¿Cuáles son los beneficios y perjuicios de las pruebas de detección?

Foto de un médico y un paciente mirando su historial médico

Antes de tomar una decisión, los hombres deben hablar con su médico sobre los beneficios y los perjuicios del examen de detección del cáncer de próstata.

El Grupo de Trabajo Sobre Servicios Preventivos de los EE. UU. es una organización formada por médicos y expertos en enfermedades, que estudian las investigaciones acerca de las mejores maneras de prevenir las enfermedades y hacen recomendaciones sobre las formas en que los médicos pueden ayudar a sus pacientes a evitar enfermedades o a detectarlas temprano.

En el 2018, el Grupo de Trabajo Sobre Servicios Preventivos de los EE.UU. hizo las siguientes recomendaciones sobre la prueba de detección de cáncer de próstata:

  • Los hombres de entre 55 y 69 años de edad deben tomar la decisión personal acerca de si van a hacerse la prueba de detección de cáncer de próstata mediante la prueba del antígeno prostático específico (PSA, por sus siglas en inglés).
  • Antes de tomar la decisión, los hombres deberían hablar con el médico sobre los beneficios y los perjuicios de hacerse la prueba de detección de cáncer de próstata, incluidos los beneficios y los perjuicios de otras pruebas y otros tratamientos.
  • Los hombres de 70 años de edad y mayores no deben hacerse la prueba de detección de cáncer de próstata de forma rutinaria.

La meta de la prueba de detección de cáncer de próstata es hallar los cánceres que podrían tener un riesgo alto de propagación si no son tratados, y hallarlos de forma temprana antes de que se propaguen. Sin embargo, la mayoría de los cánceres de próstata crecen lentamente o no lo hacen para nada.

Posibles beneficios de hacerse la prueba de detección

Los beneficios de hacerse la prueba de detección de cáncer de próstata podrían incluir:

  • Hallar los cánceres de próstata que podrían tener un riesgo alto de propagación, para poder tratarlos antes de que se propaguen. Esto puede reducir la probabilidad de muerte por cáncer de próstata en algunos hombres.
  • Algunos hombres prefieren saber si tienen cáncer de próstata.

Posibles perjuicios

Por cada 1000 hombres de entre 55 y 69 años de edad a quienes se les haga la prueba de detección se podría prevenir alrededor de 1 muerte.

Por cada 1000 hombres a quienes se les haga la prueba de detección se podría prevenir que 3 de ellos presenten cáncer de próstata que se propague a otras partes del cuerpo.

Los posibles perjuicios de hacerse la prueba de detección de cáncer de próstata incluyen aquellos que puedan ocurrir a causa de la prueba misma, el diagnóstico y el tratamiento.

Posibles perjuicios a causa de la prueba de detección

Resultados falsos positivos de la prueba: Esto ocurre cuando un hombre recibe resultados anormales en la prueba del PSA, pero no tiene cáncer de próstata. Los resultados falsos positivos a menudo conducen a la realización de pruebas innecesarias, como una biopsia de la próstata. Pueden hacer que los hombres se preocupen por su salud. Los hombres mayores tienen más probabilidades de recibir resultados falsos positivos en la prueba.

Posibles perjuicios a causa del diagnóstico

Con la prueba de detección se halla el cáncer de próstata en algunos hombres que nunca hubieran tenido síntomas del cáncer en su vida. El tratamiento de hombres que no hubieran tenido síntomas ni hubieran muerto por el cáncer de próstata puede hacer que tengan complicaciones debido al tratamiento, pero no se beneficien de él. Esto se denomina sobrediagnóstico.

El cáncer de próstata se diagnostica mediante una biopsia de la próstata. En una biopsia, se extrae una pequeña muestra de tejido de la próstata para analizarla en un microscopio y observar si hay células cancerosas. Los hombres mayores tienen más probabilidades de tener complicaciones después de una biopsia de la próstata.

Una biopsia de la próstata puede causar:

  • Dolor.
  • Sangre en el semen o eyaculación.
  • Infección.

Posibles perjuicios a causa del tratamiento

Los tratamientos para el cáncer de próstata más comunes son la operación para extirpar la próstata y la radioterapia.

Los perjuicios más comunes a causa del tratamiento contra el cáncer de próstata son:

  • Incontinencia urinaria (cuando se orina accidentalmente). Alrededor de 1 de cada 5 hombres a quienes se opera para extirpar la próstata pierde el control de la vejiga.
  • Disfunción eréctil (impotencia). Alrededor de 2 de cada 3 hombres a quienes se opera para extirpar la próstata presentan impotencia y alrededor de la mitad de los hombres que reciben radioterapia presentan impotencia.
  • Problemas intestinales, incluidas la incontinencia fecal (cuando se defeca accidentalmente) y la urgencia (la necesidad súbita e incontrolable de defecar). Alrededor de 1 de cada 6 hombres que reciben radioterapia tiene problemas intestinales.
Esta página fue revisada el: 21 de junio de 2018