Sangre

Algunos parásitos se transmiten por la sangre. Esto significa lo siguiente:

  1. El parásito puede hallarse en el torrente sanguíneo de las personas infectadas.
  2. El parásito se puede contagiar a otras personas por la exposición a la sangre de la persona infectada (por ejemplo, por una transfusión de sangre o por compartir agujas o jeringas contaminadas con sangre).

Algunos ejemplos de enfermedades parasitarias transmitidas por la sangre son tripanosomiasis africana, babesiosis, mal de Chagas, leishmaniasis, malaria y toxoplasmosis. En la naturaleza, muchos parásitos transmitidos por la sangre son diseminados por insectos (vectores), por lo que también se las conoce como enfermedades transmitidas por vectores. Toxoplasma gondii no es transmitido por un insecto (vector).

En los Estados Unidos, el riesgo de transmisión por vectores es muy bajo para esos parásitos, excepto por algunas especies de Babesia.

Microscopic red blood cells

Transfusiones de sangre

Son muchos los factores que influyen en el hecho de que los parásitos que pueden hallarse en el torrente sanguíneo puedan transmitirse por una transfusión de sangre. Algunos ejemplos de esos factores incluyen:

  • qué parte del ciclo de vida del parásito transcurre en la sangre;
  • cuántos parásitos podría haber en la sangre (es decir, la concentración o nivel del parásito);
  • cuánto tiempo permanece el parásito en el cuerpo, en personas tratadas y no tratadas; y
  • cómo afecta el parásito a las personas. Por ejemplo, si las personas infectadas se sienten mal, tal vez no quieran donar sangre o no se les acepte su donación y se las rechace.

Algunos parásitos pasan la mayor parte de su ciclo de vida o todo el ciclo de vida en el torrente sanguíneo, como las especies de Babesia y Plasmodium. Algunos parásitos, como Trypanosoma cruzi, pueden hallarse en la sangre al principio de una infección (fase aguda) y luego a niveles mucho más bajos más adelante (fase crónica de la infección). Otros parásitos solo migran (viajan) por la sangre para llegar a otra parte del cuerpo.

Es posible que haya casos de parásitos transmitidos por transfusión que no se detecten ni se informen, pero el riesgo de infección es muy bajo comparado con la cantidad de transfusiones de sangre. En los Estados Unidos, desde 1980, se han publicado informes de casos de babesiosis (más de 150), malaria (aprox. 50) y mal de Chagas (aprox. 5) asociados con transfusión. Desde 1965, se han publicado informes de toxoplasmosis asociada con transfusión (aprox. 4).

Más información: Herramientas para investigar posibles casos de enfermedades parasitarias asociadas con transfusión

Análisis de donantes de sangre

A los candidatos a donantes de sangre se les pregunta si tuvieron babesiosis o mal de Chagas. Si la respuesta es “sí”, no se acepta la donación de sangre de esa persona.

A los candidatos a donantes de sangre también se les pregunta por sus viajes internacionales recientes. A las personas que viajaron a un área en la que hay transmisión de malaria no se les acepta una donación de sangre durante 1 año después de su regreso a los Estados Unidos. No se aceptan donaciones de antiguos residentes de áreas en las que hay transmisión de malaria durante 3 años. Tampoco pueden donar sangre las personas a las que se les ha diagnosticado malaria sino hasta 3 años después de concluido el tratamiento, si en ese período no han presentado síntomas de la enfermedad.

La sangre donada se analiza para detectar diversos agentes infecciosos. Actualmente, la mayor parte del suministro de sangre en los EE. UU. se analiza para detectar Trypanosoma cruzi (el parásito que causa el mal de Chagas). Si el resultado es positivo, el centro de donación tratará de notificar al donante. Las personas con un resultado positivo deben consultar a un proveedor de atención médica. Los proveedores de atención médica pueden comunicarse con los CDC para un análisis confirmatorio e información sobre el manejo, incluido el tratamiento.

Más información: Chagas y análisis de donantes de sangre

Esta página fue revisada el: 18 de octubre de 2016