Saltar directamente a búsqueda Saltar directamente al índice A-Z de los CDC Saltar directamente al menú de navegación Saltar directamente a la página de opciones Saltar directamente al contenido del sitio

Prevención del VIH

	Photo of person handing out a condomEn la actualidad, existen más herramientas que nunca para prevenir el VIH. Además de limitar la cantidad de parejas sexuales, no compartir nunca jeringas y usar condones de la manera correcta cada vez que tenga relaciones sexuales, también podría aprovechar los medicamentos más nuevos, como la profilaxis prexposición (PrEP) y la profilaxis posexposición (PEP).

¿Cómo puedo prevenir contraer el VIH a través de las relaciones sexuales anales o vaginales?

Use condones de la manera correcta cada vez que tenga relaciones sexuales, tome los medicamentos para prevenir o tratar el VIH, si correspondiera, elija adoptar comportamientos sexuales menos riesgosos, hágase la prueba para detectar otras enfermedades de transmisión sexual (ETS) y limite la cantidad de parejas sexuales que tiene. Mientras más de estas medidas tome, más seguro puede estar.

Específicamente, usted puede:

  • Usar condones de la manera correcta cada vez que tenga relaciones sexuales (consulte ¿Qué tan bien previenen los condones el VIH?).
  • Reducir la cantidad de parejas sexuales. Esto puede disminuir sus probabilidades de tener una pareja sexual que le transmita el VIH a usted. Mientras más parejas tenga, mayor será la probabilidad de que tenga una pareja con VIH cuya carga viral no esté inhibida o que tenga una enfermedad de transmisión sexual. Estos dos factores pueden aumentar el riesgo de transmisión del VIH.
  • Hable con su médico acerca de la profilaxis prexposición (PrEP), o sea, tomar medicamentos para el VIH a diario para prevenir la infección por el VIH, si está en muy alto riesgo de contraerlo. Se debe considerar la PrEP si usted es VIH negativo y está en una relación sexual continua con una persona que es VIH positiva. También se debe considerar la PrEP si usted está en una relación que no es mutuamente monógama con una persona que ha recibido un resultado negativo a la prueba del VIH recientemente, y si además usted es:
    • un hombre homosexual o bisexual que ha tenido relaciones sexuales anales sin condón o que ha recibido un diagnóstico de una ETS en los últimos 6 meses;
    • un hombre que ha tenido relaciones sexuales tanto con hombres como con mujeres; o
    • es un hombre o una mujer heterosexual que no usa condones regularmente cuando tiene relaciones sexuales con una persona que tiene un riesgo muy alto de infección por el VIH y no sepa si tiene el VIH (p. ej., las personas que se inyectan drogas o las mujeres que tienen parejas masculinas bisexuales).
  • Profilaxis posexposición (PEP) significa tomar medicamentos para el VIH después de haber estado potencialmente expuesto al VIH, a fin de prevenir infectarse. Si usted es VIH negativo o no sabe si tiene el VIH y cree que estuvo expuesto recientemente al VIH durante una relación sexual (por ejemplo, si se le rompió el condón), hable de inmediato con su proveedor de atención médica o con un médico de sala de emergencias acerca de la PEP (dentro de los 3 días). Cuanto antes comience la PEP, mejor. Cada hora cuenta. Si le recetan la PEP, deberá tomar los medicamentos una o dos veces al día por 28 días. Tenga en cuenta que sus probabilidades de contraer el VIH son más bajas si su pareja VIH positiva está tomando medicamentos para tratar la infección por el VIH (llamados terapia antirretroviral o TARV) de la manera correcta, todos los días y su carga viral permanece inhibida (consulte ¿Puedo contraer el VIH de una persona que es VIH positiva pero que tiene una carga viral indetectable?).
  • Hágase la prueba para detectar otras enfermedades de transmisión sexual (ETS) y si fuera necesario obtenga tratamiento, y aliente a sus parejas a que hagan lo mismo. Si es sexualmente activo, hágase la prueba al menos una vez al año. Tener otras enfermedades de transmisión sexual aumenta el riesgo de contraer o transmitir el VIH. Las ETS también pueden tener consecuencias a largo plazo en la salud. Encuentre un centro de pruebas de ETS.
  • Si usted es VIH negativo y su pareja es VIH positiva, aliéntela a buscar y mantenerse en tratamiento. Si se toman de la manera correcta, todos los días, los medicamentos para tratar el VIH (TARV) reducen la cantidad de VIH (llamada “carga viral”) que tiene en la sangre y en otras partes del cuerpo a niveles muy bajos. A esto se lo llama tener “inhibición viral”. Tener inhibición viral es bueno para la salud general de las personas VIH positivas y reduce significativamente las probabilidades de transmitirle el virus a la pareja.
  • Elija prácticas sexuales menos riesgosas. El VIH se propaga principalmente al tener relaciones sexuales anales o vaginales sin condón y no tomar medicamentos para prevenir o tratar el VIH.

El sexo anal es el tipo de sexo más riesgoso para la transmisión del VIH. Cualquiera de los integrantes de la pareja puede contraer el VIH, ya sea el que inserta el pene en el ano (la pareja activa) o el que recibe el pene (la pareja pasiva), pero es mucho más riesgoso que la persona VIH negativa sea la pareja receptiva. Esto se debe a que el recubrimiento del recto es delgado y puede permitir la entrada del VIH al cuerpo durante las relaciones sexuales anales.

Las relaciones sexuales vaginales también conllevan un riesgo de transmisión del VIH, aunque son menos riesgosas que las anales. La mayoría de las mujeres que contraen el VIH, lo contraen a través del sexo vaginal, pero los hombres también pueden contraerlo de esta manera.

Por lo general, el riesgo de contraer o transmitir el VIH a través del sexo oral es pequeño o nulo. En teoría, si un hombre VIH positivo eyacula en la boca de su pareja durante el sexo oral, puede transmitirle el VIH. Sin embargo, el riesgo sigue siendo muy bajo, mucho más bajo que a través del sexo anal o vaginal. Los factores que pueden aumentar el riesgo de transmitir el VIH a través de las relaciones sexuales orales son las úlceras bucales, las encías sangrantes, las llagas genitales y la presencia de otras ETS, que podrían ser visibles o no. Consulte ¿Cómo puedo prevenir contraer el VIH al tener relaciones sexuales orales?

Las actividades sexuales que no involucren el contacto con líquidos corporales (semen, secreciones vaginales o sangre) no conllevan un riesgo de transmisión del VIH; sin embargo, pueden representar un riesgo para contraer otras ETS.

Aprenda más sobre cómo protegerse y obtenga información personalizada para satisfacer sus necesidades con la Herramienta de reducción del riesgo de VIH (BETA) de los CDC.

¿Cómo puedo prevenir contraer el VIH al tener relaciones sexuales orales?

Evite que su pareja eyacule en su boca y use barreras como condones, láminas de látex de goma natural, diques dentales o condones no lubricados cortados para colocar entre su boca y los genitales de su pareja.

En general, el riesgo de contraer o transmitir el VIH a través del sexo oral es pequeño o nulo. En teoría, si un hombre VIH positivo eyacula en la boca de su pareja durante el sexo oral, le puede transmitir el VIH. Sin embargo, el riesgo sigue siendo muy bajo, mucho más bajo que a través del sexo anal o vaginal.

El sexo oral implica poner la boca en el pene (felación), la vagina (cunilingus) o el ano (anilingus). Hay poco o nada de riesgo de contraer o transmitir el VIH a través del sexo oral. Los factores que pueden aumentar el riesgo de transmitir el VIH mediante las relaciones sexuales orales son las úlceras bucales, las encías sangrantes, las llagas genitales y otras enfermedades de transmisión sexual (ETS), que pueden ser visibles o no.

Si bien el riesgo de contraer el VIH a través de las relaciones sexuales orales es pequeño o nulo, usar barreras (como condones, diques dentales, o un condón abierto sin lubricante) puede reducir aún más el riesgo de contraer o transmitir el VIH, y puede protegerlos a usted y a su pareja de algunas ETS, como la gonorrea de la garganta y la hepatitis.

El riesgo también se reduce si el integrante VIH positivo de la pareja toma medicamentos para tratar el VIH (llamados terapia antirretroviral o TARV) o si el integrante VIH negativo toma medicamentos para prevenir el VIH (llamados profilaxis prexposición o PrEP). Tanto los medicamentos de la PrEP como los de la TARV deben tomarse de la manera correcta cada vez para que sean eficaces.

Debido a que durante el sexo oral la boca puede entrar en contacto con heces u otros líquidos corporales, es importante que hable con un proveedor de atención médica sobre las probabilidades de contraer hepatitis A y B. Si nunca tuvo hepatitis A o B, hay vacunas para prevenirlas. Su proveedor podrá ayudarlo a decidir si vacunarse es lo indicado para usted.

Para más información, consulte la página Las relaciones sexuales orales y el riesgo contraer el VIH .

Aprenda más sobre cómo protegerse y obtenga información personalizada para satisfacer sus necesidades con la Herramienta de reducción del riesgo de VIH (BETA) de los CDC.

¿Qué tan bien previenen los condones el VIH?

Si los usa de la manera correcta cada vez que tiene relaciones sexuales, los condones son altamente eficaces para prevenir la infección por el VIH. Pero es importante educarse acerca de cómo usarlos de la manera correcta.

Los condones también pueden ayudar a prevenir otras enfermedades de transmisión sexual (ETS) que se contagian mediante los líquidos corporales, como la gonorrea y la clamidia. Sin embargo, proporcionan menos protección contra las ETS que se propagan a través del contacto con la piel, como el virus del papiloma humano o VPH (verrugas genitales), el herpes genital y la sífilis.

Hay dos tipos principales de condones: los masculinos y los femeninos.

Los condones masculinos

  • Los condones masculinos son fundas delgadas de látex, poliuretano, poliisopreno o de una membrana natural, que cubren el pene durante las relaciones sexuales.
  • Los condones de látex son los que proporcionan la mejor protección contra el VIH. Para las personas con alergia al látex, los condones de poliuretano (plástico) o poliisopreno (caucho sintético) son buenas opciones; sin embargo, los condones de plástico se rompen más frecuentemente que los de látex. Los condones de membranas naturales (como los de piel de cordero) tienen pequeños agujeritos y, por lo tanto, no bloquean el VIH ni otras ETS.
  • Use lubricantes a base de agua o silicona para reducir las probabilidades de que el condón se rompa o se salga durante la relación sexual. No use lubricantes a base de aceite (como la vaselina, la grasa vegetal, el aceite mineral, los aceites para masajes, las cremas para el cuerpo o el aceite de cocina) con los condones de látex porque pueden debilitarlo y hacer que se rompa. No use lubricantes que contengan nonoxinol-9, ya que causa irritación en el recubrimiento de la vagina y el ano, y aumenta el riesgo de contraer el VIH.

Los condones femeninos

  • Los condones femeninos son fundas delgadas hechas de un producto de látex sintético llamado nitrilo. Están diseñados para que los use la mujer en la vagina durante las relaciones sexuales.
  • Cuando se usan en la vagina, los condones femeninos son comparables con los condones masculinos en cuanto a la prevención del VIH, otras ETS y el embarazo. Algunas personas usan condones femeninos para las relaciones sexuales anales. En la actualidad no sabemos qué tan bien funcionan los condones femeninos para prevenir el VIH y otras ETS cuando son usados por hombres o mujeres en las relaciones sexuales anales. Lo que sí sabemos es que el VIH no puede atravesar la barrera de nitrilo.
  • Es seguro usar cualquier tipo de lubricante con los condones femeninos de nitrilo.

Aunque use condones de la manera correcta cada vez que tenga relaciones sexuales, todavía existe la posibilidad de que contraiga el VIH. Para algunas personas que están en alto riesgo de contraer o transmitir el VIH, usar métodos adicionales de prevención, como tomar medicamentos para prevenir y tratar el VIH, puede reducir aún más su riesgo (consulte ¿Cómo puedo prevenir contraer el VIH en las relaciones sexuales anales o vaginales?).

Aprenda más sobre cómo protegerse y obtenga información personalizada para satisfacer sus necesidades con la Herramienta de reducción del riesgo de VIH (BETA) de los CDC.

¿Usar un lubricante puede ayudar a reducir mi riesgo de VIH?

Sí, porque los lubricantes pueden ayudar a prevenir que los condones se rompan o se salgan.

Los lubricantes a base de agua o silicona son seguros para usar con todos los condones. Los lubricantes a base de aceite y los productos que contienen aceite, como las cremas para las manos, la vaselina o el Crisco, no se deben usar con condones de látex debido a que pueden debilitar el condón y hacer que se rompa. Es seguro usar cualquier tipo de lubricante con los condones femeninos de nitrilo. Pero no se deben usar los lubricantes que contienen nonoxinol-9 porque esta sustancia irrita el recubrimiento de la vagina y el ano, y aumenta el riesgo de contraer el VIH.

Aprenda más sobre cómo protegerse y obtenga información personalizada para satisfacer sus necesidades con la Herramienta de reducción del riesgo de VIH (BETA) de los CDC.

¿La circuncisión masculina puede prevenir el VIH?

Los hombres circuncidados tienen menos probabilidades que los no circuncidados de contraer el VIH de una pareja femenina VIH positiva, pero la circuncisión no reduce su riesgo tanto como otras opciones de prevención. No hay evidencia de que la circuncisión masculina reduzca el riesgo de contraer el VIH para las mujeres y la evidencia sobre los beneficios de la circuncisión entre los hombres homosexuales y bisexuales no es concluyente.

Los hombres circuncidados deben tomar otras medidas, como usar condones de manera correcta cada vez que tienen relaciones sexuales o tomar medicamentos para prevenir o tratar el VIH, a fin de reducir más su riesgo de contraer el VIH o para proteger a sus parejas.

Aprenda más sobre cómo protegerse y obtenga información personalizada para satisfacer sus necesidades con la Herramienta de reducción del riesgo de VIH (BETA) de los CDC.

¿Puedo tomar medicamentos para prevenir contraer el VIH?

Si usted está en muy alto riesgo de contraer el VIH a través de las relaciones sexuales o la inyección de drogas, tomar los medicamentos diarios para el VIH, llamados profilaxis prexposición (o PrEP), puede reducir mucho su riesgo de infección por el VIH. Para reducir aún más su riesgo, puede combinar el uso de la PrEP con estrategias adicionales.

Las directrices federales recomiendan que se considere la PrEP para las personas que sean VIH negativas y estén en muy alto riesgo de contraer el VIH. Esto incluye a las personas que estén en una relación sexual continua con una persona VIH positiva. También incluye a cualquier persona que:

1) esté en una relación que no sea mutuamente monógama* con una persona que haya recibido un resultado negativo a la prueba del VIH recientemente, y además

2) sea:

  • un hombre homosexual o bisexual que ha tenido relaciones sexuales anales sin condón o que ha recibido un diagnóstico de una ETS en los últimos 6 meses;
  • un hombre que ha tenido relaciones sexuales tanto con hombres como con mujeres; o
  • un hombre o una mujer heterosexual que no usa condones regularmente cuando tiene relaciones sexuales con una persona que está en riesgo sustancial de infección por el VIH y no sabe si lo tiene (p. ej., las personas que se inyectan drogas o las mujeres que tienen parejas masculinas bisexuales).

La PrEP también se recomienda para las personas que se han inyectado drogas en los últimos 6 meses y han compartido las agujas o los implementos, o que han estado en tratamiento contra la drogadicción en los últimos 6 meses.

Si tiene una pareja que es VIH positiva y está considerando quedar embarazada, hable con el médico acerca de la PrEP. Podría ser una opción para ayudarla a protegerse y proteger al bebé.

La PrEP implica tomar medicamentos todos los días y visitar regularmente a un proveedor de atención médica.

Aprenda más sobre cómo protegerse y obtenga información personalizada para satisfacer sus necesidades con la Herramienta de reducción del riesgo de VIH de los CDC.

* Mutuamente monógama significa que usted y su pareja solo tienen relaciones sexuales el uno con el otro, y no tienen relaciones sexuales fuera de la pareja.

¿Puedo tomar medicamentos para prevenir contraer el VIH después de una exposición?

Sí. Tomar medicamentos después de haber estado potencialmente expuesto al VIH, llamados medicamentos de profilaxis posexposición (o PEP), puede hacer que no se infecte. Pero la PEP debe comenzarse dentro de las 72 horas siguientes a la posible exposición.

Si cree que ha estado expuesto recientemente al VIH durante una relación sexual (por ejemplo, si se rompió el condón) o al compartir las agujas o los implementos para preparar las drogas (como el algodón, los recipientes o el agua), hable de inmediato con su proveedor de atención médica o un médico de sala de emergencias sobre la PEP. Cuanto antes comience la PEP, mejor. Cada hora cuenta. Si le recetan la PEP, deberá tomar los medicamentos una o dos veces al día por 28 días.

Las personas que estén tomando los medicamentos de la PEP deben seguir usando condones con sus parejas sexuales y prácticas de inyección seguras mientras estén tomando estos medicamentos.

Aprenda más sobre cómo protegerse y obtenga información personalizada para satisfacer sus necesidades con la Herramienta de reducción del riesgo de VIH de los CDC.

¿Puedo vacunarme para prevenir el VIH?

No. En la actualidad no hay una vacuna que prevenga la infección por el VIH ni que trate a las personas infectadas.

Aprenda más sobre cómo protegerse y obtenga información personalizada para satisfacer sus necesidades con la Herramienta de reducción del riesgo de VIH (BETA) de los CDC.

¿Puedo usar microbicidas para prevenir el VIH?

No, los microbicidas son geles, películas o supositorios que pueden matar o neutralizar virus y bacterias. Los investigadores están estudiando los microbicidas vaginales y rectales para ver si pueden prevenir la transmisión sexual del VIH, pero ninguno está disponible para su uso.

Si tengo el VIH, ¿cómo puedo prevenir pasárselo a otras personas?

Hay muchas medidas que puede tomar para reducir el riesgo de transmitirle el VIH a su pareja. Cuantas más medidas tome, más seguro puede estar.

  • Lo más importante que puede hacer es tomar medicamentos para tratar la infección por el VIH (llamados terapia antirretroviral o TARV) de la manera correcta, todos los días. Estos medicamentos reducen la cantidad de virus (o sea, la carga viral) que tiene en la sangre y en los líquidos corporales. Pueden mantenerlo saludable por muchos años, y reducir sustancialmente las probabilidades de transmitirles el VIH a sus parejas si usted tiene una carga viral muy baja o indetectable.
  • Si está tomando medicamentos para tratar el VIH (TARV), siga el consejo de su proveedor de atención médica. Visite a su proveedor de atención médica regularmente y tome siempre los medicamentos según las indicaciones.
  • Use condones en forma correcta cada vez que tenga relaciones sexuales.
  • Elija prácticas sexuales menos riesgosas. Las relaciones sexuales anales son la actividad sexual de mayor riesgo para la transmisión del VIH. Si su pareja es VIH negativa, es menos riesgoso si ella es la persona insertiva (activa) en las relaciones sexuales anales y usted es la receptiva (pasiva). Las relaciones sexuales orales son mucho menos riesgosas que las relaciones sexuales anales o vaginales. Las actividades sexuales que no involucren el contacto con líquidos corporales (semen, secreciones vaginales o sangre) no conllevan un riesgo de transmisión del VIH.
  • Si usted se inyecta drogas, no comparta nunca las agujas ni los implementos con nadie.
  • Hable con sus parejas acerca de la profilaxis prexposición (PrEP), o sea, tomar medicamentos de la manera correcta, todos los días, para prevenir la infección por el VIH. Consulte ¿Puedo tomar medicamentos para prevenir contraer el VIH?
  • Hable con sus parejas acerca de la profilaxis posexposición (PEP) si cree que han estado expuestas recientemente al VIH (por ejemplo, si han tenido relaciones sexuales anales o vaginales sin condón o si se rompió el condón durante una relación sexual). Ellas deberán hablar inmediatamente con un proveedor de atención médica (dentro de las 72 horas) después de la posible exposición. Comenzar inmediatamente a tomar los medicamentos de la PEP a diario por 28 días reducirá las probabilidades de que contraigan el VIH.
  • Hágase la prueba para detectar otras enfermedades de transmisión sexual (ETS) y si fuera necesario obtenga tratamiento, y aliente a sus parejas a que hagan lo mismo. Si es sexualmente activo, hágase la prueba al menos una vez al año. Las ETS pueden tener consecuencias a largo plazo en la salud. También pueden aumentar el riesgo de contraer o transmitir el VIH. Encuentre un sitio de pruebas de ETS.

También aliente a sus parejas VIH negativas a que se hagan la prueba del VIH para que estén seguras de no tener el VIH y puedan tomar medidas para mantenerse sanas. Consulte ¿Cuándo debo hacerme la prueba? Para encontrar un sitio de prueba cercano, llame al 1-800-CDC-INFO (232-4636), visite http://hivtest.cdc.gov/es, o envíe un mensaje de texto con su código postal a KNOW IT (566948). También pueden usar un kit de prueba para el hogar.

Aprenda más sobre cómo proteger a sus parejas y obtener información personalizada para satisfacer sus necesidades con la Herramienta de reducción del riesgo de VIH (BETA) de los CDC.

¿Cómo puedo prevenir contraer el VIH al consumir drogas?

Dejar de inyectarse o de consumir otras drogas puede reducir mucho sus probabilidades de contraer o transmitir el VIH. Si se sigue inyectando drogas, use solamente agujas e implementos estériles. Nunca comparta las agujas ni los implementos.

Si usa una aguja o los implementos que usó una persona que tiene el VIH, se pone en riesgo muy alto de contraerlo. Además, cuando las personas están drogadas, tienen más probabilidades de tener relaciones sexuales riesgosas, lo cual aumenta sus probabilidades de contraer o el transmitir el VIH.

La mejor manera de reducir su riesgo de contraer el VIH es dejar de consumir drogas. Quizás necesite ayuda para dejar de consumir drogas o para consumir menos; hay muchos recursos disponibles. Hable con un consejero, un médico u otro proveedor de atención médica sobre el tratamiento para el abuso de sustancias. Para encontrar un centro de tratamiento cercano, consulte las herramientas de búsqueda de SAMHSA.gov o AIDS.gov, o llame al 1-800-662-HELP (4357).

Si se sigue inyectando drogas, estas son algunas cosas que puede hacer para reducir el riesgo de contraer el VIH y otras infecciones:

  • Use únicamente agujas e implementos nuevos estériles cada vez que se inyecte. En muchas comunidades hay programas de intercambio de agujas donde puede obtener agujas e implementos nuevos, y algunas farmacias pueden vender las agujas sin receta.
  • Nunca comparta las agujas ni los implementos.
  • Limpie las agujas usadas con cloro solamente cuando no pueda conseguir nuevas. Limpiarlas con cloro puede reducir el riesgo de infección por el VIH, pero no lo elimina.
  • Use agua esterilizada para preparar las drogas.
  • Límpiese la piel con una gaza nueva mojada en alcohol antes de inyectarse.
  • Tenga cuidado de no ensuciarse las manos, ni de ensuciar la aguja o los implementos con la sangre de otra persona.
  • Deseche las agujas de manera segura después de un solo uso. Use un recipiente para objetos cortopunzantes o mantenga las agujas usadas lejos de las demás personas.
  • Hágase la prueba del VIH por lo menos una vez al año.
  • Pregúntele al médico acerca de tomar un medicamento diario para prevenir el VIH (llamado profilaxis prexposición o PrEP).
  • No tenga relaciones sexuales si está drogado. Pero si tiene relaciones sexuales, use un condón de la manera correcta cada vez.

Aprenda más sobre cómo protegerse y obtenga información personalizada para satisfacer sus necesidades con la Herramienta de reducción del riesgo de VIH (BETA) de los CDC.

¿Cómo puedo prevenir transmitirle el VIH a mi bebé?

Si tiene el VIH, lo más importante que puede hacer es tomar medicamentos para tratar la infección por el VIH (llamados terapia antirretroviral o TARV) de la manera correcta, todos los días.

Si está embarazada, hable con su proveedor de atención médica acerca de hacerse la prueba del VIH y de otras maneras de prevenir que usted su hijo contraigan el VIH. A las mujeres embarazadas se les debe hacer la prueba del VIH nuevamente en el tercer trimestre si tienen comportamientos que las ponen en riesgo de contraerlo.

Si es VIH negativa, pero su pareja es VIH positiva y está considerando quedar embarazada, hable con su médico sobre la profilaxis prexposición (PrEP) para ayudarla a prevenir contraer el VIH. Aliente a su pareja a tomar medicamentos para tratar el VIH (TARV), los cuales reducen significativamente las probabilidades de que le transmita el VIH.

Si usted tiene el VIH, tome los medicamentos para tratarlo (TARV) de la manera correcta, todos los días. Si usted recibe tratamiento para el VIH desde principios del embarazo, el riesgo de que le transmita el VIH al bebé puede ser del 2% o menos. Después del parto, puede evitar transmitirle el VIH al bebé si no lo amamanta, ya que la leche materna contiene VIH.

Para obtener más información, consulte El VIH entre las mujeres embarazadas, los bebés y los niños de los CDC.

Aprenda más sobre cómo protegerse y obtenga información personalizada para satisfacer sus necesidades con la Herramienta de reducción del riesgo de VIH (BETA) de los CDC.

Fuente del contenido: Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, traducido por CDC Multilingual Services #262026.

Arriba