¿Qué es la poliomielitis?

Actualizado el 22 de agosto del 2022

Virus de la poliomyelitis
  • La poliomielitis, o polio, es una enfermedad discapacitante y potencialmente mortal causada por el virus de la poliomielitis o poliovirus.
  • El virus se transmite de una persona a otra y puede infectar la médula espinal, lo cual causa parálisis (no se pueden mover partes del cuerpo).

Síntomas

La mayoría de las personas que se infectan con el virus de la poliomielitis no tiene ningún síntoma visible.

Aproximadamente 1 de cada 4 personas (o 25 de cada 100) con infección por el virus de la poliomielitis tiene síntomas parecidos a los de la influenza (gripe) que pueden incluir:

  • Dolor de garganta
  • Fiebre
  • Cansancio
  • Náuseas
  • Dolor de cabeza
  • Dolor de estómago

Estos síntomas por lo general duran de 2 a 5 días y luego desaparecen por sí solos.

Una proporción menor de personas con infección por el virus de la poliomielitis presentará otros síntomas más graves que afectan al cerebro y la médula espinal:

  • Meningitis (infección del recubrimiento de la médula espinal o del cerebro) que se presenta en aproximadamente 1 a 5 de cada 100 personas con infección por el virus de la poliomielitis.
  • Parálisis (no se pueden mover partes del cuerpo) o debilidad en los brazos, las piernas, o ambos, que se presenta en aproximadamente 1 de cada 200 personas o 1 de cada 2000, según el tipo de virus.

La parálisis es el síntoma más grave asociado a la poliomielitis porque puede provocar discapacidad permanente y la muerte. Mueren entre 2 y 10 de cada 100 personas que tienen parálisis por infección por el virus de la poliomielitis, porque el virus afecta a los músculos que las ayudan a respirar.

Incluso los niños que parecen recuperarse por completo pueden presentar nuevos dolores musculares, debilidad o parálisis en la edad adulta, 15 a 40 años después. Esto se llama síndrome postpolio.

Note que la “poliomielitis” (o “polio” de forma abreviada) se define como la enfermedad paralizante. De manera que solo se considera que tienen la enfermedad las personas con la infección paralizante.

Síndrome postpolio

La poliomielitis ha existido desde la antigüedad. Esta antigua pintura de una tumba egipcia muestra a un hombre con una pierna atrofiada que no puede soportar peso sin el uso de un bastón. Esto significa que la mayoría de las fibras musculares han sido sustituidas por tejido fibroso (atrofia muscular) que es permanente. 

Si alguien tuvo poliomielitis cuando era niño o adulto joven, pero mantuvo o recuperó algo del movimiento de los brazos o las piernas debilitados, o todo el movimiento, incluso hasta el punto de llegar a ser atlético después, está en riesgo de volverse más débil en la edad avanzada. Eso es el síndrome postpolio (PPS, por sus siglas en inglés), una enfermedad que puede afectar a los sobrevivientes de la poliomielitis décadas después de haberse recuperado de la infección inicial por el virus de la poliomielitis. Algunos pacientes de PPS terminan en silla de ruedas cuando no la habían tenido que usar anteriormente. 

Heiros
Niños con el dedo meñique pintado y levantado

Transmisión

  • El virus de la poliomielitis es muy contagioso y se transmite mediante el contacto entre las personas. 
  • Vive en la garganta y los intestinos de la persona infectada.
  • Puede contaminar los alimentos y el agua que se encuentren en condiciones insalubres. 

El virus de la poliomielitis solo infecta a las personas. Entra al cuerpo a través de la boca. Se propaga mediante: 

  • El contacto con las heces (caca) de una persona infectada. 
  • Las gotitas del estornudo o la tos de una persona infectada (menos común). 

Usted se puede infectar por el virus de la poliomielitis si: 

  • Tiene trozos diminutos de heces en las manos y se toca la boca. 
  • Se lleva objetos a la boca, como juguetes, que estén contaminados con heces. 

Las personas infectadas pueden transmitir el virus inmediatamente antes y hasta 2 semanas después de la aparición de los síntomas. 

  • El virus puede vivir en los intestinos de una persona infectada por muchas semanas. Esta persona puede contaminar los alimentos y el agua que se encuentren en condiciones insalubres. 
  • Las personas que no tienen síntomas también pueden transmitir el virus a otras personas y hacer que se enfermen. 

Prevención

Hay dos tipos de vacunas que pueden prevenir la poliomielitis: 

  • La vacuna inactivada contra el virus de la poliomielitis (IPV, por sus siglas en inglés) administrada mediante inyección en la pierna o el brazo, dependiendo de la edad del paciente. Desde el año 2000, en los Estados Unidos solo se usa la IPV. 
  • La vacuna oral contra el virus de la poliomielitis (OPV, por sus siglas en inglés) se sigue usando en muchas partes del mundo. 

La vacuna contra la poliomielitis protege a los niños al preparar su cuerpo para luchar contra el virus que causa esta enfermedad. Casi todos los niños (más del 99 por ciento) que reciben todas las dosis recomendadas de la vacuna inactivada contra la poliomielitis estarán protegidos contra esta enfermedad.

También es muy importante practicar una buena higiene de las manos y lavárselas frecuentemente con agua y jabón. Tenga en cuenta que los desinfectantes de manos a base de alcohol no matan el virus de la poliomielitis.

Diagnóstico

Si los proveedores de atención médica sospechan que un paciente tiene poliomielitis, lo deberían hospitalizar de inmediato, hacerle un examen físico, obtener antecedentes médicos detallados, incluidos los antecedentes de vacunación y de cualquier viaje reciente, tomar muestras (de heces, garganta, sangre, orina y líquido cefalorraquídeo), y obtener imágenes por resonancia magnética (MRI, por sus siglas en inglés) para ver la médula espinal. Es más probable detectar el virus poliomielítico en muestras de heces.

Tratamiento

La terapia física u ocupacional puede ayudar con la debilidad causada por la poliomielitis en los brazos o las piernas y podría mejorar los resultados a largo plazo, especialmente si se implementa temprano en el transcurso de la enfermedad. Los proveedores de atención médica deberían considerar consultar a expertos en neurología y en enfermedades infecciosas sobre posibles tratamientos, y recomendar ciertas intervenciones en cada caso en particular.

Si cree que usted o alguien en su familia tiene síntomas de poliomielitis, llame a su proveedor de atención médica de inmediato o vaya a la sala de emergencias. 

Diagnóstico, muestras y contención

Diagnóstico

Hombre sujetando una jeringa

Los laboratorios de los CDC hacen pruebas de detección del virus de la poliomielitis, que incluyen cultivos, reacción en cadena de la polimerasa o PCR, secuenciación del genoma y serología. 

Muestras

Multiples jeringas

Guía de los CDC sobre el mantenimiento de la integridad de las muestras para su recolección, almacenamiento y envío.

Contención

Contaminación

La contención del virus de la poliomielitis que hacen los CDC es fundamental para minimizar el riesgo de que el virus cause daños en el entorno. 

Esta página fue revisada: el 11 de agosto del 2022
Fuente del contenido: Global Immunization