Salte directo a la búsqueda Salte directo al listado de A-Z Salte directo a la navegación Salte directo al contenido Salte directo a las opciones de la página
Página principal

fotografía de un niño mirando televisión y comiendoConsejos para los padres: Ideas para ayudar a que los niños mantengan un peso saludable

Usted probablemente ya lo ha leído en los periódicos y lo ha visto en las noticias: en los Estados Unidos, la cantidad de niños y adolescentes obesos ha continuado en aumento en las últimas dos décadas.1 Quizás usted se pregunte: ¿Por qué los médicos y científicos se preocupan por esta tendencia? Y tal vez como padre de familia o adulto que se interesa en este tema se pregunte: ¿Qué pasos podemos seguir para ayudar a evitar la obesidad en nuestros niños? Esta página ofrece respuestas a algunas de las preguntas que pueda tener y le proporciona recursos para ayudarle a mantener la salud de su familia.

¿Por qué se considera a la obesidad infantil un problema de salud?

Los médicos y los científicos están preocupados por el aumento de la obesidad en niños y jóvenes porque la obesidad puede conducir a los siguientes problemas de salud:

  • Enfermedad cardiaca, causada por:
    • altos niveles de colesterol o
    • hipertensión arterial
  • Diabetes tipo 2
  • Asma
  • Apnea del sueño
  • Discriminación social

La obesidad infantil se asocia a diversos efectos en la salud. Los niños y adolescentes obesos pueden sufrir efectos inmediatos en su salud y corren el riesgo de padecer de problemas de salud relacionados con el peso en la edad adulta.

Los riesgos psicosociales

Algunas de los efectos del sobrepeso infantil y adolescente son psicosociales. Los niños y adolescentes obesos son objeto de una temprana y sistemática discriminación social.2 El estrés psicológico de la estigmatización social puede originar una baja autoestima que, a su vez, puede obstaculizar el funcionamiento académico y social y persistir en la edad adulta.3

Riesgos de enfermedades cardiovasculares

Se ha descubierto que los niños y adolescentes obesos tienen factores de riesgo de enfermedad cardiovascular (ECV), como niveles altos de colesterol, presión arterial alta y la tolerancia anómala a la glucosa. En una muestra poblacional de personas de 5 a 17 años de edad, casi el 60% de los niños con sobrepeso presentaron al menos un factor de riesgo de ECV, y el 25% de niños con sobrepeso tenían dos o más factores de riesgo de ECV.2

Riesgos adicionales para la salud

Otras afecciones menos comunes asociadas con el aumento de peso incluyen asma, esteatosis hepática, apnea del sueño y diabetes tipo 2.

  • El asma es una enfermedad de los pulmones en la que las vías respiratorias se bloquean o se estrechan causando dificultad para respirar. Los estudios han identificado una asociación entre el sobrepeso infantil y el asma4, 5.
  • La esteatosis hepática es la degeneración grasa del hígado originada por una alta concentración de enzimas hepáticas. Al bajar de peso las enzimas hepáticas se normalizan.2
  • La apnea del sueño es una complicación menos común por sobrepeso en niños y adolescentes. Se trata de un trastorno respiratorio que sucede al dormir y se define como una interrupción de la respiración durante el sueño que dura por lo menos 10 segundos. La apnea del sueño se caracteriza por ronquidos fuertes y respiración dificultosa. Durante la apnea del sueño, los niveles de oxígeno en la sangre pueden bajar drásticamente. Un estudio ha estimado que la apnea del sueño se presenta en aproximadamente el 7% de los niños con sobrepeso.6
  • Cada vez se reportan más casos de diabetes tipo 2 en niños y adolescentes con sobrepeso.7 Si bien la diabetes y la intolerancia a la glucosa, un factor precursor de la diabetes, son efectos en la salud comunes de la obesidad en adultos, la diabetes tipo 2 solo ha comenzado a emerger como problema de salud en niños y adolescentes en años recientes. La aparición de la diabetes en la infancia o la adolescencia puede ocasionar complicaciones avanzadas tales como enfermedades cardiovasculares e insuficiencia renal.8

Además, los estudios han demostrado que los niños y adolescentes obesos son más propensos a la obesidad en la adultez.9, 10

¿Qué puedo hacer como padre o tutor legal para ayudar a evitar el sobrepeso en mis niños?

Para ayudar a su hijo a mantener un peso saludable, tiene que lograr un equilibrio entre las calorías que su hijo ingiere con los alimentos y bebidas y las calorías que usa cuando realiza actividad física y en su proceso de crecimiento normal.

Recuerde que para los niños y adolescentes obesos y con sobrepeso, el objetivo es reducir la tasa de aumento de peso, pero al mismo tiempo permitir el crecimiento y desarrollo normales. Los niños y adolescentes NO DEBEN iniciar dietas para bajar de peso sin consultar con un proveedor de atención médica.

Cómo balancear las calorías: ayude a los niños a adoptar hábitos de alimentación saludables

Una de las maneras de equilibrar calorías es comer alimentos que proporcionan una nutrición adecuada y una cantidad de calorías adecuada. Usted puede ayudar a que los niños aprendan a ser conscientes de lo que comen adoptando hábitos de alimentación saludables, preparando versiones más saludables de sus platillos preferidos y reduciendo las tentaciones de alto contenido calórico.

fotografía de un hombre y dos niños comiendoFomente hábitos de alimentación saludables.
Alimentarse de forma saludable no tiene ningún secreto. Para ayudar a sus niños y su familia a adoptar hábitos de alimentación saludables:

  • Ofrezca una variedad de verduras, frutas y productos integrales.
  • Incluya leche y productos lácteos bajos en grasa o descremados.
  • Elija carnes magras, aves, pescado, lentejas y frijoles para ingerir proteínas.
  • Sirva porciones de tamaño razonable.
  • Anime a su familia a beber mucha agua.
  • Limite las bebidas endulzadas con azúcar.
  • Limite el consumo de azúcar y grasas saturadas.

¡Recuerde que los cambios pequeños a diario pueden crear la receta del éxito!

Para más información sobre nutrición, visite Cómo encontrar una versión más sana de usted mismo: Basado en las guías alimentarias para los estadounidenses [PDF-255K]. (English)

Prepare versiones más saludables de los platillos preferidos.
Con apenas unos pocos cambios en las recetas que prepara normalmente y que su familia disfruta, puede hacer que los platos sean más saludables y tan buenos como siempre. 

fotografía de un niño comiendo helado¡Retire de la vista las tentaciones que contienen muchas calorías!
Si bien se puede disfrutar de todo con moderación, reducir las tentaciones de alto contenido calórico ricas en grasa y azúcar o los refrigerios salados, también puede ayudar a que sus niños adopten hábitos de alimentación saludables. ¡Solo permita que sus niños las coman de vez en cuando, para que así sean verdaderas golosinas! Estos son ejemplos de golosinas fácil de preparar, con poca grasa y azúcar, y que tienen 100 calorías o menos:

  • Una manzana mediana
  • Una banana mediana
  • 1 taza de arándanos
  • 1 taza de uvas
  • 1 taza de zanahorias, brócoli o pimientos verdes con 2 cucharadas de hummus

Cómo balancear las calorías: ayude a los niños a mantenerse activos

Otra forma de equilibrar calorías es realizar una cantidad apropiada de actividad física y evitar el sedentarismo en exceso. Además de ser divertido para los niños y adolescentes, la actividad física regular tiene muchos beneficios para la salud, por ejemplo:

  • Fortalecimiento de los huesos
  • Disminución de la presión arterial
  • Reducción del estrés y la ansiedad
  • Aumento de la autoestima
  • Ayuda para controlar el peso

Ayude a los niños a mantenerse activos.
Se recomienda que los niños y los adolescentes hagan por lo menos 60 minutos de actividad física moderada casi todos los días, preferentemente en forma diaria.11 Recuerde que los niños imitan a los adultos. Agregue una actividad física a su rutina diaria y anime a su hijo para que le acompañe.

Algunos ejemplos de actividad física moderada son:

  • Caminar a paso rápido
  • Jugar al "corre que te alcanzo"
  • Saltar la cuerda
  • Jugar al fútbol (soccer)
  • Natación
  • Bailar

fotografía de dos niños con un juego de vídeoReduzca el sedentarismo.
Además de fomentar la actividad física, ayude a los niños a evitar el exceso de sedentarismo. Aunque está muy bien pasar un tiempo tranquilo para leer y hacer la tarea, limite a no más de 2 horas por día el tiempo que sus niños ven televisión, juegan videojuegos o navegan por internet. Además, la Academia Americana de Pediatría (AAP) recomienda que los niños menores de 2 años de edad no vean televisión.12 En su lugar, anime a sus niños a que busquen actividades divertidas más activas para realizar en forma individual o con la familia.

¿Desea saber más?

Aquí le ofrecemos algunos recursos adicionales para que usted (y su niño) puedan utilizar para ayudarles a alcanzar o mantener un peso saludable con actividad física y alimentos saludables.

Para padres y tutores

we canWe Can (¡Podemos)! [PDF-3.2Mb]
Este programa nacional de educación está creado para padres y personas que cuidan niños para ayudar a que los niños entre 8 y 13 años de edad se mantengan saludables.

Calculadora de IMC (Índice de masa corporal) para niños y adolescentes (English)
¿Se preocupa por el peso de su niño? Para los niños, el IMC se utiliza para detectar el sobrepeso, pero no es una herramienta de diagnóstico. Para más información, consulte Sobre el IMC para niños y adolescentes. (English)

Actividad física para todos (English)
Proporciona información sobre actividad física para usted y sus niños.

FruitsandVeggiesMatter.gov (English)
Sitio web con excelentes recetas e información sobre como incluir frutas y verduras en las comidas diarias.

Cómo evitar errores en el tamaño de las porciones
¿Los tamaños de las raciones le confunden? ¡Pruebe el juego de control de las porciones de los CDC!

MyPyramid.gov
Proporciona explicaciones personalizadas sobre cómo equilibrar sus alimentos e incluye un juego interactivo para niños.

Niños Activos, Familias Sanas [PDF-3.2Mb]
La actividad fisica es más importante de lo que usted se imagina.
(versión para imprimir)

SOLO para niños

¡Hazte cargo de tu salud! Salud guia para jóvenes! - The Weight-control Information Network (WIN) (NIDDK)
Tal vez te sientes agobiado por la escuela, las actividades extracurriculares, la presión de tus amigos y la relación con tu familia. Sin embargo, los hábitos saludables como una alimentación sana y la costumbre de hacer actividad física regularmente son muy importante.

BAM! Body and Mind (cuerpo y mente) (English)
Para divertirte y mantenerte activo y saludable.

My Pyramid Blast Off Game (English)
(juego con la pirámide alimenticia) Para aprender cómo despega la nave espacial en la pirámide de alimentos.

Referencias bibliográficas

1 Ogden CL, Carroll MD, Curtin LR, McDowell MA, Tabak CJ, Flegal KM. Prevalence of overweight and obesity in the United States, 1999-2004. JAMA 2006;295(13):1549–1555.

2 Dietz W. Health consequences of obesity in youth: Childhood predictors of adult disease. Pediatrics 1998;101:518–525.

3 Swartz MB and Puhl R. Childhood obesity: a societal problem to solve. Obesity Reviews 2003; 4(1):57–71.

4 Rodriguez MA, Winkleby MA, Ahn D, Sundquist J, Kraemer HC. Identification of populations subgroups of children and adolescents with high asthma prevalence: findings from the Third National Health and Nutrition Examination Survey. Arch Pediatr Adolesc Med 2002;156:269–275.

5 Luder E, Melnik TA, Dimaio M. Association of being overweight with greater asthma symptoms in inner city black and Hispanic children. J Pediatr 1998;132:699–703.

6 Mallory GB, Fiser DH, Jackson R. Sleep-associated breathing disorders in morbidly obese children and adolescents. J Pediatr 1989;115:892–897.

7 Fagot-Campagna A, Narayan KMV, Imperatore G. Type 2 diabetes in children: exemplifies the growing problem of chronic diseases [Editorial]. BMJ 2001;322:377–378.

8 Must A, Anderson SE. Effects of obesity on morbidity in children and adolescents. Nutr Clin Care 2003;6:1;4–11.

9 Whitaker RC, Wright JA, Pepe MS, Seidel KD, Dietz WH. Predicting obesity in young adulthood from childhood and parental obesity. N Engl J Med 1997; 37(13):869–873.

10 Serdula MK, Ivery D, Coates RJ, Freedman DS. Williamson DF. Byers T. Do obese children become obese adults? A review of the literature. Prev Med 1993;22:167–177.

11 http://www.aap.org/family/tv1.htm, accessed 12/18/06.

12 This physical activity recommendation is from the Dietary Guidelines for Americans 2005

Volver al comienzo


Ícono de enlaces externosLos enlaces a organizaciones no federales se ofrecen solamente como un servicio a nuestros usuarios. Estos enlaces no constituyen un respaldo de los CDC ni del gobierno federal a estas organizaciones o a sus programas, ni debe inferirse respaldo alguno. Los CDC no se hacen responsables por el contenido de las páginas web de organizaciones individuales que pueda encontrar en estos enlaces.

Contáctenos:
  • Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades
    1600 Clifton Rd
    Atlanta, GA 30333
  • 800-CDC-INFO
    (800-232-4636)
    TTY: (888) 232-6348
    24 Horas/Todos los días
  • cdcinfo@cdc.gov
GobiernoUSA.gov, el portal oficial del Gobierno de los EE.UU. en españolDepartamento de Salud y Servicios Humanos
Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades   1600 Clifton Rd. Atlanta, GA 30333, USA
800-CDC-INFO (800-232-4636) Línea TTY: (888) 232-6348 Comuníquese con CDC–INFO
Índice A-Z
  1. A
  2. B
  3. C
  4. D
  5. E
  6. F
  7. G
  8. H
  9. I
  10. J
  11. K
  12. L
  13. M
  14. N
  15. Ñ
  16. O
  17. P
  18. Q
  19. R
  20. S
  21. T
  22. U
  23. V
  24. W
  25. X
  26. Y
  27. Z