Atención adultos, ¡ustedes también necesitan vacunas!

Médico hablando con un paciente adulto sobre las vacunas.

Las vacunas no son solo para los niños, por eso, siga el calendario de vacunación de los CDC para adultos.* Seguirlo puede ayudar a prevenir que se enferme y que falte al trabajo o la escuela.

Como adulto, la vida lo mantiene ocupado y con muchas responsabilidades, ¡pero no se olvide de cuidarse a usted mismo! Cada año en los Estados Unidos miles de adultos se enferman gravemente y son hospitalizados por enfermedades que las vacunas pueden ayudar a prevenir. Estas enfermedades pueden ser mortales para muchos adultos. Para obtener la mejor protección, ¡asegúrese de estar vacunado!

La necesidad de ponerse vacunas no se va con la edad. De hecho, hay determinadas edades de la vida adulta a las que se recomienda ponerse vacunas. Además, la protección de las vacunas que recibió cuando era niño puede desaparecer con el tiempo y ahora hay más vacunas disponibles.

Hable con su profesional de atención médica sobre qué vacunas son adecuadas para usted.

Hay muchos factores que determinan qué vacunas necesita, como su edad, estilo de vida, estado de salud y vacunas que recibió durante su vida. Como adulto, se le recomiendan vacunas para proteger contra lo siguiente:

  • La influenza estacional (gripe):* Todas las personas de 6 meses en adelante deberían ponerse la vacuna contra la influenza todos los años, ya que es la mejor forma de reducir el riesgo de contraer esta enfermedad y de tener complicaciones potencialmente graves.
  • La tosferina, también conocida como pertussis:* Se recomienda que las mujeres se pongan la vacuna Tdap (contra el tétanos, la difteria y la tosferina) durante cada embarazo y que los adultos que no se la hayan puesto antes se la pongan una vez.
  • El tétanos y la difteria:* Se recomienda ponerse la vacuna Td cada 10 años.
  • La culebrilla:* Se recomienda la vacuna contra el herpes zóster (culebrilla) para los adultos de 50 años o mayores.
  • Las enfermedades neumocócicas:* Se recomiendan dos vacunas antineumocócicas para los adultos de 65 años o mayores. A los adultos menores de 65 que tengan ciertas afecciones o que fumen cigarrillos se les podría recomendar una de las vacunas o las dos.

Médico hablando con una mujer sobre sus vacunas.

Hable con su médico sobre las vacunas que necesita.

También es posible que necesite otras vacunas para estar protegido contra el virus del papiloma humano* (que puede causar ciertos cánceres), la enfermedad meningocócica,* la hepatitis A,* la hepatitis B,*la varicela,* el sarampión, las paperas y la rubéola.*

Ponerse vacunas es una de las formas más seguras* de proteger su salud. Los efectos secundarios de las vacunas* suelen ser leves (como dolor en el sitio de la inyección) y desaparecer solos. Es muy raro que se produzcan efectos secundarios graves.

Las vacunas no son solo para los niños; por eso, siga el calendario de vacunación para adultos de los CDC.* Seguirlo puede ayudar a prevenir que se enferme y que falte al trabajo o la escuela.

También es importante que se proteja cuando viaje,* sea por trabajo o placer. Según el lugar donde viaje, las vacunas lo pueden proteger contra enfermedades que son muy infrecuentes en los Estados Unidos, como la fiebre amarilla.

¿Dónde se puede vacunar?

Puede vacunarse en el consultorio de su profesional de atención médica, en farmacias, centros de salud comunitarios, el departamento de salud y quizás, incluso, en su lugar de trabajo. Para buscar un proveedor de vacunas cercano a usted, visite http://vaccine.healthmap.orgExternal.*

La mayoría de los planes de seguro médico cubre el costo de las vacunas recomendadas. Pídale los detalles a su proveedor de seguro médico y una lista de proveedores de vacunas. Si no tiene seguro médico, visite http://www.cuidadodesalud.govExternal para obtener más información sobre las opciones de cobertura de atención médica.

* Los enlaces a sitios web pueden llevar a páginas en inglés o español.

Esta página fue revisada el: 26 de marzo de 2019