Para médicos

La conjuntivitis puede ser el resultado de distintas causas, que incluyen virus, bacterias, alérgenos, uso de lentes de contacto, sustancias químicas, hongos y ciertas enfermedades.

Las escuelas deben permitir que los niños que estén infectados asistan a la escuela luego de implementadas las terapias indicadas; la excepción es cuando se trate casos de conjuntivitis virales o bacterianas acompañadas de signos de enfermedad sistémicos. No obstante, los niños infectados cuyo comportamiento no les permita evitar el contacto cercano con otros estudiantes no deben asistir a la escuela.[1]

Conjuntivitis viral

Microfotografía coloreada de adenovirus tomada con microscopio electrónico de transmisión

Micrografía coloreada de adenovirus tomada con microscopio electrónico de transmisión..
(Biblioteca de Imágenes de Salud Pública de los CDC)

Los siguientes virus pueden causar conjuntivitis virales; entre ellos se encuentran los adenovirus, que son una de las causas más comunes:

  • Adenovirus
  • Virus de la rubéola
  • Virus del sarampión
  • Virus del herpes, que incluyen:
    • Virus del herpes simple
    • Virus del herpes zóster, que también causa la varicela y la culebrilla
    • Virus de Epstein-Barr, que también causa la mononucleósis infecciosa
  • Los picornavirus, como los virus Coxsackie A24 y los enterovirus 70 (que han causado brotes en otros países)

La conjuntivitis viral es muy contagiosa. La mayoría de los virus que causan conjuntivitis se propagan por el contacto entre las manos y el ojo, cuando se toca el ojo con las manos u objetos contaminados con el virus infeccioso. Las manos se pueden contaminar al entrar en contacto con lágrimas, secreciones del ojo, heces o secreciones respiratorias infectadas. La conjuntivitis viral también se puede propagar a través de gotas grandes de las vías respiratorias.

Según la causa de la conjuntivitis viral, algunos pacientes pueden presentar síntomas o afecciones adicionales, tales como:

  • Resfriado común, influenza u otra infección respiratoria.
  • Fiebre faringoconjuntival, que es un síndrome que puede producir tanto conjuntivitis como fiebre y dolor de garganta, y es causada más comúnmente por las infecciones por adenovirus de los serotipos 3, 4 y 7.
  • Queratoconjuntivitis epidémica, que es un tipo más grave de conjuntivitis, comúnmente causada por las infecciones por adenovirus de los serotipos 8, 19 y 37.
  • Conjuntivitis hemorrágica aguda, que es un tipo de conjuntivitis que frecuentemente se asocia con epidemias grandes en todo el mundo, especialmente en las regiones tropicales y subtropicales. Los virus que con más frecuencia se asocian a este tipo de conjuntivitis incluyen los enterovirus 70, los virus Coxsackie A24 y los adenovirus.
  • Queratoconjuntivitis herpética, que es un tipo de conjuntivitis que se asocia con el virus del herpes simple y lesiones en la piel similares a ampollas; puede afectar un solo ojo.
  • Rubéola y sarampión. La conjuntivitis puede presentarse con estas enfermedades virales que generalmente están acompañadas de sarpullido, fiebre y tos.

 Inicio de la página

Conjuntivitis bacteriana

Staphylococcus aureus

La ilustración muestra la bacteria Streptococcus pneumoniae, que es una causa común de conjuntivitis bacteriana.

La conjuntivitis bacteriana aguda es el tipo más común de conjuntivitis bacteriana que se produce en los entornos de atención médica ambulatorios.[2] Las bacterias que más frecuentemente causan conjuntivitis bacteriana en los Estados Unidos son las siguientes:

  • Staphylococcus aureus
  • Haemophilus influenzae
  • Streptococcus pneumoniae
  • Moraxella catarrhalis

La conjuntivitis bacteriana puede transmitirse de persona a persona, o mediante el contacto del ojo con manos u objetos contaminados. Asimismo, cuando se producen cambios en las bacterias que normalmente viven en la conjuntiva, esto también puede causar conjuntivitis. Otra forma en que se pueden propagar las bacterias es a través de gotas grandes de las vías respiratorias.

Lo indicado para la conjuntivitis bacteriana, que normalmente se distingue por su exudado purulento, es la terapia antibiótica tópica.

Según la causa de la conjuntivitis bacteriana, es posible que algunos pacientes presenten síntomas o afecciones adicionales, como los siguientes: 

Conjuntivitis bacteriana hiperaguda

  • Es un tipo de conjuntivitis más grave que se produce rápidamente y puede causar la perforación de la córnea.
  • Por lo general, se acompaña de inflamación y dolor en el párpado y disminución de la visión.
  • Involucra la presencia de secreciones espesas y purulentas (pus) abundantes que se vuelven a formar incluso después de limpiar el ojo.
  • Suele ser causada por la bacteria Neisseria gonorrhoeae en los adultos sexualmente activos.
  • Puede causar la pérdida de la visión si no se recibe el tratamiento oportuno de un médico de los ojos[2].

Conjuntivitis bacteriana crónica

  • Se define como conjuntivitis con síntomas que duran al menos 4 semanas.
  • Suele producirse junto con blefaritis (inflamación del párpado), que puede producir partículas escamosas y una sensación de calor en el párpado.
  • Las personas que tengan esta afección deben consultar a un médico de los ojos[3].

Conjuntivitis por clamidia

  • En neonatos:
    • Puede ocurrir en los bebés nacidos de madres con Chlamydia trachomatis.
    • Se denomina oftalmía o conjuntivitis neonatal en las primeras 4 semanas de vida.
    • Los síntomas suelen aparecer entre 5 y 12 días después del nacimiento.
    • Los neonatos con conjuntivitis por clamidia también suelen tener infecciones por clamidia en otras partes del cuerpo (por ejemplo, en los pulmones o la nasofaringe). Aproximadamente el 50 % de los bebés que presentan neumonía tienen antecedentes de conjuntivitis por clamidia.
    • Frecuentemente se presenta con un cuadro de secreciones mucopurulentas o sanguinolentas, inflamación notable con enrojecimiento, engrosamiento y friabilidad de la conjuntiva, y la posible formación de una seudomembrana.
  • En personas sexualmente activas:
    • La enfermedad aguda suele ser unilateral con presencia de hiperemia y secreciones purulentas y estar ocasionada por Chlamydia trachomatis, serotipos D-K.
    • Cursará en muchos pacientes de manera más leve y prolongada.
    • En la mayoría de los casos aparecerá con una infección genital por clamidia inmediatamente anterior o simultánea.
  • Tracoma
    • Conjuntivitis folicular crónica causada por los serotipos A-C de la Chlamydia trachomatis, que provocan la formación de cicatrices en el párpado, la conjuntiva y la córnea.
    • Una de las principales causas globales de ceguera prevenible.
    • Se transmite de persona a persona mediante el contacto con las secreciones de los ojos o de la nariz de una persona infectada, al compartir artículos o a través de las moscas.
    • Pueden producirse infecciones repetidas en los niños menores de 10 años.
    • Es común en los lugares de pobre acceso a medidas de higiene básicas.

Obtenga más información acerca del tracoma y otras enfermedades relacionadas con la higiene (en inglés).

Conjuntivitis gonocócica

  • Causa común de conjuntivitis hiperaguda en neonatos y personas sexualmente activas.
  • Incluye enrojecimiento de los ojos, presencia de pus espeso en los ojos e inflamación de los párpados.
  • En los recién nacidos, generalmente se presenta dentro de los primeros 5 días de vida y puede asociarse a bacteriemia y meningitis.
  • Su profilaxis inmediata con eritromicina en pomada oftálmica después del nacimiento es lo que actualmente recomienda el Grupo de Trabajo sobre Servicios Preventivos de los Estados Unidos y es una obligación legal en la mayoría de los estados.
  • La conjuntivitis gonocócica en los adultos es infrecuente y hay una cantidad limitada de datos con relación a su tratamiento; se debe consultar con un especialista en enfermedades infecciosas.

 Inicio de la página

Esta es una microfotografía tomada con microscopio electrónico de barrido de una planta de Ambrosia trifida, más comúnmente conocida como ambrosía o ragweed, en inglés.

Esta es una micrografía tomada con microscopio electrónico de barrido de una planta de Ambrosia trifida, más comúnmente conocida como ambrosía o ragweed, en inglés.
(Biblioteca de Imágenes de Salud Pública de los CDC)

Conjuntivitis alérgica

La conjuntivitis alérgica es común en las personas que tienen otros signos de enfermedad alérgica, como fiebre del heno, asma y eccema. Es causada por la reacción del cuerpo a ciertas sustancias a las que es alérgico, como por ejemplo:

  • Polen de árboles, plantas, pastos y malezas
  • Ácaros del polvo
  • Caspa de los animales
  • Mohos
  • Lentes de contacto y solución para lentes
  • Cosméticos
 

 

Notas a pie de página

1 American Academy of Pediatrics. Recommendations for care of children in special circumstances. In: Kimberlin DW, Brady MT, Jackson MA, Long SS, eds. Red Book: 2015 Report of the Committee on Infectious Diseases. 30th ed. Elk Grove Village, IL: American Academy of Pediatrics; 2015.
2 Crounau H, Kankanala RR, Mauger T. Diagnosis and management of red eye in primary careExternal. Am Fam Physician. 2010;81:137-44.
3 Høvding G. Acute bacterial conjunctivitisExternal. Acta Ophthalmol. 2008;86(1):5-17.

 Inicio de la página

Esta página fue revisada el: 16 de octubre de 2017