Prevención y tratamiento

Prevención

La mejor forma de prevenir la varicela es vacunándose contra esta enfermedad. Todos —incluidos los niños, los adolescentes y los adultos— deberían ponerse dos dosis de la vacuna contra la varicela si nunca han tenido la enfermedad o nunca se vacunaron.

La vacuna contra la varicela es muy segura y eficaz para prevenir la enfermedad. La mayoría de las personas que reciben la vacuna no contraerán varicela. Si una persona vacunada la llega a contraer, sus síntomas suelen ser más leves, con menos ampollas o sin ampollas (puede que tenga solo unos puntos rojos) y fiebre leve o sin fiebre.

La vacuna contra la varicela previene casi todos los casos de enfermedad grave. Desde que comenzó el programa de vacunación contra la varicela en los Estados Unidos, ha habido una disminución de más del 90% en los casos de varicela, las hospitalizaciones y las muertes.

Para obtener más información sobre la vacuna contra la varicela, lea la sección Vacunación.

Tratamientos caseros para las personas con varicela

Hay varias cosas que puede hacer en casa para ayudar a aliviar los síntomas de la varicela y prevenir infecciones de la piel. Aplicarse loción con calamina o darse un baño fresco con bicarbonato de sodio, avena sin cocinar o avena coloidal podría dar algo de alivio para la picazón. Trate de mantener las uñas cortas y rascarse lo menos posible para prevenir propagar el virus a los demás y las infecciones en la piel. Si se rasca una ampolla sin querer, lávese las manos con agua y jabón durante al menos 20 segundos.

Medicamentos que se venden sin receta médica

 Bebé riendo examinado por doctora

No use aspirina ni productos que contengan aspirina para aliviar la fiebre de la varicela. El uso de la aspirina en niños con varicela se ha asociado al síndrome de Reye, una enfermedad grave que afecta el hígado y el cerebro y que puede causar la muerte. En su lugar, use medicamentos sin aspirina, como acetaminofeno, para aliviar la fiebre causada por la varicela. La Academia Estadounidense de Pediatría recomienda evitar el tratamiento con ibuprofeno de ser posible porque ha sido asociado a infecciones bacterianas de la piel potencialmente mortales.

Cuándo llamar a un proveedor de atención médica

Para las personas expuestas a la varicela, llame a un proveedor de atención médica si la persona:

  • Nunca tuvo la varicela y no se ha vacunado contra esta enfermedad.
  • Está embarazada.
  • Tiene el sistema inmunitario debilitado a causa de una enfermedad o medicamento; por ejemplo:
    • una persona con VIH/sida o cáncer,
    • una persona que ha tenido un trasplante, o
    • una persona que está recibiendo quimioterapia, medicamentos inmunodepresores o corticosteroides a largo plazo.

Si presenta síntomas, llame a su proveedor de atención médica. Es especialmente importante que contacte a su proveedor de atención médica si la persona:

  1. La persona está en riesgo de tener complicaciones graves porque:
    • tiene menos de 1 año,
    • es mayor de 12 años,
    • tiene el sistema inmunitario debilitado, o
    • está embarazada.

O

  1. La persona presenta cualquiera de los siguientes síntomas:
    • fiebre que dure más de 4 días,
    • fiebre de más de 102 °F (38.9 °C),
    • cualquier área del sarpullido o alguna parte del cuerpo que se ponga muy roja, caliente, muy sensible al tacto o por donde comience a salir pus (un líquido amarillento y espeso), porque estos síntomas pueden indicar una infección bacteriana,
    • dificultad para despertarse o comportamiento confuso,
    • dificultad para caminar,
    • rigidez del cuello,
    • vómitos frecuentes,
    • dificultad para respirar,
    • tos intensa,
    • dolor abdominal intenso,
    • sarpullido con sangrado o moretones (erupción hemorrágica).

Tratamientos prescritos por su proveedor de atención médica para las personas con varicela

Su proveedor de atención médica lo puede aconsejar sobre las opciones de tratamiento. Los medicamentos antivirales se recomiendan para las personas con varicela que tengan más probabilidades de enfermarse de gravedad, incluidas las siguientes:

  • personas mayores de 12 años habitualmente sanas
  • personas con enfermedades crónicas de la piel o de los pulmones
  • personas que reciben terapia con salicilato o corticosteroides a largo plazo
  • mujeres embarazadas
  • personas con el sistema inmunitario debilitado

Existen medicamentos antivirales aprobados para el tratamiento de la varicela. Estos funcionan mejor si se administran lo antes posible, preferiblemente dentro de las primeras 24 horas después de que comience el sarpullido. Para obtener más información, lea la sección Tratamiento con aciclovir.

Nota: Los enlaces a sitos web pueden llevar a páginas en inglés o español.

Esta página fue revisada: el 28 de abril del 2021