Diagnóstico y tratamiento de la MFA

Los médicos diagnostican la MFA analizando atentamente los antecedentes médicos de la persona, haciéndole un examen físico y obteniendo una imagen de resonancia magnética para observar imágenes de la médula espinal.

Actualmente, no hay ningún tratamiento específico para la MFA, pero los médicos podrían recomendar diferentes intervenciones según cada paciente.

Diagnóstico

Es importante que las pruebas que ayuden a hacer el diagnóstico (imágenes de resonancia magnética y pruebas de laboratorio de líquido cefalorraquídeo, líquido respiratorio, sangre y heces) se hagan lo antes posible después de que el paciente presente síntomas.

Se pueden usar las siguientes pruebas para ayudar a diagnosticar la MFA: El médico podría:


 Examinar el sistema nervioso.
El médico puede examinar el sistema nervioso del paciente y las partes del cuerpo donde presente debilidad, mal tono muscular y reducción de los reflejos.

 Hacer una resonancia magnética (MRI).
El médico también puede usar una resonancia magnética (MRI) para examinar el cerebro y la médula espinal por si hay cambios en la materia gris de la médula espinal que podrían indicar MFA.

Hacer pruebas de laboratorio.
El médico podría hacer pruebas de laboratorio del líquido cefalorraquídeo (el líquido que está alrededor del cerebro y la médula espinal) para detectar signos de inflamación.

Examinar la conducción nerviosa.
El médico podría examinar la conducción nerviosa (el impulso enviado a lo largo de las fibras nerviosas) y respuesta para ayudar a detectar dónde se está produciendo debilidad.

La MFA puede ser difícil de diagnosticar debido a que comparte muchos de los mismos síntomas de otras enfermedades neurológicas, como la mielitis transversaexternal icon y el síndrome de Guillain-Barré. Los médicos deberían considerar la consultaexternal icon con especialistas en neurología y enfermedades infecciosas a fin de asistir en el diagnóstico de MFA. Pero con la ayuda de pruebas y exámenes, los médicos pueden distinguir entre la mielitis flácida aguda y otras afecciones neurológicas.

Tratamiento

No hay un tratamiento específico para la mielitis flácida aguda, pero un médico especialista en el tratamiento de enfermedades como la MFA puede recomendar ciertas intervenciones caso por caso. Por ejemplo, el médico puede recomendar fisioterapia o terapia ocupacional para ayudar con la debilidad de los brazos o las piernas causada por la MFA. La rehabilitación física podría mejorar los resultados a largo plazo si se implementa durante la fase inicial de la enfermedad.

Los CDC están trabajando en estrecha colaboración con expertos nacionales para comprender mejor cómo tratar la MFA y actualizarán nuestras recomendaciones clínicas cuando se disponga de nueva información. También estamos trabajando para entender los resultados a largo plazo de las personas con MFA.

Esta página fue revisada el: el 29 de diciembre del 2020