Las preocupaciones monetarias afectan la manera en que algunos pacientes de cáncer toman los medicamentos recetados

Foto de un hombre preocupado con botellas de medicamentos recetados

Muchas personas con cáncer le hacen cambios a su medicación porque les preocupa no poder pagar lo que los médicos les recetan.

Muchas personas con cáncer le hacen cambios a su medicación porque les preocupa no poder pagar lo que los médicos les recetan.

Si le dijeron que tiene cáncer, es importante que hable con su médico principal y con un especialista en cáncer con el fin de hacer un plan para el tipo de tratamiento que necesita y para cumplir con todo en ese plan. No obstante, un artículo de la revista Cancer afirma que alrededor de 3 de cada 10 personas con cáncer cambian su tratamiento debido a las preocupaciones monetarias. Esto sucede con más frecuencia en las personas entre 18 y 64 años de edad.

Si tiene preocupaciones acerca del costo de su tratamiento, es importante que hable de esto con sus médicos. Los médicos pueden ayudar a hacerle cambios a su plan de tratamiento para que sea menos costoso, pero que siga siendo seguro y eficaz para controlar el cáncer. Si hace cambios por su cuenta, puede que no reciba el mejor tratamiento posible.

Maneras en que las personas tratan de ahorrar dinero en los medicamentos contra el cáncer

Las personas tratan de reducir los costos de muchas maneras. Pero puede que algunas no sean seguras o no den muy buen resultado para su cáncer. Algunas de estas maneras son:

  • No tomar el medicamento todas las veces. Por ejemplo, puede que solo tomen el medicamento dos veces al día cuando se supone que deben tomarlo tres veces al día.
  • No tomar la cantidad completa del medicamento. Por ejemplo, puede que solo tomen una pastilla cuando se supone que deben tomar dos cada vez.
  • Posponer el surtido de las recetas. Por ejemplo, puede que esperen dos o tres días después de que se les acabe una ronda de medicamentos antes de surtir la siguiente.
  • Preguntarles a los médicos si hay un medicamento que cueste menos y que puedan tomar en lugar del otro.
  • Comprar los medicamentos recetados para el cáncer de otro país, como México o Canadá.
  • Usar tratamientos alternativos cuya eficacia no está comprobada.

¿Qué se puede hacer para ayudar con los costos?

Debido a que la atención médica a menudo es muy costosa, es natural preocuparse acerca de los costos, especialmente si ya se tienen problemas monetarios. No obstante, en lugar de tratar de reducir los costos por su cuenta, usted puede intentar otras opciones:

  • Hable con su médico y especialista en cáncer acerca de maneras de reducir los costos que no afecten su tratamiento.
  • Comuníquese con su departamento de salud local. Es posible que sepan de agencias en el área que ofrezcan servicios de atención médica gratuitos o más baratos. Ahorrar costos en los servicios, aunque no sean para los medicamentos, le ayudará a ahorrar dinero en todo su tratamiento.
Imagen para compartir
En los Estados Unidos, es más probable que los sobrevivientes de cáncer especialmente quienes tienen menos de 65 años y otras afecciones cambien por las razones económicas la manera en la que toman los medicamentos recetados, que las personas sin antecedentes de cáncer. Cambiar la forma de tomar los medicamentos recetados para ahorrar dinero puede significar saltearse alguna dosis, tomar dosis menores de lo que ha sido recetado, retrasar la siguiente compra de medicamentos recetados, pedirle al médico medicamentos que cuesten menos, y comprar los medicamentos en otro país.
Esta página fue revisada el: 16 de julio de 2019