consulte a su médico, su farmacéutico o el departamento de salud.

Los CDC tampoco recomiendan las políticas de “no liendres”, que requieren la eliminación total de las liendres como condición para que un estudiante pueda volver a la escuela. Se debe admitir de vuelta en la escuela o la guardería a los niños que hayan comenzado a recibir un tratamiento adecuado. Los piojos de la cabeza pueden ser molestos, pero no se ha demostrado que transmitan enfermedades.

Los materiales informativos que ofrecen los CDC en su sitio web sobre piojos son del dominio público y se pueden reproducir para su distribución; haga clic donde dice “versión para imprimir”, en la parte superior derecha de esta página web.

TOP