Testimonio de sobreviviente de Tamika

Foto de Tamika F.
“Soy la prueba viviente de que las pruebas de detección pueden encontrar cáncer de cuello uterino en sus etapas iniciales, cuando el tratamiento es más eficaz.”

—Tamika F., Sobreviviente de cáncer de cuello uterino
Edad al momento del diagnóstico: 25

Cuando tenía 25 años, vivía en Washington, DC, donde trabajaba como productora de televisión, y amaba la vida que llevaba. Me sentía súper bien y saludable, por lo que dejé pasar unos cuántos años mis pruebas de Papanicoláu. Pensé que podrían esperar.

Cuando finalmente me hice un chequeo, recibí el susto de mi vida. Tenía cáncer de cuello uterino. Quedé devastada y me pregunté cómo era posible: era demasiado joven y fuerte para que me pasara eso.

Mi médico me recomendó una histerectomía radical, lo cual significaría que no podría tener hijos, algo que siempre había anhelado. Busqué otras opiniones médicas para entender mis opciones. Pero al final, me hicieron una histerectomía. También recibí quimio y radioterapia.

Estaba deprimida, pero con el apoyo de mi familia y amigos, terminé el tratamiento.

¡Ya no tengo cáncer y disfruto de la vida! Aprendí lo importante que es hacerse pruebas habituales de Papanicoláu. Si no me hubiera hecho esa prueba, con la que me diagnosticaron el cáncer, a lo mejor no estaría aquí hoy. Soy la prueba viviente de que las pruebas de detección pueden encontrar cáncer de cuello uterino en sus etapas iniciales, cuando el tratamiento es más eficaz.

El Papanicoláu realmente sirve para prevenir cáncer de cuello uterino. Puede detectar cambios precancerosos en el cuello uterino que pueden ser tratados antes de que se conviertan en cáncer. Soy una gran creyente de lo importante que es decirles a las mujeres sobre los beneficios del Papanicoláu. Es más, en el 2005, fundé Tamika y sus amigas, una organización comunitaria sin fines de lucro que busca aumentar la concientización sobre el cáncer de cuello uterino y el virus del papiloma humano (VPH).

Espero que otras mujeres aprendan de mi experiencia y se hagan las pruebas de Papanicoláu en la forma recomendada.

Esta página fue revisada el: 7 de agosto de 2019