Las vacunas y el embarazo: 8 cosas que debe saber

Vacunación contra el COVID-19

Obtenga la información más reciente sobre las vacunas contra el COVID-19 durante el embarazo y el periodo de lactancia.

1. Las vacunas que se pone durante el embarazo no solo la protegen a usted, ¡sino que también le dan a su bebé algo de protección temprana!

¿Sabía que el bebé puede recibir de la mamá, mientras está embarazada, algo de protección contra enfermedades? Ponerse las vacunas contra el tétanos, la difteria y la tosferina (Tdap), la influenza y el COVID-19 durante el embarazo ayuda a su cuerpo a producir anticuerpos protectores (proteínas que el cuerpo crea para luchar contra enfermedades), y puede pasarles algunos de esos anticuerpos al bebé. Estos anticuerpos pueden proteger al bebé contra estas enfermedades durante los primeros meses de vida.

padre y madre embarazada sostienen a su hijo pequeño que está tocando su vientre
2. Ponerse las vacunas contra la tosferina (Tdap), la influenza y el COVID-19 cuando está embarazada puede mantenerlos a usted y al bebé seguros.

Los CDC y un panel de expertos que hace recomendaciones sobre las vacunas llegaron a la conclusión de que estas tres vacunas son seguras para las mujeres embarazadas y sus bebés. Estos expertos revisaron cuidadosamente los datos de seguridad disponibles antes de recomendar cualquier vacuna durante el embarazo.

Al igual que los medicamentos, las vacunas pueden causar algunos efectos secundarios. Pero la mayoría de las personas que se vacunan tienen efectos secundarios leves o ninguno en absoluto. Los CDC monitorean la seguridad de las vacunas de manera continua, y los efectos secundarios más comunes pueden incluir fiebre, cansancio y dolores corporales, así como enrojecimiento, hinchazón y sensibilidad en el lugar de la inyección.

médica y mujer embarazada conversan sobre las vacunas contra la tosferina (Tdap), la influenza y el COVID-19
3. La vacuna Tdap ayuda a proteger contra la tosferina, que puede ser muy peligrosa para el bebé.

Necesitará ponerse la vacuna Tdap entre las semanas 27 y 36 de cada embarazo, preferiblemente al principio de este periodo. La Tdap ayuda a proteger contra la tosferina, que puede ser potencialmente mortal en los recién nacidos.

Aproximadamente la mitad de los bebés menores de 1 año que la contraen necesitan ser tratados en el hospital. Mientras más pequeño sea un bebé cuando contrae la tosferina, más probabilidades tiene de necesitar tratamiento en el hospital. Mientras algunos bebés tienen mucha tos, otros bebés con tosferina no tosen nada. En su lugar, puede hacer que dejen de respirar y se pongan azules. Los bebés pueden contraer la tosferina de los hermanos, los padres y los cuidadores que estén infectados y no lo sepan debido a que la enfermedad a menudo causa síntomas leves en los niños más grandes y los adultos.

madre con bebé recién nacido
4. Ponerse la vacuna contra la influenza durante el embarazo puede ayudar a protegerlos a usted y al bebé contra la influenza.

Los cambios en el funcionamiento del sistema inmunitario, el corazón y los pulmones durante el embarazo aumentan las probabilidades de que se enferme gravemente si contrae la influenza. Enfermarse de influenza durante el embarazo puede ponerla en mayor riesgo de hospitalización y complicaciones durante el embarazo, como parto y nacimiento prematuros. La influenza también puede ser peligrosa para el bebé en gestación. La fiebre, un síntoma común de la influenza, podría estar asociado con defectos del tubo neural y otros resultados adversos.

Además, los bebés tienen una mayor probabilidad de enfermarse gravemente de influenza. Cuando usted se pone la vacuna contra la influenza durante el embarazo, le pasa anticuerpos al bebé que pueden ayudarlo a protegerse contra la influenza en los primeros meses después de que nace, cuando es demasiado pequeño para vacunarlo.

Póngase la vacuna contra la influenza si está embarazada durante la temporada de influenza: es la mejor manera de protegerse y de proteger al bebé contra la influenza. La vacuna contra la influenza es segura durante el embarazo y se puede poner durante cualquier trimestre.

médica conversa sobre las vacunas contra la influenza con una mujer embarazada
5. Ponerse la vacuna contra el COVID-19 durante el embarazo puede ayudar a protegerla de enfermarse gravemente de COVID-19.

Si está o estuvo recientemente embarazada, es más probable que se enferme gravemente de COVID-19 en comparación con las personas que no están embarazadas. Asimismo, si usted tiene COVID-19 durante el embarazo, tiene una mayor probabilidad de presentar complicaciones que pueden afectar su embarazo y el bebé en gestación.

La vacunación contra el COVID-19 se recomienda para todas las personas que estén embarazadas, amamantando, tratando de quedar embarazadas o que podrían quedar embarazadas en el futuro. La evidencia muestra que la vacunación contra el COVID-19 antes y durante el embarazo es segura y eficaz, y parece indicar que los beneficios de la vacuna superan cualquier riesgo conocido o potencial. Vacunarse durante el embarazo genera anticuerpos que podrían proteger al bebé. Nuevos datos muestran que la vacunación durante el embarazo puede ayudar a proteger a los bebés menores de 6 meses contra la hospitalización a causa de COVID-19.

Las personas embarazadas deberían mantenerse al día con las vacunas contra el COVID-19, lo que incluye recibir la dosis de refuerzo cuando llegue el momento.

médica conversa sobre la vacuna contra el COVID-19 con una mujer embarazada
6. ¡El momento en que se pone las vacunas es fundamental!

Usted sabe muy bien lo importante que es esperar el momento indicado. ¡Semana tras semana está pendiente del crecimiento y desarrollo de su bebé y cuenta los días que faltan para conocer a su pequeño! Cuando se trata de las vacunas, ponérselas en el momento indicado también es importante.

  • La temporada de influenza varía de año en año, pero los CDC recomiendan vacunarse contra la influenza antes de finales del mes de octubre, independientemente de en qué etapa del embarazo esté. Esto ayuda a asegurarse de tener protección antes de que empiece a aumentar la actividad de la influenza.
  • En vez de ponerse la vacuna Tdap durante una época específica del año, los CDC recomiendan ponérsela en su tercer trimestre. Ponerse la vacuna Tdap entre las semanas 27 y 36 del embarazo, preferiblemente al principio de este periodo, le permite pasar la mayor cantidad de anticuerpos protectores al bebé antes de su nacimiento. Esto mantendrá al bebé protegido durante sus primeros meses de vida cuando es más vulnerable a enfermedades y complicaciones graves.
  • Se recomienda ponerse la vacuna contra el COVID-19 en cualquier momento durante el embarazo, así como la dosis de refuerzo si aplica.
mujer embarazada marcando un calendario
7. Todas las personas que estén alrededor del bebé también necesitan vacunarse.

El sistema inmunitario de los bebés recién nacidos no está completamente desarrollado todavía, lo cual hace que sean particularmente vulnerables a las infecciones. Los niños más grandes y los adultos pueden transmitirles enfermedades a los bebés, incluso si no se sienten muy enfermos. Por esta razón, todos los que estén alrededor del bebé deben estar al día con todas las vacunas de rutina, incluidas las vacunas contra la tosferina (Tdap), la influenza y el COVID-19. Esto incluye a los padres, los hermanos que tengan la edad mínima requerida para vacunarse y las demás personas que lo cuiden, como los abuelos y las niñeras. Todos los que necesiten vacunarse, deben hacerlo al menos dos semanas antes de conocer al bebé porque toma aproximadamente dos semanas para que el cuerpo produzca los anticuerpos después de la vacunación.

abuelo con su nieto
8. Si queda embarazada nuevamente, necesitará volver a ponerse algunas vacunas.

La cantidad de anticuerpos que se producen después de que se vacuna disminuye con el tiempo. Cuando usted se pone una vacuna durante un embarazo, los niveles de anticuerpos podrían no mantenerse lo suficientemente altos para proporcionar suficiente protección durante los embarazos futuros, aunque los bebés sean próximos en edad. Por eso, asegúrese de darle al segundo bebé (y al tercero y al cuarto) la mayor cantidad de anticuerpos protectores y la mejor protección posible contra las enfermedades al vacunarse contra la tosferina cada vez que esté embarazada. También debería ponerse la vacuna contra la influenza cada temporada.

mujer embarazada con su hijo pequeño
Más información acerca de las vacunas y el embarazo
Esta página fue revisada: el 14 de abril del 2022