Signos y síntomas

Los síntomas de la enfermedad por estreptococo del grupo B son diferentes en los recién nacidos en comparación con los de las personas de otras edades que contraen la enfermedad.

En el recién nacido y su madre

Los síntomas de la enfermedad por estreptococo del grupo B pueden parecerse a cualquier otro problema de salud en los recién nacidos y bebés. Los síntomas incluyen:

  • Fiebre
  • Dificultad para alimentarse
  • Irritabilidad o letargo (flacidez o dificultad para despertar al bebé)
  • Dificultad para respirar
  • Color azulado en la piel

Los bebés que la contraen durante la primera semana de vida tienen la “enfermedad por estreptococo del grupo B de inicio temprano”. La mayoría de los bebés que tienen la enfermedad de inicio temprano presentan síntomas el día del nacimiento. Por el contrario, los bebés que la tienen más tarde pueden verse sanos al nacer y durante la primera semana de vida.

Las mujeres que dan a luz un bebé que presenta la enfermedad por estreptococo del grupo B generalmente no se sienten enfermas ni tienen síntomas.

En otras personas

Los síntomas dependen de la parte del cuerpo que está infectada. A continuación, se enumeran los síntomas asociados a las infecciones más comunes causadas por la bacteria estreptococo del grupo B.

Los síntomas de la bacteriemia (infección del torrente sanguíneo) y la septicemia (la respuesta extrema del cuerpo a una infección) incluyen:

  • Fiebre
  • Escalofríos
  • Menor estado de alerta

Los síntomas de la neumonía (infección pulmonar) incluyen:

  • Fiebre
  • Escalofríos
  • Tos
  • Respiración rápida o dificultad para respirar
  • Dolor en el pecho

Las infecciones de la piel y los tejidos blandos a menudo aparecen como una protuberancia (bultito) o área infectada en la piel, que puede:

  • estar enrojecida
  • estar inflamada o ser dolorosa
  • sentirse caliente al tacto
  • estar llena de pus u otro tipo de secreción

Las personas que tengan infecciones de la piel también podrían presentar fiebre.

Las infecciones de los huesos y las articulaciones a menudo aparecen como dolor en el área infectada y también podrían incluir:

  • Fiebre
  • Escalofríos
  • Hinchazón
  • Rigidez o inhabilidad para usar la extremidad o articulación afectadas
Esta página fue revisada el: 17 de mayo de 2019