La seguridad reproductiva y el lugar de trabajo

Familias, Mujeres caminando en la playa, Hombre viejo

El embarazo y su trabajo

El embarazo puede afectar su seguridad como trabajadora. Si está embarazada, la alentamos a que hable tan pronto como pueda con su empleador, la oficina de salud y seguridad de su lugar de trabajo (si hay una) y su médico sobre los posibles peligros en el trabajo. Muchas mujeres embarazadas pueden ajustar sus tareas temporalmente, o tomar medidas adicionales para protegerse.

Los límites actuales para las exposiciones ocupacionales fueron establecidos con base en estudios de personas que no estaban embarazadas. Lo que se considera seguro para usted, quizás no sea seguro para su bebé en gestación. Aunque la mayoría de las trabajadoras pueden trabajar sin riesgo a lo largo de todo el embarazo, el embarazo mismo puede afectar su seguridad.

Si está embarazada y trabajando, quizás deba considerar lo siguiente:

  • Los cambios en el metabolismo aumentan la velocidad en que usted absorbe algunas sustancias químicas (por ejemplo, algunos metales).
  • Debido a los cambios físicos, el equipo de protección personal que utilizaba correctamente antes del embarazo, como las batas de laboratorio o los respiradores, tal vez ya no le queden como deberían.
  • Cuando está embarazada, los cambios en el sistema inmunitario, la capacidad pulmonar e incluso los ligamentos pueden alterar su riesgo de lesionarse o enfermarse debido a algunos peligros presentes en el lugar de trabajo.
  • El feto puede ser más vulnerable a algunas sustancias químicas debido a su rápido crecimiento y desarrollo, especialmente en las etapas iniciales del embarazo, cuando los órganos se están formando.

Aprenda más sobre riesgos potenciales en el trabajo y el embarazo:

Esta página fue revisada el: 16 de noviembre de 2018