Saltar directamente a búsqueda Saltar directamente al índice A-Z de los CDC Saltar directamente al menú de navegación Saltar directamente a la página de opciones Saltar directamente al contenido del sitio

Protéjase y proteja a su familia contra la influenza

Familia que juega en la nieve

La actividad de la influenza (gripe) ha aumentado considerablemente en los Estados Unidos en las últimas semanas. Si bien la vacunación contra la influenza es la manera más importante de prevenir la enfermedad, los medicamentos antivirales contra la influenza son lo más importante para tratar la infección por el virus de la influenza. Estudios han mostrado que el tratamiento temprano con un medicamento antiviral contra la influenza puede reducir la duración de la fiebre y otros síntomas de la enfermedad, y que también puede reducir el riesgo de tener complicaciones graves.

Los CDC recomiendan el uso de estos medicamentos tan pronto como sea posible en las personas que estén gravemente enfermas o las que presenten síntomas y tengan un alto riesgo de tener complicaciones graves a causa de la influenza.

Para las personas con una edad o un factor médico que las ponga en alto riesgo de complicaciones graves, el pronto tratamiento con un medicamento antiviral contra la influenza puede ser el determinante entre que tengan una enfermedad leve o requieran hospitalización.

En estos momentos la vacunación para prevenir casos futuros de influenza sigue siendo una buena idea. Es probable que haya semanas de actividad de la influenza por venir durante la actual temporada de influenza, por lo que vacunarse todavía puede ofrecer gran protección. Aunque los virus de la influenza A (H3N2) han sido los más comunes hasta la fecha, no es inusual que diferentes virus de este tipo circulen en diferentes momentos de la temporada y la mayoría de las vacunas contra la influenza protegen contra cuatro de los virus que causan la enfermedad.

Tome 3 medidas para combatir la influenza

1. Tome medicamentos antivirales contra la influenza si el médico los receta.

  • Las personas que tienen alto riesgo de sufrir complicaciones por la influenza deben contactar de inmediato a un profesional de la salud si presentan síntomas de esta enfermedad, aun cuando se hayan vacunado esta temporada.
  • Si usted se enferma con influenza, se pueden usar medicamentos antivirales para tratar la enfermedad.
  • Los CDC recomiendan el tratamiento inmediato con medicamentos antivirales de los pacientes gravemente enfermos y los de alto riesgo.
  • Es muy importante que se usen medicamentos antivirales de forma temprana para tratar a los pacientes hospitalizados, las personas con casos graves de influenza y quienes tengan un alto riesgo de complicaciones graves por la influenza debido a su edad o estado de salud.

2. Tome medidas preventivas diarias para ayudar a evitar la propagación de microbios.

  • Cuando sea posible, trate de evitar el contacto cercano con personas enfermas. Si usted se enferma, limite lo más que pueda el contacto con los demás para evitar contagiarlos.
  • Lávese frecuentemente las manos con agua y jabón durante por lo menos 20 segundos. Si no hay agua y jabón disponibles, use un desinfectante para manos a base de alcohol. También limpie y desinfecte las superficies y los objetos que puedan estar contaminados con microbios como los de la influenza.
  • Evite tocarse los ojos, la nariz y la boca porque así es como se propagan los microbios. Cúbrase la boca y la nariz con un pañuelo desechable cuando tosa o estornude.

3. Si todavía no se ha vacunado en esta temporada, vacúnese ahora. ¡No es demasiado tarde!

  • Mientras los virus de la influenza estén circulando, la vacunación debería continuar durante toda la temporada, incluso en enero o después.
  • Se recomienda que todas las personas de 6 meses de edad o más se vacunen contra la influenza todos los años, con pocas excepciones.
  • La vacuna contra la influenza se usa para prevenir esta enfermedad, no para tratarla.
  • Esta vacuna protege contra 3 o 4 virus diferentes de la influenza.
  • Toma dos semanas después de la vacunación para que el sistema inmunitario responda completamente y que los anticuerpos brinden protección.
  • Se prevé que todavía haya muchas más semanas de actividad de la influenza en esta temporada, así que aún hay tiempo para vacunarse si no lo ha hecho. Mientras los virus de la influenza estén circulando, la vacuna puede protegerlo contra esta enfermedad.
  • Un recordatorio importante para los padres y cuidadores: Algunos niños de 6 meses a 8 años requerirán dos dosis de la vacuna contra la influenza para lograr una protección adecuada contra esta enfermedad. Los niños en este grupo de edad que se vacunen por primera vez necesitarán dos dosis de la vacuna, con un intervalo de al menos 28 días. Algunos niños que hayan recibido la vacuna contra la influenza anteriormente también pueden necesitar dos dosis. El médico de su hijo u otro miembro del personal de atención médica le pueden decir si su hijo necesita dos dosis.
  • Los CDC generalmente realizan estudios durante toda la temporada de influenza para ayudar a determinar qué tan bien están funcionando las vacunas contra la influenza. Pese a que la eficacia de las vacunas puede variar, estudios recientes, hechos por investigadores de los CDC y otros expertos, indican que la vacuna contra la influenza reduce el riesgo de la enfermedad en un 30 a 60 % entre la población general cuando los virus que hay en la vacuna son similares a los que se están propagando en la comunidad.
Abuelo con su nieto en los hombros

Algunas personas tienen un alto riesgo de presentar complicaciones graves relacionadas con la influenza, como los niños pequeños y los adultos a partir de los 65 años de edad.

¿Quién está en riesgo?

Todos están en riesgo de contraer la influenza. Aunque las cifras varían, en los Estados Unidos millones de personas se enferman, cientos de miles son hospitalizadas y miles o decenas de miles mueren por causa de la influenza todos los años. Los CDC estiman que la influenza ha causado entre 9.2 millones y 35.6 millones de casos de la enfermedad; entre 140 000 y 710 000 hospitalizaciones; y entre 12 000 y 56 000 muertes al año desde el 2010.

Algunas personas tienen un alto riesgo de presentar complicaciones graves relacionadas con la influenza —como la neumonía— o de que empeore una afección crónica que tengan. Para quienes tengan alto riesgo de complicaciones es especialmente importante que se vacunen en cada temporada. También es importante que estas personas hablen de inmediato con un médico acerca de tomar antivirales si presentan síntomas de la influenza. Entre las personas con alto riesgo se incluyen las siguientes:

Y las personas que tienen ciertas afecciones como las siguientes:

  • Asma
  • Afecciones neurológicas y del desarrollo neurológico (incluidos los trastornos del cerebro, la médula espinal, los nervios periféricos y los músculos como la parálisis cerebral, la epilepsia [trastornos convulsivos], los accidentes cerebrovasculares, la discapacidad intelectual, los retrasos moderados a graves en el desarrollo, la distrofia muscular o las lesiones de la médula espinal).
  • Enfermedades pulmonares crónicas (como la enfermedad pulmonar obstructiva crónica [epoc] y la fibrosis quística).
  • Enfermedades cardiacas (como cardiopatía congénita, insuficiencia cardiaca congestiva y arteriopatía coronaria).
  • Personas con obesidad extrema (índice de masa corporal [IMC] de 40 o más).
  • Para obtener una lista completa de las afecciones que presentan alto riesgo, visite https://espanol.cdc.gov/enes/flu/about/disease/high_risk.htm

Es especialmente importante que las personas en estos grupos de alto riesgo se vacunen, pero también es muy importante que obtengan atención médica rápido si presentan síntomas de influenza.

Para obtener más información acerca de la gravedad de la influenza y de los beneficios de la vacuna y el tratamiento contra esta enfermedad, hable con el médico de su familia o visite el sitio web de los CDC sobre la influenza.

  • Esta página fue revisada el: 7 de febrero de 2018
  • Esta página fue modificada el: 7 de febrero de 2018
  • Fuente del contenido:
  • Centro a cargo del mantenimiento de esta página: Oficina del Director Adjunto de Comunicaciones, Subdivisión de Medios Digitales, División de Asuntos Públicos
TOP