Cómo cuidar a los sobrevivientes de cáncer: La obesidad y el bienestar

Datos breves
  • Dos de cada tres adultos en los Estados Unidos pesan más de lo recomendado.
  • El sobrepeso y la obesidad se asocian a al menos 13 tipos de cáncer.
  • Alrededor del 30 % de los sobrevivientes de cáncer presentan obesidad.

Para obtener más información, consulte Signos Vitales: El cáncer y la obesidad.

¿Por qué es importante reducir los riesgos para la salud relacionados con la obesidad?

La obesidad, una mala alimentación y la falta de actividad física contribuyen a cerca del 40 % de los casos de cáncer en los Estados Unidos, y pueden tener un impacto negativo en el tratamiento del cáncer y la supervivencia de la persona. Los sobrevivientes con enfermedades comórbidas, incluidos los problemas de salud mental, pueden tener un deterioro en la calidad de vida y en la capacidad para hacer cambios conductuales saludables.

Los sobrevivientes que mantienen un peso saludable y hacen actividad física pueden tener lo siguiente:

  • Una respuesta mejor al tratamiento y mejores resultados con respecto a la supervivencia.
  • Una mejor calidad de vida mental y física.
  • Un riesgo menor de recurrencia del cáncer o de presentar un nuevo cáncer.
  • Un riesgo menor de presentar una enfermedad comórbida como la diabetes o enfermedades cardiacas.

¿Qué es lo que funciona?

La Guía de la Comunidad recomienda:

Intervenciones de componentes múltiples en las que se use orientación o consejería respaldada por la tecnología para ayudar a las personas a bajar de peso y a mantener esa reducción.

Programas en el sitio de trabajo para mejorar la alimentación o la actividad física, con el fin de que los empleados bajen de peso, entre ellos consejería conductual y un mejor acceso a alimentos y bebidas saludables.

Los proveedores de atención médica pueden ayudar a los sobrevivientes a mejorar su bienestar.

  • Hable con los sobrevivientes sobre cómo las conductas riesgosas, entre ellas el tabaquismo, el abuso del alcohol y no dormir lo suficiente, afectan la prevención de enfermedades y la supervivencia.
  • Brinde recomendaciones a los sobrevivientes sobre la alimentación y la actividad física.
  • Ayude a los sobrevivientes a alcanzar y mantener un peso saludable al recomendarles que tengan un equilibrio de energía mediante una mayor actividad física, una mejor calidad de la alimentación (por ejemplo, con frutas y verduras) y un consumo limitado de alimentos y bebidas endulzados con azúcar.
  • Identifique y aborde los efectos a largo plazo y tardíos del cáncer y su tratamiento en el bienestar físico y sicosocial de los sobrevivientes, como parte de la evaluación recomendada del nivel de tensión emocional, cuando sea lo indicado.
  • Proporcione atención coordinada, intervenciones de consejería conductual y remisiones para servicios de consejería conductual, cuando sea lo indicado.
  • Asegúrese de que los servicios para el manejo del peso, la cesación del tabaquismo y la consejería conductual sean incluidos en el plan de atención para la supervivencia, cuando sea lo indicado.
Esta página fue revisada el: 20 de junio de 2018