Vacuna contra la influenza (gripe)

Influenza

La vacuna anual contra la influenza es la mejor manera de proteger a sus hijos contra esta enfermedad y sus complicaciones potencialmente graves.

¿Por qué debería mi hijo recibir la vacuna contra la influenza?

  • En los niños, reduce el riesgo de contraer esta enfermedad y de ser hospitalizados por su causa.
  • Ha demostrado salvar vidas en el caso de los niños.
  • Puede reducir la gravedad de la enfermedad en las personas que se vacunen pero que aún contraigan la influenza.
  • Reduce el riesgo de enfermedad, lo cual puede evitar que su hijo falte a la escuela o a la guardería infantil, y que usted falte al trabajo.
  • Reduce el alto riesgo de presentar complicaciones graves a causa de la influenza, especialmente en el caso de los niños menores de 5 años, o niños de cualquier otra edad con determinadas afecciones crónicas.
  • Ayuda a prevenir la propagación de la influenza a los familiares y amigos, incluidos los bebés menores de 6 meses que son demasiado pequeños para recibir la vacuna.

¿Cuándo debería vacunar a mi hijo contra la influenza?

Los médicos recomiendan que vacune a su hijo contra la influenza todos los años en el otoño, a partir de los 6 meses de edad. Algunos niños de 6 meses a 8 años pueden necesitar 2 dosis para que obtengan la mejor protección.

  • Los CDC recomiendan vacunarse contra la influenza a más tardar a fines de octubre, antes de que esta enfermedad empiece a propagarse en su comunidad. Vacunarse más tarde, sin embargo, puede aún ser beneficioso, y la vacunación debería continuar ofreciéndose a lo largo de toda la temporada de influenza, incluso en enero o después.
  • Los niños de 6 meses a 8 años de edad que se estén vacunando contra la influenza por primera vez, o que previamente hayan recibido una sola dosis de esta vacuna, deben recibir dos dosis. La primera dosis debe administrarse tan pronto como esté disponible la vacuna.
  • Si su hijo recibió previamente dos dosis de la vacuna contra la influenza (en cualquier momento), solo necesita una dosis esta temporada.

Los CDC recomiendan la vacunación anual contra la influenza (gripe) para todas las personas a partir de los 6 meses de edad. Las mujeres embarazadas deben vacunarse contra la influenza durante cada embarazo. La vacunas contra la influenza que se dan durante el embarazo ayudan a proteger tanto a la madre como al bebé de esta enfermedad.

¿Cuáles vacunas protegen contra la influenza?

Para la temporada de influenza 2020-2021, los CDC recomiendan la vacunación anual contra esta enfermedad para todas las personas a partir de los 6 meses de edad.

  • A los niños se les pueden aplicar las vacunas inyectables contra la influenza a partir de los 6 meses de edad.
  • La vacuna en atomizador nasal se puede administrar a las personas de 2 a 49 años. Sin embargo, ciertas personas con afecciones subyacentes no deben recibir la vacuna en atomizador nasal.

El médico de su hijo sabrá cuáles vacunas son las correctas para el niño.

¿Me debería vacunar si estoy embarazada?

Sí. Los cambios en el funcionamiento del sistema inmunitario, el corazón y los pulmones durante el embarazo aumentan las probabilidades de que se enferme gravemente si contrae la influenza. Los CDC recomiendan que las mujeres embarazadas se pongan anualmente una vacuna inyectable contra la influenza estacional a más tardar a fines de octubre, si es posible, para garantizar la mejor protección contra esta enfermedad. Usted puede vacunarse durante cualquier trimestre del embarazo. Vacunarse  también puede ayudar a proteger a su bebé contra la influenza después del nacimiento. (La mamá le pasa los anticuerpos al bebé en gestación durante el embarazo).

Las vacunas contra la influenza son muy seguras.

check circle solid icon

Las vacunas contra la influenza tienen un buen historial de seguridad. Cientos de millones de personas en los Estados Unidos se han vacunado contra la influenza en forma segura por más de 50 años, y se han hecho investigaciones exhaustivas que respaldan la seguridad de las vacunas contra esta enfermedad.

Al igual que cualquier medicamento, las vacunas pueden causar efectos secundarios. Cuando ocurren, los efectos secundarios de la vacuna contra la influenza son generalmente leves y desaparecen solos a los pocos días.

¿Cuáles son los efectos secundarios?

Los efectos secundarios frecuentes de la vacuna inyectable contra la influenza pueden incluir:

  • Dolor, enrojecimiento o hinchazón en el lugar donde se aplicó la vacuna
  • Dolor de cabeza
  • Fiebre
  • Náuseas
  • Dolores musculares

Los efectos secundarios de la vacuna en atomizador nasal contra la influenza pueden incluir:

  • Moqueo
  • Sibilancias
  • Dolor de cabeza
  • Vómitos
  • Dolores musculares

Si ocurren estos problemas, normalmente comienzan poco después de la vacunación, son leves y duran poco.

alert icon

Para prevenir los desmayos y las lesiones relacionadas con los desmayos, los adolescentes deberían estar sentados o acostados cuando les pongan la vacuna y permanecer en esa posición durante 15 minutos después de la vacunación.

heart icon

Prepárese para la visita de vacunación de su hijo e infórmese sobre cómo puede:

  • Saber más acerca de las vacunas y preparar a su hijo antes de la visita.
  • Reconfortar a su hijo durante la cita médica.
  • Cuidar a su hijo después de la vacuna.
Antes, durante y después de las vacunas

¿Por qué mi hijo necesita la vacuna contra la influenza todos los años?

Los virus de la influenza cambian constantemente y por eso se fabrican nuevas vacunas todos los años para proteger contra los virus de la influenza que probablemente causarán la mayor cantidad de enfermedades. Además, la protección que proporciona la vacunación contra la influenza desaparece con el tiempo. La vacuna contra la influenza (gripe) que le den a su hijo lo protegerá de esta enfermedad toda la temporada, pero necesitará vacunarse nuevamente la próxima para tener la mejor protección.

¿Qué es la influenza?

La influenza, o gripe, es una enfermedad causada por los virus de la influenza. Estos virus infectan la nariz, las vías respiratorias superiores, la garganta y los pulmones. La influenza se propaga fácilmente y puede causar enfermedad grave, en especial para los niños pequeños, las personas de edad avanzada, las mujeres embarazadas y las personas con ciertas afecciones crónicas como el asma y la diabetes.

¿Cuáles son los síntomas de la influenza?

Los síntomas de la influenza pueden incluir:

  • Fiebre (no todas las personas con influenza tendrán fiebre) o sentirse afiebrado o con escalofríos
  • Escalofríos
  • Tos
  • Dolor de garganta
  • Moqueo o congestión nasal
  • Dolor de cabeza
  • Dolor en el cuerpo o los músculos
  • Cansancio
  • Vómitos o diarrea (esto es más común en los niños que en los adultos)

La mayoría de las personas que se enferman de influenza se recuperan en unos pocos días o en menos de dos semanas.

¿Es la influenza una enfermedad grave?

Millones de niños contraen la influenza cada año y miles son hospitalizados. Los CDC estiman que desde el 2010, entre 7000 y 28 000 niños menores de 5 años en los Estados Unidos han sido hospitalizados cada año a causa de la influenza. Los niños con afecciones crónicas como el asma, la diabetes y los trastornos del cerebro o del sistema nervioso, y los niños menores de 5 años (y en especial los menores de 2) tienen más probabilidades de terminar en el hospital a causa de la influenza.

Algunas personas con un alto riesgo pueden presentar complicaciones (como neumonía) que pueden llevar a la hospitalización e incluso la muerte.

Las temporadas de influenza varían en cuanto a su gravedad de una temporada a otra. Desde el 2010, los CDC estiman que cada año entre 130 y 1200 niños (menores de 18 años) murieron a causa de la influenza.

¿Cómo se propaga la influenza?

La influenza se propaga principalmente por medio de gotitas que se producen cuando alguien que tiene esta enfermedad habla, tose o estornuda, y estas gotitas llegan a la boca o la nariz de las personas que están cerca, o son inhaladas por ellas. Aunque no sucede a menudo, una persona podría contraer la influenza al tocar una superficie o un objeto donde esté el virus y luego tocarse la boca, la nariz o posiblemente los ojos.

Las personas pueden transmitir la influenza a los demás desde un día antes de que tengan síntomas hasta 5 a 7 días después de que se enfermen. Este periodo puede ser mayor en los niños y en las personas muy enfermas.

¿Puede mi hijo contraer la influenza por ponerse la vacuna contra esta enfermedad?

No, la vacuna no causa influenza. Las vacunas contra la influenza (que se aplican con una inyección) actualmente se fabrican de dos maneras: la vacuna se fabrica con

  1. virus de la influenza que han sido “inactivados” (muertos) y en consecuencia no son infecciosos, o
  2. usando solamente un único gen del virus de la influenza (en lugar de usar todo el virus) para producir una respuesta inmunitaria sin causar la infección.

La vacuna contra la influenza protege a su hijo de esta enfermedad. Sin embargo, a veces la vacuna puede causar efectos secundarios leves que pueden confundirse con la influenza. Tenga en cuenta que tomará unas 2 semanas después de recibir la vacuna para que el cuerpo de su hijo genere protección contra la influenza.

Siga el calendario de vacunación

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, la Academia Estadounidense de Médicos de Familia y la Academia Estadounidense de Pediatría recomiendan enfáticamente ponerles todas las vacunas a los niños siguiendo el calendario de vacunación recomendado.

Esta página fue revisada el: el 2 de agosto del 2019