Saltar directamente a búsqueda Saltar directamente al índice A-Z de los CDC Saltar directamente al menú de navegación Saltar directamente a la página de opciones Saltar directamente al contenido del sitio

Consejos para las familias sobre la seguridad del sol

Foto de una mujer y sus niños con sombreros y camisas de manga larga

Algunas maneras de protegerse del sol cuando esté al aire libre incluyen usar artículos de protección solar como un sombrero de ala ancha y gafas de sol para protegerse la cara y los ojos y usar una camisa de manga larga y pantalones o una falda larga para obtener protección adicional.

Vea la hoja informativa [PDF-1.9MB]

Casi 5 millones de personas al año reciben tratamiento contra el cáncer de piel en los Estados Unidos. El cáncer de piel puede ser grave, costoso y, a veces, incluso mortal. Afortunadamente, la mayoría de los cánceres de piel se pueden prevenir.

  • Se sabe que los rayos ultravioleta (UV)— provenientes del sol o de fuentes artificiales como las camas solares—causan cáncer de piel.
  • El daño causado por la exposición a los rayos UV se acumula a lo largo del tiempo, así que la protección contra el sol debe comenzar a una edad temprana.

Protéjase y proteja a su familia del cáncer de piel.

Protéjase del sol cuando esté al aire libre

  • Quédese en la sombra, en especial durante las horas del mediodía. Esto es de 10 a.m. a 4 p.m., de marzo a octubre, y de 9 a.m. a 3 p.m., de noviembre a febrero. Las sombrillas o quitasoles, los árboles u otro tipo de refugio pueden proporcionar resguardo del sol.
  • Tenga más cuidado en las superficies que reflejan los rayos del sol, como la nieve, la arena, el agua y el concreto.
  • Use artículos de protección solar como un sombrero de ala ancha y gafas de sol para protegerse la cara y los ojos.
  • Las gafas de sol protegen los ojos de los rayos UV y reducen el riesgo de tener cataratas y otros problemas de la vista. Las gafas de sol envolventes, que bloquean tanto los rayos UVA como los UVB, ofrecen la mejor protección al impedir que los rayos UV entren por el lado.
  • Cuando sea posible, use una camisa de manga larga y pantalones o una falda larga para obtener protección adicional. Si eso no es práctico, póngase una camiseta o un vestido o túnica de playa.
  • Aplíquese una capa gruesa de filtro solar de amplio espectro con SPF 15 o más alto al menos 15 minutos antes de salir afuera, incluso en días nublados o con el cielo cubierto. Vuelva a aplicarse el filtro solar al menos cada dos horas y después de meterse al agua, nadar, sudar o secarse con una toalla.

Limite la exposición a los rayos UV: Desaliente el bronceado en interiores y en exteriores

Los rayos UV son más intensos

  • Durante el final de la mañana hasta la mitad de la tarde.
  • Cerca de la línea del ecuador.
  • Durante los meses de verano.
  • En lugares que se encuentran a gran altitud.

Recuerde que las quemaduras de sol y el daño a la piel pueden ocurrir incluso en días nublados o con el cielo cubierto.

El bronceado en interiores y en exteriores comienzan a menudo en la adolescencia y continúan en la edad adulta. No espere para enseñarles a sus hijos acerca de los peligros del bronceado. Los niños pueden ser más receptivos que los adolescentes, así que comience la conversación temprano, antes de que empiecen a tomar el sol o a broncearse en interiores. Por ejemplo, usted puede hacer lo siguiente:

  • Ayudar a los preadolescentes y adolescentes a entender los peligros del bronceado para que puedan tomar decisiones saludables.
  • Hablarles para que eviten broncearse, especialmente antes de eventos especiales como las fiestas de bienvenida, de graduación o para las vacaciones de primavera.
  • Desalentar el bronceado, incluso antes de un evento único como la fiesta de graduación. La exposición a los rayos UV se acumula a lo largo del tiempo. Cada vez que una persona se broncea, aumenta su riesgo de tener cáncer de piel.

El bronceado en interiores:

  • Expone a los usuarios a intensos niveles de rayos UV, una causa conocida de cáncer.
  • No ofrece protección contra futuras quemaduras de sol. Un “bronceado base” es en realidad un signo de daño a la piel.
  • Puede propagar gérmenes que pueden causar graves infecciones en la piel.
  • Puede causar lesiones graves. Las quemaduras y los accidentes causados por el bronceado en interiores envían a más de 3000 personas al año a la sala de emergencias.

La Administración de Alimentos y Medicamentos de los EE. UU. dice que el bronceado en interiores no debe ser usado por nadie menor de 18 años. Muchos estados restringen el uso del bronceado en interiores por parte de menores. No existe tal cosa como un bronceado seguro.

Elija estrategias de seguridad frente al sol que funcionen

Un filtro solar de amplio espectro con SPF 15 o más alto es importante, pero no debe ser la única defensa contra el sol. Para obtener la mejor protección, póngase a la sombra y use ropa, un sombrero de ala ancha y gafas de sol, así como filtro solar.

TOP