Este sitio web está archivado con fines históricos y ya no se le hace mantenimiento ni actualizaciones.

El cáncer de cuello uterino se puede prevenir

Noviembre 2014

Silueta de una mujer

Icono de una tumba

4000

Más de 4000 mujeres mueren de cáncer de cuello uterino al año.

Icono de una gráfica

93 %

Hasta el 93 % de los cánceres de cuello uterino se podrían prevenir con las pruebas de detección y la vacuna contra el VPH (virus del papiloma humano).

Icono de una silueta de una mujer

8 millones

En el 2012, 8 millones de mujeres en los EE. UU., de 21 a 65 años, reportaron que no se habían hecho pruebas de detección de cáncer de cuello uterino en los últimos 5 años.

A más de 12 000 mujeres les da cáncer de cuello uterino al año. Hasta el 93 % de los cánceres de cuello uterino se pueden prevenir. La vacuna contra el virus del papiloma humano (VPH) ayuda a prevenir la infección con los tipos del VPH que causan la mayoría de los cánceres de cuello uterino. La prueba de Papanicoláu (Pap) detecta células anormales que pueden convertirse en cáncer y la prueba del VPH detecta los virus que causan esos cambios en las células. Aun cuando las pruebas de detección son eficaces, el 10 % de las mujeres en los Estados Unidos reportó en el 2012 que no se había hecho esas pruebas en los últimos 5 años. Cada cita médica es una oportunidad para hablar sobre la prevención del cáncer de cuello uterino. Ninguna mujer debería morir a causa de esta enfermedad.

Los médicos, el personal de enfermería y los sistemas de salud pueden:

  • Ayudar a las mujeres a entender qué pruebas de detección son las más adecuadas para ellas y cuándo deberían hacérselas.
  • Hacerles las pruebas de detección a todas las mujeres o remitirlas a ellas, según lo recomendado, en cada cita médica.
  • Asegurarse de que las pacientes reciban los resultados de sus pruebas y la atención de seguimiento adecuada rápidamente.
  • Usar sistemas de llamados recordatorios para ayudar a los médicos, al personal de enfermería y a las pacientes a recordar cuándo se deben hacer las pruebas de detección y recibir la vacuna contra el VP.
  • Recomendar enfáticamente que los preadolescentes y adolescentes sean vacunados contra el VPH.

Problema

Demasiadas mujeres no se han hecho las pruebas de detección.

Para prevenir más muertes, se deben continuar los esfuerzos para que se hagan las pruebas de detección

  • El amplio uso de la prueba de Papanicoláu llevó a una notoria disminución en la cantidad de muertes a causa del cáncer de cuello uterino. Pero las muertes a causa de esta enfermedad no siguieron disminuyendo en los EE. UU. entre el 2007 y el 2011.
  • El porcentaje de mujeres que se hicieron las pruebas de detección disminuyó levemente desde el 2008 hasta el 2010.
  • La vacuna contra el VPH puede reducir el riesgo de cáncer de cuello uterino.
  • El VPH causa la mayoría de los cánceres de cuello uterino.
  • Solo 1 de cada 3 niñas y 1 de cada 7 niños habían recibido las 3 dosis recomendadas de la vacuna contra el VPH en el 2013.
  • Los adolescentes no están recibiendo las vacunas contra el VPH con la misma frecuencia con que reciben las otras vacunas recomendadas, aun cuando son seguras y eficaces.

Falta poco: Menos oportunidades perdidas pueden ayudar a que las mujeres de 21 a 65 años se hagan las pruebas de detección.

  • Más del 50 % de todos los nuevos casos de cáncer de cuello uterino se dan en mujeres que nunca se han hecho las pruebas de detección o que no se las han hecho en los últimos 5 años de su vida.
  • Cerca de 7 de cada 10 mujeres que no se han hecho las pruebas de detección en los últimos 5 años van al médico regularmente y tienen seguro de salud.
Infografía: Oportunidades perdidas para hacer pruebas de detección de cáncer de cuello uterino

Ver infografía completa y la descripción del texto

Infografía: Ninguna mujer debería morir a causa del cáncer de cuello uterino

Ver infografía completa y la descripción del texto

 Ir arriba

Lo que se puede hacer

El gobierno federal hace lo siguiente:

A través de la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio:

  • Está asegurándose de que la mayoría de los planes de salud cubra las pruebas de detección de cáncer de cuello uterino, según lo recomendado, sin un costo adicional para la paciente.
  • Está asegurándose de que la mayoría de los planes de salud cubra la vacuna contra el VPH, según lo recomendado, para hombres y mujeres, sin un costo adicional para el paciente.
  • Está ayudando a que las personas se inscriban para tener la cobertura de un seguro ofrecido en el Mercado de Seguros Médicos.
  • Está invirtiendo en centros de salud comunitarios para expandir el acceso de las mujeres a los servicios de atención médica.
  • Está aumentando el acceso a la vacunación a través del Programa de Vacunas para Niños (VFC)
  • Está apoyando a programas federales que aumentan las tasas de realización de pruebas de detección de cáncer de cuello uterino. Programa Nacional de Detección Temprana del Cáncer de Mama y de Cuello Uterino, Title X Family Planning (en inglés)external icon

Los médicos, el personal de enfermería y los sistemas de salud pueden:

  • Ayudar a las mujeres a entender qué pruebas de detección son las más adecuadas para ellas y cuándo deben hacérselas
  • Hacerles las pruebas de detección a todas las mujeres o remitirlas a ellas, según lo recomendado, en cada cita médica
  • Asegurarse de que las pacientes reciban los resultados de sus pruebas y la atención de seguimiento adecuada rápidamente
  • Usar sistemas de llamados recordatorios para ayudar a los médicos, al personal de enfermería y a las pacientes a recordar cuándo se deben hacer las pruebas de detección y recibir la vacuna contra el VPH
  • Recomendar enfáticamente que los preadolescentes y adolescentes se vacunen contra el VPH.

Las mujeres pueden:

  • Informarse acerca de las distintas pruebas de detección y hacerse la que sea adecuada para ellas, y hacerle seguimiento a los resultados anormales.
  • Alentar a otras mujeres a que se hagan las pruebas de detección de cáncer de cuello uterino.
  • Contactar a sus departamentos de salud locales para averiguar cómo pueden hacerse las pruebas de detección de cáncer de cuello uterino.
  • Preguntar en cada cita médica si es hora de hacerse las pruebas de detección.
  • Hacer que sus hijos e hijas se vacunen contra el VPH según lo recomendado.

Los servicios de salud pública estatales y locales pueden:

  • Alentar a las mujeres a que se hagan las pruebas de detección al trabajar con los programas estatales de Medicaid, y centros de salud y grupos comunitarios.
  • Ayudar a las mujeres a que se hagan las pruebas de detección, hagan citas médicas y reciban tratamiento según sea necesario.
  • Promocionar los sistemas de llamados recordatorios para las pruebas de detección y las vacunas contra el VPH.
  • Promocionar las distintas pruebas de detección y las vacunas contra el VPH recomendadas para la población.

 Ir arriba

La ciencia detrás del problema

Esta página fue revisada el: 5 de noviembre de 2014
Fuente del contenido: Oficina del Director Adjunto de Comunicaciones, División de Noticias y Medios Digitales de Comunicación (DNEM)