Saltar directamente a búsqueda Saltar directamente al índice A-Z de los CDC Saltar directamente al menú de navegación Saltar directamente a la página de opciones Saltar directamente al contenido del sitio

Agua

Image of a water fall.

Los parásitos pueden vivir en fuentes naturales de agua. Cuando esté al aire libre, trate el agua antes de beberla para no enfermarse.

El agua es un recurso esencial para la vida. Todos usamos agua todos los días. No solo las personas necesitan beber agua para sobrevivir, el agua también tiene un rol importante en casi todos los aspectos de nuestra vida: desde la recreación a la fabricación de computadoras y realización de procedimientos médicos. No obstante, cuando el agua está contaminada por parásitos, puede provocar diversas enfermedades.

En el mundo, el agua contaminada es un problema grave que puede provocar dolor intenso, discapacidad e incluso la muerte. Las enfermedades comunes relacionadas con el agua y provocadas por parásitos en todo el mundo incluyen dracunculosis, esquistosomiasis, amebiasis, criptosporidiosis (Crypto) y giardiasis. Las personas se infectan y desarrollan estas enfermedades al ingerir o entrar en contacto con agua contaminada por ciertos parásitos. Por ejemplo, las personas que beben agua contaminada con materia fecal que contiene la ameba Entamoeba histolytica pueden contraer disentería amébica (amebiasis). Una persona puede contraer dracunculosis al beber agua que contiene el parásito Dracunculus medinensis. Si una persona con infección por dracunculosis que tiene una herida abierta se introduce en un estanque o pozo que se usa para beber agua, puede diseminar el parásito en el agua y continuar el ciclo de contaminación e infección. La esquistosomiasis puede contagiarse cuando las personas nadan o tiene contacto con lagos de agua dulce contaminados con parásitos del género Schistosoma.

Los estadounidenses que viajen al exterior deberán tomar todas las precauciones necesarias para protegerse de las enfermedades transmitidas por el agua si planean pasar por países con agua potable o aguas recreativas no seguras. Las personas que pasen tiempo en la naturaleza también deben seguir los pasos adecuados para garantizar la seguridad del agua.

Girl in inner tube.

Siga los 6 pasos para nadar de manera saludable a fin de evitar enfermedades transmitidas por aguas recreativas (recreational water illnesses, RWI).

Los parásitos también provocan enfermedades transmitidas por el agua en los Estados Unidos. Tanto las aguas recreativas (agua que se usa para nadar y hacer otras actividades) como el agua potable pueden contaminarse con parásitos y provocar enfermedades. Las enfermedades transmitidas por aguas recreativas (RWI) son aquellas que se transmiten al tragar, respirar o tocar el agua contaminada de piscinas, jacuzzis, lagos, ríos o el océano.

La RWI informada con mayor frecuencia es la diarrea, provocada por parásitos como Cryptosporidium y Giardia intestinalis. Giardia intestinalis también es un parásito común que se encuentra en el agua potable. Tanto Cryptosporidium como Giardia intestinalis se hallan en la materia fecal de una persona o animal infectados. Esos parásitos pueden diseminarse cuando alguien ingiere agua que se contaminó con materia fecal de una persona o animal infectados. Las personas con sistema inmunológico comprometido que entran en contacto con esos parásitos también pueden tener un mayor riesgo de desarrollar enfermedad grave.

Una limpieza e higiene apropiadas también son fundamentales para prevenir las enfermedades transmitidas por el agua. En el mundo, los CDC trabajan para brindar acceso a agua limpia y segura mediante diversos programas y proyectos. En los Estados Unidos, los CDC educan al público sobre cómo desarrollar hábitos saludables para nadar y proteger de los parásitos los pozos de agua privados.

TOP