Saltar directamente a búsqueda Saltar directamente al índice A-Z de los CDC Saltar directamente al menú de navegación Saltar directamente a la página de opciones Saltar directamente al contenido del sitio

Por qué la vacuna contra el VPH es importante para mi familia: la historia de una sobreviviente de cáncer de cuello uterino

A una mamá joven se le vino el mundo encima cuando le diagnosticaron cáncer de cuello uterino. Entérese de lo que está haciendo para proteger a sus hijos de los cánceres asociados al VPH. Creado: el 16 de septiembre del 2013 por el Centro Nacional de Inmunización y Enfermedades Respiratorias. Fecha de publicación: el 16 de septiembre del 2013. Nombre de la serie: Podcasts destacados de los CDC.

Transcripción

[Locutor] Este programa es una presentación de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades.

Hola, mi nombre es Jackie. Soy mamá de dos niños maravillosos y soy una sobreviviente de cáncer de cuello uterino. Esta es mi historia.

Varios años atrás, antes de que mi hija naciera, tuve algunos resultados anormales en pruebas de Papanicoláu que requirieron que me hiciera más pruebas. Mi doctor me dijo que tenía el tipo de virus de papiloma humano o VPH que puede causar cáncer.

Después de que nació mi hija, todas mis pruebas de Papanicoláu fueron normales. No fue hasta mi primera prueba de Papanicoláu después de que nació mi hijo que los resultados regresaron anormales, y mi médico me dijo que necesitaba hacerme una biopsia para saber la razón. La biopsia mostró que tenía cáncer de cuello uterino, y mi doctor me envió a un oncólogo—un médico especializado en el tratamiento del cáncer. Por suerte, el cáncer estaba en sus primeras etapas, sin embargo, me tuvieron que hacer una histerectomía total. Esa fue la peor noticia que he recibido con relación a mi salud.

Mi marido y yo hemos estado juntos por 15 años y estamos tan agradecidos por nuestros dos hijos preciosos, pero queríamos tener por lo menos un bebé más, lo que ahora no sucederá.

Aunque me hayan encontrado el cáncer temprano, las complicaciones continúan impactando mi vida y la de mi familia. Siento que estoy en el médico todo el tiempo, y que siempre estoy preocupada por las pruebas de seguimiento. Además, todas estas citas médicas son una cosa más con la que tengo que lidiar y quitan mucho tiempo que podría pasar con mi familia, amigos y cumpliendo con mis responsabilidades diarias.

La peor parte es que cada vez que el teléfono suena, me da pánico de que sea mi oncólogo que me está llamando y no puedo respirar hasta que me da los resultados. Tengo la esperanza de que viviré una vida larga y saludable, pero siempre sigue dando vueltas en mi cabeza que el cáncer puede regresar.  Sé que soy una de las personas afortunadas.

Nunca le desearía esto a nadie y haré todo lo posible para que mi hijo y mi hija no pasen por esta experiencia tan horrible. Sé que no puedo evitar que contraigan muchos de los cánceres, pero sé que la mayoría de los cánceres por VPH se pueden prevenir con la vacuna contra este virus. Por lo tanto, he decidido proteger a mis hijos vacunándolos a tiempo. Es tan sencillo como llevarlos al médico para que les ponga la vacuna contra el VPH cuando cumplan 11 años. Le digo a todo el mundo, a mi familia, a mis amigos y a usted, que les pongan a sus hijos la serie de la vacuna contra el VPH para proteger a su familia de los cánceres causados por el VPH.

Para más información, visite www.cdc.gov/cancer.

[Locutor] Para obtener la información de salud más precisa visite www.cdc.gov/español o llame a cualquier hora al 1-800 CDC-INFO, es decir, 1-800-232-4636.

TOP