Salte directo a la búsqueda Salte directo al listado de A-Z Salte directo a la navegación alte directo al contenido Salte directo a las opciones de la página
Página principal

La tuberculosis y el embarazo

Si bien no es fácil lidiar con un diagnóstico de tuberculosis durante el embarazo, existe un riesgo aún mayor para la mujer embarazada y su bebé si no se trata la enfermedad. Los bebés de mujeres con tuberculosis no tratada pueden tener un peso más bajo al nacer que los que nacen de mujeres sin esta enfermedad. Es poco frecuente que un bebé nazca con tuberculosis.

Las mujeres embarazadas que reciben un diagnóstico de tuberculosis deben empezar el tratamiento tan pronto como se detecte la enfermedad. Aunque los medicamentos utilizados en el tratamiento atraviesan la placenta, estos medicamentos no parecen tener efectos nocivos en el bebé.

Pruebas de detección de la tuberculosis 

La prueba cutánea de la tuberculosis es considerada válida y segura para su aplicación durante todo el embarazo. Las pruebas de sangre de detección de tuberculosis también son seguras durante el embarazo, pero no se han evaluado para diagnosticar la infección de tuberculosis en las mujeres embarazadas. Es necesario realizar otras pruebas para determinar si una persona tiene la enfermedad de tuberculosis.

Tratamiento

Infección de tuberculosis latente: la isoniacida, administrada ya sea todos los días o dos veces por semana durante 9 meses, es el tratamiento estándar contra la infección de tuberculosis latente en las mujeres embarazadas. Las mujeres que toman isoniacida también deben tomar suplementos de piridoxina (vitamina B6). El régimen posológico de 12 dosis de isoniacida y rifapentina no se recomienda en las mujeres embarazadas ni en mujeres que planean tener un embarazo en los siguientes 3 meses.

Enfermedad de tuberculosis: las mujeres embarazadas deben comenzar a recibir tratamiento tan pronto como se sospeche que tienen la enfermedad de tuberculosis. El régimen posológico inicial de preferencia consiste en isoniacida, rifampina y etambutol todos los días durante 2 meses, seguido de isoniacida y rifampina diariamente o dos veces a la semana durante 7 meses (para un total de 9 meses de tratamiento). No debe administrarse estreptomicina porque se ha demostrado que tiene efectos nocivos en el feto. En la mayoría de los casos, no se recomienda la piracinamida porque se desconocen los efectos que pueda producir en el feto.


 
Contáctenos:
  • Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades
    1600 Clifton Rd
    Atlanta, GA
    30329-4027 USA
  • 800-CDC-INFO
    (800-232-4636)
    TTY: (888) 232-6348
  • Comuníquese con CDC–INFO
  • Última actualización de la página: 24 de abril de 2013
  • Última modificación de la página: 24 de abril de 2013
GobiernoUSA.gov, el portal oficial del Gobierno de los EE.UU. en españolDepartamento de Salud y Servicios Humanos
Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades   1600 Clifton Rd. Atlanta, GA 30329-4027, USA
800-CDC-INFO (800-232-4636) Línea TTY: (888) 232-6348 Comuníquese con CDC–INFO