Póngale el freno a las complicaciones de la diabetes

Hombre mayor en el gimnasio sosteniendo una botella de agua

Tener un estilo de vida saludable es la clave para prevenir o retrasar las complicaciones

Noticia alentadora: las personas con diabetes están viviendo más tiempo, de manera más saludable, con menos complicaciones. ¿Qué impulsa este cambio? Mayor conocimiento y mejor manejo de los factores de riesgo.

Hemos avanzado mucho para reducir el impacto que tiene la diabetes en la vida de las personas. En los últimos 20 años, han bajado las tasas de varias de las complicaciones graves entre los adultos con diabetes en los Estados Unidos. Las reducciones más grandes se vieron en dos de las causas principales de muerte: los ataques al corazón y los derrames cerebrales. (Las personas con diabetes tienen mayor riesgo de enfermedad cardiaca y podrían presentarla de manera más grave y a una edad más temprana que las personas que no tienen diabetes). Esto es verdadero progreso.

Las complicaciones de la diabetes están relacionadas

Las complicaciones de la diabetes suelen tener los mismos factores de riesgo, y tener una complicación puede hacer que las otras empeoren. Por ejemplo, muchas personas con diabetes también tienen presión arterial altaexternal icon, que a su vez empeora las enfermedades de los ojos y de los riñones. La diabetes tiende a reducir el colesterolexternal icon HDL (el “bueno”) y aumentar los triglicéridos (un tipo de grasa en la sangre) y el colesterol LDL (el “malo”). Estos cambios pueden aumentar el riesgo de enfermedad cardiaca y de derrame cerebral. Fumar duplica el riesgo de enfermedad cardiaca en las personas con diabetes.

Veamos más de cerca estas complicaciones graves de la diabetes:

  • Enfermedad cardiaca y derrame cerebral: Las personas con diabetes tienen probabilidades dos veces mayores que aquellas sin diabetes de presentar enfermedad cardiaca o de tener derrames cerebrales.
  • Ceguera y otros problemas de los ojos:
    • Daño a los vasos sanguíneos de la retina (retinopatía diabética)
    • Opacidad del cristalino del ojo (cataratas)
    • Aumento de la presión del líquido del ojo (glaucoma)
  • Enfermedad de los riñones: Los niveles altos de azúcar en la sangre pueden dañar los riñones y causar enfermedad renal crónica (CKD, por sus siglas en inglés)external icon. Si no se trata, esta enfermedad crónica puede causar insuficiencia renal. Las personas con insuficiencia renal deben hacerse diálisis con regularidad (un tratamiento que filtra la sangre) o recibir un trasplante de riñón para poder sobrevivir. Aproximadamente 1 de cada 3 adultos con diabetes tiene enfermedad renal crónica. Usted no sabrá si la tiene a menos que su médico le haga una prueba para detectarla.
  • Daño a los nervios (neuropatía): Una de las complicaciones más comunes de la diabetes, el daño a los nervios, puede causar entumecimiento y dolor. El daño a los nervios afecta con más frecuencia los pies y las piernas, pero también puede afectar la digestión, los vasos sanguíneos y el corazón.
  • Amputaciones: El daño a los vasos sanguíneos y a los nervios relacionado con la diabetes, especialmente en los pies, puede causar infecciones graves difíciles de tratar. Para detener la propagación de estas infecciones puede ser necesario que se amputen las partes afectadas.
  • Y otras:
    • La enfermedad de las encías puede causar la pérdida de dientes y niveles más altos de azúcar en la sangre, lo cual hace que la diabetes sea más difícil de manejar. La enfermedad de las encías también puede aumentar el riesgo de diabetes tipo 2.
    • La diabetes aumenta el riesgo de depresión, y ese riesgo va creciendo a medida que se presentan más problemas de salud relacionados con la diabetes.
    • La diabetes gestacional, que se diagnostica durante el embarazo, puede causar complicaciones graves para las madres o los bebés, como preeclampsia (presión arterial alta producida por el embarazo), lesiones causadas por el parto y defectos de nacimiento.

Las complicaciones generalmente se producen a lo largo de mucho tiempo sin que se tenga ningún síntoma. Por eso es tan importante hacer citas con el médico y el dentista e ir a ellas, aunque se sienta bien. El tratamiento temprano puede ayudar a prevenir o retrasar las afecciones relacionadas con la diabetes y a mejorar su salud en general.

Su kit de herramientas para la prevención

El estilo de vida saludable es el mapa de ruta que guía el manejo de la diabetes, que es clave para prevenir o retrasar las complicaciones:

  • Siga un plan de alimentación saludableexternal icon.
  • Haga al menos 150 minutos de actividad física por semana (apenas 30 minutos, 5 días a la semana).
  • Maneje los factores clave de la diabetes:
    • A: Hágase una prueba de A1c de forma regular para medir el promedio (durante 2 a 3 meses) de su nivel de azúcar en la sangre; trate de mantenerse dentro del margen objetivo lo más posible.
    • B: Trate de mantener su presión arterialexternal icon por debajo de 140/90 mm Hg (o el objetivo que establezca su médico).
    • C: Maneje sus niveles de colesterolexternal icon.
    • D. Deje de fumar o no comience.

    Su médico también podría recetarle medicamentos que pueden ayudar con el manejo de los niveles del azúcar en la sangre, la presión arterial, el colesterol y los triglicéridos.

  • Baje de peso si tiene sobrepeso: una pérdida de apenas el 5 al 7 % del peso corporal reduce el riesgo de complicaciones. Para una persona de 200 libras (90.6 kg), eso significa entre 10 y 14 libras (de 4.5 a 6.3 kg).
  • Tome los medicamentos según las indicaciones, y hable con su médico si tiene preguntas o problemas relacionados con sus medicamentos.
  • Haga citas con su equipo de atención médica (médico de atención primaria, dentista, médico de los pies, médico de los ojos y dietista o nutricionista) y vaya a esas citas.
Personas caminando con dos perritos

Más vale prevenir que lamentar: salga a caminar con su mejor amigo.

Usted está a cargo, pero no está solo

Usted está a cargo del manejo de su diabetes: presta atención a lo que come, aparta tiempo para hacer actividad física, toma sus medicamentos y se monitorea el azúcar en la sangre. Asegúrese también de hablar con su equipo de atención médica para seguir en la dirección correcta.

La diabetes de cada persona es distinta. Algunas personas tendrán complicaciones incluso con un buen manejo. Quizás usted sea una de ellas si ha estado haciendo un gran esfuerzo, pero no ha visto resultados. O si le ha aparecido otro problema de salud relacionado con la diabetes a pesar de sus mejores esfuerzos.

Si se siente desanimado y frustrado, podría adoptar gradualmente hábitos no saludables, dejar de monitorearse los niveles de azúcar en la sangre o incluso faltar a las citas médicas. En esos momentos su equipo puede ayudarlo a volver a encaminarse, desde ayudarlo a establecer metas y recordarle el progreso que ha logrado hasta ofrecerle ideas y estrategias nuevas. Usted también le puede preguntar a su equipo de atención médica sobre grupos de apoyo en línea o presenciales que lo ayuden a conectarse con otras personas que tengan los mismos desafíos que usted.

Esta página fue revisada el: 21 de octubre de 2019