Saltar directamente a búsqueda Saltar directamente al índice A-Z de los CDC Saltar directamente al menú de navegación Saltar directamente a la página de opciones Saltar directamente al contenido del sitio

Este sitio web está archivado con fines históricos y ya no se le hace mantenimiento ni actualizaciones.

Hagamos más segura la atención médica

Piense en la septicemia. El tiempo es crucial.

Información general

La septicemia es una complicación causada por la respuesta abrumadora y potencialmente mortal del cuerpo a una infección. Puede producir daño en Ios tejidos, insuficiencia orgánica y la muerte. La septicemia es difícil de diagnosticar. Se presenta rápidamente y al comienzo se puede confundir con otras afecciones. La septicemia es una emergencia médica. El tiempo es crucial. Cuando la septicemia se identifica y se trata rápidamente, se salvan vidas. Los proveedores de atención médica son el enlace crucial para la prevención, la identificación y el tratamiento de la septicemia.

Los proveedores de atención médica pueden:

  • Prevenir las infecciones. Cumplir las exigencias para el control de infecciones (p. ej., higiene de las manos) y asegurarse de que los pacientes reciban las vacunas recomendadas (p. ej., contra la influenza y la enfermedad neumocócica).
  • Educar a los pacientes y sus familias. Enfatizar la necesidad de prevenir las infecciones, controlar las afecciones crónicas y buscar atención médica si hay signos de una infección grave o de septicemia.
  • Pensar en la septicemia. Conocer los signos y síntomas de la septicemia para identificar y tratar pronto a los pacientes.
  • Actuar rápido. Si sospechan septicemia, ordenar pruebas para determinar si hay una infección, en dónde está ubicada y qué la causó. Comenzar el tratamiento con antibióticos y otros cuidados médicos inmediatamente. Documentar la dosis de los antibióticos, la duración del tratamiento y el objetivo.
  • Revaluar el manejo del paciente. Chequear la evolución del paciente frecuentemente. Revaluar el tratamiento con antibióticos entre las 24 y 48 horas, o antes, para cambiarlo si fuera necesario. Asegurarse de que el tipo de antibiótico, la dosis y la duración del tratamiento sean correctos.

 Ir arriba

Foto: Paciente en una sala de emergencias

La septicemia comienza fuera del hospital en casi el 80 % de los pacientes.

Una evaluación de los CDC encontró que 7 de cada 10 pacientes con septicemia habían utilizado recientemente servicios de atención médica o tenían enfermedades crónicas que requieren cuidados médicos frecuentes.

Hay cuatro tipos de infecciones asociadas con más frecuencia a la septicemia: las pulmonares, las urinarias, las cutáneas y las intestinales.

Problema

La septicemia es mortal cuando no se identifica y trata rápidamente.

Ciertas personas tienen más probabilidades de contraer septicemia si presentan una infección.
  • Una evaluación de los CDC encontró que más del 90 % de los adultos y del 70 % de los niños que presentaron septicemia tenían una afección que los pudo haber puesto en riesgo de contraer la septicemia.
  • La septicemia ocurre con más frecuencia en las personas mayores de 65 años o menores de un año, las que tienen sistemas inmunitarios debilitados, o las que tienen afecciones crónicas (p. ej., diabetes). 
  • Aunque es menos común, incluso los bebés, niños y adultos sanos pueden presentar septicemia por una infección, especialmente cuando no reciben el tratamiento adecuado.
Ciertas infecciones y microbios causan septicemia con más frecuencia.*
  • Hay cuatro tipos de infecciones asociadas con más frecuencia a la septicemia: las pulmonares, las urinarias, las cutáneas y las intestinales.
  • Entre los microbios comunes que pueden causar septicemia se encuentran las bacterias Staphylococcus aureus, Escherichia coli (E. Coli) y algunos tipos de Streptococcus.

*Entre los pacientes en la evaluación en los que se identificó la fuente de la infección; sin embargo, en muchos pacientes no se puede identificar la fuente infecciosa.

Infografía: Los proveedores de atención médica son clave para la prevención de las infecciones y enfermedades que pueden causar septicemia.

Ver infografía completa y la descripción del texto

 Ir arriba

Lo que se puede hacer

El gobierno federal hace lo siguiente:

  • Trabaja con socios para promover y alinear los esfuerzos de salud pública, que incluyen prevención de infecciones, vacunación, manejo de enfermedades crónicas, uso adecuado de antibióticos y prevención e identificación temprana de la septicemia.
  • Investiga las causas de la septicemia para identificar las nuevas estrategias de prevención y las poblaciones en riesgo.
  • Apoya la creación de nuevas pruebas y tratamientos de la septicemia.
  • Crea métodos de seguimiento más precisos para evaluar el avance en la prevención y el tratamiento de los pacientes con septicemia. 

Los proveedores de atención médica pueden:

  • Prevenir infecciones. Cumplir las exigencias para el control de infecciones (p. ej., higiene de las manos) y asegurarse de que los pacientes reciban las vacunas recomendadas (p. ej., contra la influenza y la enfermedad neumocócica).
  • Educar a los pacientes y sus familias. Enfatizar la necesidad de prevenir las infecciones, manejar las afecciones crónicas y buscar atención médica si hay signos de una infección grave o de septicemia.
  • Pensar en la septicemia. Conocer los signos y síntomas de la septicemia para identificar y tratar pronto a los pacientes.
  • Actuar rápido. Si sospechan septicemia, ordenar pruebas para determinar si hay una infección, en dónde se ubica y cuál fue la causa. Comenzar el tratamiento con antibióticos y otros cuidados médicos inmediatamente. Documentar la dosis de los antibióticos, la duración del tratamiento y el objetivo.
  • Revaluar el manejo del paciente. Chequear la evolución del paciente frecuentemente. Revaluar el tratamiento con antibióticos entre las 24 y 48 horas o antes para cambiarlo si fuera necesario. Asegurarse de que el tipo de antibiótico, la dosis y la duración del tratamiento sean correctos.

Los directivos y los administradores de los centros de atención médica pueden:

  • Hacer del control de infecciones una prioridad. Asegurarse de que haya una conexión fuerte entre la prevención y el control de las infecciones, la identificación temprana de la septicemia y los programas de uso adecuado de antibióticos.
  • Capacitar a los proveedores de atención médica y al personal de primera línea para que reconozcan y traten pronto la septicemia.
  • Colaborar con los departamentos de salud y con otros establecimientos de atención médica dentro de su área para mejorar el control de las infecciones.

Los departamentos de salud locales y estatales pueden:

  • Promover la prevención y la pronta identificación de la septicemia, la vacunación, el manejo de las enfermedades crónicas, así como la prevención de las infecciones en los establecimientos de atención médica y en los entornos comunitarios.
  • Estudiar las medidas que otros estados y organizaciones han tomado para mejorar la identificación y el tratamiento tempranos de la septicemia: http://go.usa.gov/xjxnz.

Los pacientes y sus familias pueden:

  • Aprender cuáles son los signos y síntomas de la septicemia. Saber si tienen un mayor riesgo. Si sospechan septicemia, buscar atención médica de inmediato. Preguntarse, “¿podría ser septicemia?”
  • Hablar con un proveedor de atención médica acerca del control de las afecciones crónicas y las vacunas.
  • Practicar buena higiene, como lavarse las manos.

 Ir arriba

TOP