Signos y síntomas

Niña enferma con su padre

Cualquier persona que no haya tenido varicela o que no se haya vacunado contra la varicela puede contraer esta enfermedad. Por lo general, la enfermedad de varicela dura unos 5 a 7 días.

El síntoma clásico de la varicela es un sarpullido que se convierte en ampollas llenas de líquido que pican, que al final se vuelven costras. El sarpullido puede aparecer primero en la cara, el pecho y la espalda, y extenderse después al resto del cuerpo, incluido el interior de la boca, los párpados y el área genital. Por lo general, toma una semana para que todas las ampollas se vuelvan costras.

Otros síntomas típicos que pueden comenzar a manifestarse 1 o 2 días antes del sarpullido incluyen:

  • Fiebre
  • Cansancio
  • Falta de apetito
  • Dolor de cabeza

Los niños por lo general pierden 5 a 6 días de escuela o guardería debido a la varicela.

Personas vacunadas

Algunas personas que se han vacunado contra la varicela todavía pueden contraer la enfermedad. Sin embargo, los síntomas son generalmente más leves, con menos puntos rojos o ampollas y con poco o nada de fiebre. Aunque es poco común, algunas personas vacunadas que contraen la varicela presentan una enfermedad tan grave como la que afecta a las que no se vacunaron.

Personas con riesgo de varicela grave

Algunas personas que contraen varicela pueden presentar síntomas más graves y tener mayor riesgo de complicaciones. Para obtener más información, lea la sección complicaciones.

 Inicio de la página

Esta página fue revisada el: 15 de enero de 2019