Saltar directamente a búsqueda Saltar directamente al índice A-Z de los CDC Saltar directamente al menú de navegación Saltar directamente a la página de opciones Saltar directamente al contenido del sitio

Seguridad ante desastres para mujeres embarazadas y padres de recién nacidos

Ilustración de una mujer embarazada con varios iconos de preparación

Los desastres, como incendios forestales,* huracanes e inundaciones,* pueden ser impredecibles y devastadores. Vea recomendaciones generales para prepararse antes de que ocurra un desastre y saber qué hacer, si sucediera uno, para ayudar a que usted y su familia se mantengan sanos y salvos.

Prepárese para una emergencia o un desastre

Los desastres pueden causar miedo y ser estresantes, especialmente si está embarazada o tiene un bebé. Usted puede tomar las siguientes medidas ahora que la ayudarán a prepararse para una emergencia y sobrellevarla mejor si llegara a ocurrir.

  • Hable con su médico y otro proveedor de atención médica acerca de dónde recibirá la atención prenatal o dará a luz a su bebé si el consultorio de su médico o el hospital están cerrados.
  • Si está cerca de la fecha de parto, sepa cuáles son los signos del trabajo de parto* y hable con su proveedor de atención médica sobre qué hacer en caso de emergencia.
  • Esté informada:* consulte a su agencia para el manejo de emergencias* local para averiguar cómo recibir alertas de emergencias (como alertas de texto).
  • Cree un plan de comunicación familiar* para establecer la forma en que usted y su familia se comunicarán entre sí y qué medidas tomarán en diferentes tipos de situaciones.
  • Prepare un kit de emergencia* que incluya suministros de alimentos y agua para 3 días, suministros médicos, incluso medicamentos, suministros para el cuidado y la seguridad del bebé, aparatos electrónicos y documentos importantes, como la lista de teléfonos de emergencia.
  • Planifique de antemano cómo ayudar a su bebé a dormir en forma segura si tiene que evacuar su casa. Su bebé está más seguro cuando duerme boca arriba en su propio espacio (p. ej., una cuna portátil o un moisés) sin almohadas, mantas o juguetes.
Ilustración de un médico hablando con una mujer embarazada sobre un kit de emergencia

Una vez que esté fuera de peligro inmediato, continúe con su atención prenatal, aunque no sea con su médico de atención primaria.

Qué hacer durante un desastre e inmediatamente después de que ocurra.

Futuros padres

Las mujeres embarazadas tienen necesidades médicas especiales. Si está embarazada o piensa que podría estarlo, usted y su pareja pueden tomar las siguientes medidas para mantenerse sanos y salvos en el caso de que ocurra un desastre.

  • Si tiene algún signo de trabajo de parto,* llame a su proveedor de atención médica o al 911, o vaya al hospital inmediatamente, si es seguro salir.
  • Si tienen que evacuar su casa, estén preparados para salir rápidamente y tengan listo el kit de emergencia.*
  • Si se queda en un refugio o en un tipo de alojamiento temporal, avísele al personal lo más pronto posible que está embarazada y si tiene algún problema de salud.
  • Si tiene con usted las vitaminas prenatales u otros medicamentos recetados, siga tomándolos de acuerdo con las indicaciones.
  • Una vez que esté fuera de peligro inmediato, continúe con su atención prenatal, aunque no sea con su médico de atención primaria. Dígale al médico o a otro proveedor de atención médica si tiene problemas de salud y si necesita ayuda para conseguir sus vitaminas prenatales o medicamentos.
  • Protéjase contra las infecciones lavándose las manos con frecuencia y manteniéndose alejada de las personas enfermas. Si se enferma, hable de inmediato con un proveedor de atención médica.
  • Durante desastres, es posible que se liberen sustancias químicas* dañinas en el medioambiente, provenientes de negocios y otros lugares. Escuche los anuncios de los funcionarios de emergencias acerca de la seguridad química y las medidas que quizás necesite tomar para protegerse. Si tiene preguntas sobre la exposición a sustancias químicas durante el embarazo, llame a MotherToBaby* al 1-866-626-6847. Para comunicarse con la línea nacional de los centros de control de intoxicaciones y envenenamientos, llame al 1-800-222-1222.
  • Para ayudar a controlar el estrés físico, tome suficiente agua limpia y descanse con la mayor frecuencia posible. Para ayudar a aliviar el estrés emocional, hable con un proveedor de atención médica, un amigo o un familiar sobre lo que siente y lo que la preocupa.
Ilustración de una mujer metiendo al bebé en la cuna con palabras de sueño seguro

Su bebé está más seguro cuando duerme boca arriba. Coloque al bebé en su propio espacio para dormir (p. ej., una cuna portátil o un moisés), sin almohadas, mantas o juguetes.

Padres de bebés

Un desastre puede dificultar el acceso a la atención médica y los suministros que sean necesarios. Los padres y los cuidadores de bebés pueden tomar las siguientes medidas para mantener a sus familias sanas y salvas en el caso de que ocurra un desastre.

  • Si tienen que evacuar, estén preparados para salir rápidamente y tengan listo su kit de emergencia* con los suministros para el cuidado del bebé, como sus alimentos y una cuna portátil.
  • Si amamanta a su bebé, siga haciéndolo. Si le da leche de fórmula, use fórmula ya preparada, si puede. Es posible que no haya agua limpia disponible para mezclar la fórmula o lavar los biberones. Aprenda más sobre cómo alimentar a los bebés durante los desastres. Si tiene preguntas sobre la exposición a sustancias químicas durante la lactancia llame a MotherToBaby* al 1-866-626-6847. Para comunicarse con la línea nacional de los centros de control de intoxicaciones y envenenamientos, llame al 1-800-222-1222.
  • Si se queda en un refugio o en un tipo de alojamiento temporal, avísele al personal lo más pronto posible que tiene un recién nacido.
  • Si no está en su casa durante un desastre, tome estas medidas para ayudar a su bebé a dormir seguro.*
  • Si usted o su bebé usan medicamentos recetados y los tiene con usted, continúe tomándolos o dándoselos al bebé de acuerdo con las indicaciones.
  • Tan pronto como resulte seguro, hágase un chequeo de posparto si le corresponde, aunque no sea con su médico habitual. Dígale si necesita ayuda para conseguir sus medicamentos recetados. Si no está lista para quedar embarazada, puede pedir un suministro de píldoras, parches o anillos anticonceptivos que sea suficiente para varios meses, o considerar la posibilidad de usar un método anticonceptivo* que prevenga el embarazo por un periodo prolongado.
  • Tan pronto como sea seguro hacerlo, vea a un médico o a otro proveedor de atención médica para los chequeos de rutina del bebé o si le preocupa un problema de salud, aun si no es con el médico habitual del bebé. Avísele si necesita ayuda para conseguir los medicamentos recetados de su bebé.
  • Para ayudar a aliviar el estrés emocional, hable con un proveedor de atención médica, un amigo o un familiar sobre lo que siente y lo que la preocupa.

* Los enlaces a sitios web pueden llevar a páginas en inglés o español.

TOP