Saltar directamente a búsqueda Saltar directamente al índice A-Z de los CDC Saltar directamente al menú de navegación Saltar directamente a la página de opciones Saltar directamente al contenido del sitio

Concientización sobre el cáncer de próstata

¿Debo hacerme la prueba de detección del cáncer de próstata?

Es importante que los hombres hablen con su médico acerca de las pruebas de detección. Este video ayuda a los hombres a entender sus opciones para hacerse la prueba de detección del cáncer de próstata.

¿Debe hacerse una prueba de detección del cáncer de próstata?

La respuesta no es igual para todos los hombres. Antes de hacerse la prueba de detección del cáncer de próstata, infórmese acerca de los posibles beneficios y perjuicios de la prueba para que pueda tomar la mejor decisión para usted. Hable de su riesgo de tener cáncer de próstata con el médico para saber qué es lo adecuado para usted.

¿Qué es la prueba de detección del cáncer de próstata?

La prueba de detección busca identificar la enfermedad antes de que cause síntomas. El propósito de la prueba de detección del cáncer de próstata es encontrar temprano el cáncer que podría propagarse si no se trata.

La prueba de detección del cáncer de próstata comienza con un análisis de sangre llamado prueba del antígeno prostático específico (PSA, por sus siglas en inglés). El antígeno prostático específico es una sustancia que produce la próstata. Con esta prueba se mide el nivel del PSA en la sangre. Su nivel podría ser alto si tiene cáncer de próstata. Pero recuerde, el nivel del PSA puede estar alto por muchas razones, como tener un agrandamiento de la próstata, una infección de la próstata o por tomar ciertos medicamentos.

¿Cuáles son los posibles beneficios y perjuicios de hacerse la prueba de detección?

La prueba de detección puede encontrar cáncer que es probable que se propague a otras partes del cuerpo, de manera que pueda tratarse antes de que se extienda. Esto puede reducir la probabilidad de muerte por cáncer de próstata en algunos hombres.

Pero la mayoría de los cánceres de próstata crecen lentamente y no causan ningún problema de salud. Si una prueba detecta un cáncer de lento crecimiento, podría causarle preocupaciones, y llevar a otras pruebas y tratamientos innecesarios que pueden tener graves efectos secundarios.

Además, puede que una prueba del antígeno prostático específico tenga resultados anormales, pero que usted no tenga cáncer de próstata. Esto es lo que se llama un resultado falso positivo. Un resultado falso positivo en la prueba del PSA a menudo lleva a otras pruebas innecesarias.

La única manera de saber si una prueba con resultado anormal se debe al cáncer es con una biopsia. En una biopsia, se extrae una pequeña muestra de tejido de la próstata para analizarla bajo un microscopio y ver si hay cáncer.

Una biopsia de la próstata puede causar lo siguiente:

  • Dolor.
  • Sangre en el semen o eyaculación.
  • Infección.

Los tratamientos más frecuentes para el cáncer de próstata localizado (en estadio temprano) son la operación para extirpar la próstata, la radioterapia y la vigilancia activa (hacerse pruebas regularmente y tratar el cáncer solamente si crece o causa síntomas). Los efectos secundarios de la radioterapia o la operación pueden incluir:

  • Impotencia.
  • Pérdida del control de la vejiga.
  • Problemas intestinales.

Hable con su médico

Si está pensando en hacerse la prueba de detección, usted y su médico deben tener en cuenta lo siguiente:

  • Si usted tiene un mayor riesgo de presentar cáncer de próstata.
  • Si usted tiene algunos problemas de salud que podrían hacer más difícil que se le trate el cáncer de próstata si se le detecta, o que podrían hacer menos probable que usted se beneficie de la prueba de detección.
  • Cómo se siente acerca de los posibles beneficios y perjuicios de la prueba de detección, el diagnóstico y el tratamiento.
  • Esta página fue revisada el: 13 de agosto de 2018
  • Esta página fue modificada el: 25 de septiembre de 2018
  • Fuente del contenido:
TOP