Vacunas combinadas

Las vacunas combinadas reducen la cantidad número de inyecciones que su hijo necesita, pero protegen de la misma cantidad de enfermedades graves.

Menos inyecciones, pero la misma protección

Illustration: MMR = sarampión, paperas y rubéola
Illustration: MMR = sarampión, paperas y rubéola

En las vacunas combinadas se toman dos o más vacunas que podrían administrarse en forma individual y se las coloca en una sola vacuna.

Entonces, en una consulta médica, su hijo recibirá dos o tres vacunas para protegerlo de cinco enfermedades, en lugar de cinco vacunas individuales.

Varias vacunas son tan comunes que, por lo general, se conocen por sus iniciales: MMR (sarampión, paperas y rubéola) y DTaP (difteria, tétanos y tosferina). Cada una protege a su niño de tres enfermedades. Sin embargo, en la actualidad estas dos vacunas en particular no se consideran verdaderas vacunas combinadas porque, en los Estados Unidos, no se pueden obtener vacunas separadas para todas las enfermedades de las que protegen la MMR y la DTaP.

Vacunas combinadas comunes para niños

Vacunas combinadas comunes para niños
Nombre de la vacuna Combina Protección
Pediarix DTaP + Hep B + IPV 5 enfermedades
(Difteria, tétanos, tosferina o pertussis, hepatitis B y poliomielitis)
ProQuad MMR + varicela 4 enfermedades
(sarampión, paperas, rubéola y varicela)
Kinrix DTaP + IPV 4 enfermedades
(Difteria, tétanos, tosferina o pertussis y poliomielitis)
Pentacel DTaP + IPV + Hib 5 enfermedades
(Difteria, tétanos, tosferina o pertussis, poliomielitis y Hib (Haemophilus influenzae tipo b))
medical icon

Todas las vacunas, incluidas las vacunas combinadas, pueden ayudar a proteger a su hijo de varias enfermedades.

Beneficios de las vacunas combinadas

La combinación de vacunas en menos inyecciones puede significar que más niños recibirán las vacunas recomendadas a tiempo. Y ello significa menos demoras en la protección contra enfermedades.

Beneficios para los niños

  • Menos inyecciones
  • Menos dolor y malestar
  • Protección oportuna

Beneficios para los padres

  • Menos visitas al médico
  • Menos complicación y costo con menos consultas médicas
  • Menos tiempo alejado del trabajo o la actividad familiar

Seguridad y eficacia

Antes de la aprobación de una vacuna combinada para su uso, la vacuna se somete a pruebas minuciosas para cerciorarse de que la vacuna combinada sea tan segura y eficaz como cada una de las vacunas individuales que se administran por separado. Y, al igual que con las vacunas individuales, existen sistemas para vigilar reacciones inusuales a las vacunas combinadas que se detectan solo después de que la vacuna se haya utilizado en forma generalizada.

Bebé sonriente en brazos de una madre sonriente

El doctor Paul Offit analiza la seguridad de las vacunas combinadas (cortesía del Hospital de Niños de Filadelfiaexternal icon)

alert icon

Las vacunas combinadas se han utilizado en los Estados Unidos desde mediados de la década de 1940.

Efectos secundarios

Niña pequeña mira una pequeña curita en su hombro

Los efectos secundarios de las vacunas combinadas son usualmente moderados. Son similares a los de las vacunas individuales que se administran por separado.

Algunas veces las vacunas combinadas producen ligeramente más dolor o inflamación en el punto de administración. Pero si su hijo recibe las vacunas en forma individual, podría tener más dolor o inflamación en dos o tres lugares, en lugar de solo uno.

Si su hijo tiene efectos secundarios moderados o graves de una vacuna combinada, informe al médico. Si las vacunas separadas están disponibles, el médico podría administrar por separado dosis adicionales de ciertas vacunas.

Futuro creciente para las vacunas combinadas

A medida que los científicos formulan y ponen a prueba vacunas nuevas para proteger a los niños de más enfermedades, más vacunas combinadas podrían ingresar al mercado. Esto permitirá a los niños recibir protección adicional con menos inyecciones.

Recomendaciones para la vacuna MMRV

La vacuna MMRV combina la vacuna MMR (contra el sarampión, las paperas y la rubéola) con la vacuna contra la varicela.

Los niños que reciben la primera dosis de la vacuna MMRV entre los 12 y 23 meses de vida pueden tener mayor probabilidad de sufrir una convulsión debido a la fiebre después de la inyección. Sin embargo, esto no es común. Estas convulsiones “febriles” son alarmantes para los padres, pero no son dañinas para los niños.

Debido a este riesgo levemente mayor de convulsiones, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades recomiendan que los niños menores de 4 años de edad reciban la primera dosis de las vacunas MMR y contra la varicela por separado.

Referencias

Esta página fue revisada el: 23 de septiembre de 2020