Saltar directamente a búsqueda Saltar directamente al índice A-Z de los CDC Saltar directamente al menú de navegación Saltar directamente a la página de opciones Saltar directamente al contenido del sitio

Robert S., Sobreviviente de cáncer de colon

Foto de Robert S.“Afortunadamente, debido a que el cáncer fue hallado lo suficientemente temprano, la operación fue exitosa. Pero nunca lo hubieran encontrado de forma temprana si yo no me hubiera hecho la prueba de detección,” dice Robert.

Edad al momento del diagnóstico: 51

Tengo dos hijos, y soy un esposo y vendedor que viaja por todo el país como parte de su trabajo. He tenido una vida plena. He visto a mi hija graduarse de la universidad y luego obtener un posgrado, y a mi hijo graduarse de la escuela secundaria superior. Ahora que nuestros dos hijos ya no viven con nosotros, mi esposa y yo estamos comenzando el próximo capítulo de nuestra vida juntos.

En el 2016, me di cuenta de que me estaba cansando más; pensé que era por los viajes. Decidí ir al médico para hacerme un chequeo. Le hablé sobre hacerme una colonoscopia, aunque no había tenido ningún síntoma, además de sentirme cansado. Quería hacerme una prueba de detección porque habían pasado 7 años desde mi última colonoscopia. Además, mi padre tuvo cáncer de colon cuando tenía solamente 45 años y sobrevivió. Hoy en día mi padre tiene 75 años y su salud es relativamente buena. (Nota del editor: El Grupo de Trabajo sobre Servicios Preventivos de los Estados Unidos recomienda que los adultos de 50 a 75 años de edad se hagan la prueba de detección de cáncer colorrectal. La decisión de realizarse una prueba de detección después de los 75 años de edad tiene que tomarse según cada caso en particular. Si usted tiene más de 75 años de edad, pregúntele al médico si debe hacerse la prueba de detección. Sin embargo, si usted es como Robert y tiene un riesgo mayor de presentar cáncer colorrectal, debe hablar con el médico sobre cuándo comenzar a hacerse las pruebas de detección, cuál prueba es la que debe hacerse y con qué frecuencia debe hacérsela).

Me hice la colonoscopia el 10 de enero del 2017. Si bien no se encontraron pólipos durante esta prueba de detección (o en cualquier otra prueba de detección que me había hecho antes), el médico tomó muestras de tejido para realizar una biopsia. Una semana más tarde, llegaron los resultados y mostraron que sí tenía cáncer de colon. El 2 de febrero del 2017, me operaron para extirpar el cáncer.

Afortunadamente, debido a que el cáncer fue hallado lo suficientemente temprano, la operación fue exitosa. Pero nunca lo hubieran encontrado de forma temprana si yo no me hubiera hecho la prueba de detección.

Ahora estoy instando a mi esposa a que se haga una colonoscopia. Las personas me dicen que tienen temor de hacerse la prueba de detección y de lo que podría revelar la prueba. Pero yo creo que da más miedo si uno tiene un tumor que el médico no puede extirpar. Tengo hermanos, y todos ellos se han hecho la prueba de detección. Uno de mis hermanos frecuentemente tiene pólipos que son extirpados.

Si yo no me hubiera hecho la prueba de detección, no hubiera podido ver a mi hijo cuando partió a la universidad, o disfrutar de este nuevo capítulo de mi vida con mi esposa y mi familia. Ahora tengo una perspectiva positiva sobre la vida que tengo por delante. También he comenzado a hacer ejercicio nuevamente y a cambiar mi alimentación. He comenzado a volver a ser quien era. Haberme realizado la prueba de detección me ha hecho querer disfrutar cada día.

TOP